Frases…»Dios bendiga a quién haya inventado el fútbol»

El gran «Bambino de Oro», Paolo Rossi nos regaló muchas historias, muchos goles, pero también hermosas frases como esta.

Nacido en la Toscana un 23 de Septiembre de 1956, Paolo alcanzó la cúspide en España 1982, donde se consagró campeón del mundo con la selección de Italia, siendo el máximo anotador del torneo con 6 goles y ganando el Balón de Oro como mejor jugador del mismo.

También ese año la revista francesa «France Football» lo premió con el Balón de Oro europeo como mejor jugador del año.

Cuatro años antes en Argentina, «Pablito» había deslumbrado llevando a Italia al cuarto lugar del torneo, y logrando personalmente la Bota de Plata.

Comenzó su carrera en Vicenza, pasó por el Perugia, regresó posteriormente al Vicenza donde se vio envuelto en el famoso «Totonero», un escándalo que destapó un red clandestina de apuestas ilegales, que involucraba a jugadores, entrenadores y directivos de varios equipos.

A consecuencia de ello Paolo Rossi fue inhabilitado por 2 años de la práctica profesional de fútbol.

Igualmente Juventus confió en Paolo, y también Enzo Bearzot, quién lo llevó al Mundial 82 pese a su larga inactividad.

En la «Vecchia Signora», si bien Rossi no brilló como en el Mundial, fue importante en la obtención de los Scudettos de 1982 y 1984, y la Copa de Europa de 1985.

Posteriormente tuvo un pasaje por el Milán, para cerrar su carrera en la temporada 86-87 en el Hellas Verona.

Fue comentarista televisivo tras su retiro, hasta que su fallecimiento nos sorprendió a todos un 9 de Diciembre de 2020 en Siena, tenía solo 64 años de edad.

Antony Callero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s