Historias…Reyes sin corona…”los mágicos magiares”

Hasta ese momento no se había visto nada igual sobre el campo de juego…Marcaron una época, y son reconocidos como el primer gran equipo de la historia, sin embargo son “reyes sin corona”-

Los “mágicos magiares”, o también denominado “equipo de oro”, se mantuvo invicto durante 32 partidos.

Gusztav Sebes era el entrenador de esta selección de Hungría que maravilló al mundo con su juego en la década del 50, un equipo que tenía como base al Honved de Budapest, por ese entonces reconocido como uno de los grandes del continente.

En 1952, Hungría conseguía el oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki con total autoridad, venciendo sucesivamente a Rumania (2-1), Italia (3-0), Turquía (7-1), Suecia (6-0) y en la final 2-0 a Yugoslavia con goles de Ferenc Puskas y Zoltan Czibor.

Un año después visitan Wembley para enfrentar a los inventores del fútbol, Hungría gana 6-3, es la primera derrota de Inglaterra en casa ante un equipo no británico.

El gran Bobby Robson dijo tras este partido: “Vimos un estilo de juego, un sistema, que nunca habíamos visto antes. Ninguno de estos jugadores significaba nada para nosotros. Nosotros no conocíamos a Puskas, ni a ninguno de esteo futbolistas fantásticos. Nuestra formación WM fue inútil frente a estos rivales. Su juego tuvo un efecto profundo, no sólo en mí, sino para todos nosotros”.

Meses después vendría la revancha en Budapest, y allí Hungría vapulea 7-1 a los británicos, en lo que es la peor derrota sufrida en la historia por el equipo de “la rosa”.

Llegaban al Mundial de Suiza 1954 como claros favoritos, solo Uruguay -actual bi campeón del mundo- aparecía como gran rival de riesgo para este equipo húngaro.

Los pronósticos parecían confirmarse, 9-0 a Corea del Sur y 8-3 a Alemania Federal en la fase de grupos, la superioridad de los dirigidos por Sebes era abrumadora.

En Cuartos de Final llegaría el primer gran desafío, Brasil, pero los “mágicos magiares” sacan adelante el encuentro venciendo 4-2 con doblete de Kocsis, Hidegkuti y Lantos.

Uruguay era el próximo escollo, combinado celeste que hasta el momento no sabía lo que era una derrota en Mundiales.

Sin embargo Hungría se adelantó rápido con goles de Czibor y Hidegkuti, parecía tener todo controlado el conjunto europeo, pero Juan Eduardo Hohberg a los 75 y 86 minutos consigue empatar la contienda y forzar la prórroga.

Allí Uruguay no tuvo mas fuerzas, Hungría prevaleció en el juego, y finalizó ganando 4-2, marcando Sandor Kocsis a los 109 y 116 minutos de juego. De esta manera acababan con el invicto celeste, y se metían en la gran final del mundo.

Su rival allí sería Alemania Federal, la misma que habían derrotado 8-3 en la fase de grupos, aunque en esa oportunidad los teutones jugaron con varios suplentes.

Hungría era amplia favorita, y lo confirman de inmediato con los goles de Puskas a los 6 minutos y Kocsis -máximo anotador del torneo- a los 8.

Contra todo pronóstico Alemania salió a plantar cara, Morlock descontó a los 10, y a los 18 Helmuth Rahn empataba la partida (2-2).

Hungría lo intentaba pero no podía llegar al gol, Alemania se salvaba una y otra vez, pero a poco del final el Wankdorfstadion sería mudo testigo del “Milagro de Berna”, cuando Herlmuth Rahn a los 84 minutos anota el 3-2 para los germanos.

El equipo alemán se consagraba campeón del mundo por primera vez, y en el otro bando era todo desazón, el mejor equipo del mundo caía de pie, fallaba justo en el momento mas importante.

Pese a ese traspié, Hungría continuó posteriormente con otro invicto de 18 juegos, hasta que cayó ante Turquía en 1956, pero ya nada era igual.

Ese año estalló la revolución húngara en aquel país, provocando que los soviéticos invadieran su territorio. Los jugadores mas importantes como Ferenc Puskas, Sandor Kocsis, Zoltan Czibor entre otros, no regresaron mas a su país, y así comenzaba a desaparecer la leyenda de los “mágicos magiares”.

La base de aquel equipo maravilloso estaba formada por Gyula Grosics; Jozsef Bozsik, Mihaly Lantos, Jeno Buzansky, Jozsef Zacarias, Gyula Lorant; Mihaly Toth, Ferenc Puskas, Nandor Hidegkuti, Sandor Kocsis y Zoltan Czibor.

Antony Callero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s