Historias…Juan Cuadrado y una vida marcada por la tragedia

Necoclí es un poblado de Antioquía (Colombia), donde suelen ser desgraciadamente “muy comunes” los tiroteos entre paramilitares y narcotraficantes.

Corría el año 1992, el pequeño Juan Guillermo tenía solo 4 años de edad; sus padres le habían enseñado de que en caso de escuchar balas, debía tirarse debajo de la cama como protección.

Con el susto atragantado en su garganta, el pequeño un día hizo lo que le pidieron sus padres, Guillermo Cuadrado y Marcela Bello.

Tras calmarse la balacera el pequeño sale hacía afuera de la calle, allí tirado estaba el cuerpo de su padre, víctima mortal del hecho.

El golpe fue muy duro para el pequeño, su madre le llenó de amor y fue su protectora. Se mudaron a Apartadó para alejarse de esa locura, el soñaba con ser futbolista, aunque su madre quería que continuara con los estudios.

Comenzó a jugar en el Urabá de su ciudad, para pasar al Deportivo Río Negro, de la Segunda División. Sus grandes actuaciones hicieron que varios clubes se interesaran en su fichaje.

En el 2008 ficha para el Independiente Medellín, iniciando así una carrera que en poco mas de un año lo llevaría a Europa. Primero al Udinese, después Lecce, Fiorentina, dos temporadas en el Chelsea, y las últimas cuatro en Juventus.

Cuadrado consiguió cumplir su sueño de ser futbolista, su madre fue su guía terrenal, y su padre quién lo guía desde el cielo en todo momento.

Antony Callero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s