El Real Madrid agranda su leyenda en Kiev

1

El Real Madrid lo ha conseguido nuevamente !! El equipo merengue vuelve a proclamarse campeón de la Liga de Campeones de Europa por tercera vez consecutiva, y por decimotercera vez en su historia, al imponerse este sábado 3 a 1 al Liverpool, en la gran final disputada en el Estadio Olímpico de Kiev.

Una final que no pasará a la historia como de las mas vistosas en cuanto a lo futbolístico, pero si por los ingredientes que tuvo, no le faltó nada. En el comienzo, y con el apoyo de su afición rugiendo enfervorizada, el Liverpool comenzó dominando las acciones, y se volcó en forma impetuosa sobre el área madridista.

Pero poco a poco el Madrid logró hacerse del balón y comenzó a manejarlo de mejor manera, y el partido se equilibró. El punto de quiebre estuvo en la lesión del delantero estrella del Liverpool, el egipcio Mohamed Salah, quién se retiró del campo de juego entre llantos, aparentemente con una luxación de hombro.

Minutos después es el lateral del Madrid, Dani Carvajal, quién también con lágrimas en los ojos debe retirarse lesionado; el partido se enfrió y al descanso el marcador reflajaba un justo 0 a 0.

En la segunda mitad, un grosero error del portero Karius, acaba con el primer tanto merengue. Benzema muy astuto, adivina la intención de Karius de jugar rápido con las manos y pone el 1 a 0, un balde de agua fría para los dirigidos por Jurgen Klopp.

El Liverpool se tiró adelante, y consiguió de inmediato el empate; Lovren que gana en el área, y se la baja al senegalés Sadio Mané, que vence a Navas para poner el 1 a 1.

Zidane mueve fichas, Gareth Bale ingresa por Isco para darle mas velocidad a la ofensiva, y el cambio le da resultados de inmediatos. En un centro al área, Bale conecta de izquierda con una pirueta espectacular para anotar el 2 a 1, uno de esos goles que quedarán para siempre en las retinas de los aficionados madridistas.

20180526-636629696194094865_20180526221718-kRQ-U443816691213SCI-980x554@MundoDeportivo-Web

El Liverpool parecía no reaccionar, y de inmediato llega otro golpe duro; Gareth Bale que se anima de afuera del área, una pelota que parecía controlar fácilmente el portero Karius, pero se le escurre entre las manos, y era el 3-1 que sería lapidario para el equipo británico.

Ganó Real Madrid, porque manejó mejor el balón, y además porque aprovechó los groseros errores de su portero Karius, para conseguir de esa manera su soñada “13”, y la tercera de forma consecutiva.

Antony Callero

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s