Anécdotas…El “Mágico” González, un loco lindo del fútbol que no quiso ser el mejor

Muchos que le vieron jugar o entrenar, dicen que tenía unas condiciones enormes, y que pudo haber estado a la altura de Maradona en su momento, pero su particular forma de vivir la vida, hizo que Jorge “Mágico” González se negara a ser un grande de verdad.

Para el “Mágico” la noche era su día, y el día era para dormir, la desprolijidad con que se manejó en su vida personal, conspiró para que pudiera llegar mas lejos.

El Salvador hizo su debut mundialista en España 1982, su actuación fue mas que discreta, sufriendo 3 derrotas, una incluso 10-1 ante Hungría, en lo que es la mayor goleada en la historia del torneo.

Sin embargo en ese equipo destacaba un delantero de 24 años -que pertenecía al FAS de su país-, que el periodista Rosalio Hernández lo había bautizado como “El Mago”, por su gran habilidad e improvisación.

Pudo haber fichado por el Paris Saint Germain, también el Barcelona se interesó, pero desistieron, creyendo que podría ser un problema, finalmente fue el Cádiz de la Segunda División quién lo contrató.

“El Mágico” dejó una huella imborrable en sus 9 temporadas en el club “marinero”, y también un sinfín de anécdotas.

“Pepe” Mejías era uno de los estandartes del equipo, y a quién el “Mágico” respetaba mucho. Un día estaban concentrados y era la hora de comer y Jorge no aparecía, ni abría la puerta de la habitación.

“Nos concentrábamos el día de partido. Había una charla antes de la comida y luego nos íbamos a la siesta. Después al estadio. Jorge no se presentó en la charla. Y a la hora de comer, el míster, muy atribulado, me dijo: ‘Anda, sube a su habitación que a Rovira (el masajista) ni le abre ni le contesta. Subí a la habitación y de dos patadas tiré la puerta. Y allí estaba el Mago, reliado a las sábanas, sin atenderme. Le levanté los pies y no me contestaba. Le zamarreé y por fin me dijo algo: ‘Déjame dormir, no voy a comer, despiértame a la hora del partido’. ¿Qué estás diciendo?, le respondí con un zapatazo. Tú te vienes conmigo. Lo agarré por la cintura y lo llevé al lavabo y le pude echar agua. Vale, vale, ahora bajo. No, yo bajo contigo. Era tremendo el Mago. Un genio que ha vivido la vida a su manera”, contaba Mejías en esta anécdota.

Maradona, jugador del Barcelona en ese momento, fue consultado una vez si el era el mejor del mundo en ese momento, a lo que el Diego contestó: “No, hay uno mejor que yo. Se llama Jorge González”.

Hugo Vaca era un futbolista argentino que militaba en el Cádiz, y coincidió con “El Mágico” en el primer equipo, sobre él nos dice: “No sé si habría llegado al nivel de Messi o de Maradona, tal vez no porque para él el fútbol era un divertimento y no un oficio, pero lo cierto es que nunca vi a nadie hacer tanto con tan poco esfuerzo. Recuerdo que cuando tocaba el balón, en los estadios, no sólo en El Carranza, se hacía el silencio”.

Héctor “Bambino” Veira entrenó al Cádiz en la temporada 1990-1991, y el “Mágico” lo volvió loco: “si había que entrenar a las 10, llegaba a las 11 al entrenamiento, si lo hacíamos a los 11 se aparecía a las 12”.

Jorge González, el “Mágico”, uno de esos locos lindos que nos ha dado el fútbol, alguien que pudo haber sido un fenómeno, pero prefirió la bohemia.

Antony Callero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s