Curiosidades…Perucchini se manda uno de los “bloopers” del año

Ocurrió este Jueves en el Stadio Renzo Barbera (Palermo), jugaban Ascoli y Palermo por la Jornada 17 de la Serie B Italiana.

Al minuto 26 un defensor cede la pelota atrás al portero, pero Filippo Perucchini se enredó con el mismo en los pies, y el balón acabó en el fondo de la red, convirtiéndose así en uno de los “bloopers” mas destacados del 2018.

El local Palermo -líder del torneo- acabó ganando el juego 3 a 0, ya que Chochev y Szyminski aumentaron la cuenta en el tramo final del mismo, pero sin dudas el gol de Perucchini quedará en la mejor anécdota.

Antony Callero

Anécdotas…La guerra, el fútbol y una tregua de Navidad…

En Junio de 1914, Europa se vio conmovida por el primer gran conflicto bélico del Siglo XX, la Primera Guerra Mundial.

El asesinato de Francisco Fernando de Austria, heredero del trono del Imperio austro-húngaro, fue el hecho que desencadenó todo, y que tuvo como principales protagonistas a los Imperios Alemán, Austro-húngaro, Otomano, Ruso y Británico, además de Francia e Italia.

El 28 de Julio el Imperio austro-húngaro invadió Serbia, mientras que por otro lado, el Imperio Alemán ingresó en territorios de Bélgica, Luxemburgo y Francia, lo que provocó que Rusia entrara en acción atacando a los alemanes, cuando estos pretendían ir hacia París.

En 1917 estalla la revolución Rusa, la nación se vio envuelta en una cruenta guerra civil que obligó a los rusos a retirarse del conflicto.

Estados Unidos había declarado la guerra al Imperio germano en Abril de 1917, tras el hundimiento del Transatlántico Lusitania, por parte de un submarino alemán. Esto provocó que los americanos lanzaran una ofensiva al año siguiente que hizo que las tropas alemanas retrocedieran. El 11 de Noviembre de 1918 el conflicto llegó a su fin al aceptar Alemania la firma del armisticio.

La anécdota que queremos contar en este artículo ocurrió en Diciembre de 1914, donde los soldados de ambos bandos decidieron hacer una tregua para poder pasar una Navidad en paz.

Los soldados alemanes decoraron árboles de Navidad con luces y entonaron Villancicos navideños, ante la sorpresa de sus enemigos británicos y franceses apostados en sus trincheras.

Desde el otro bando se alzaron las banderas blancas en son de paz, y caminaron para el lado alemán, donde se unieron a sus pares para celebrar ese día tan especial, y que por unas horas los alejaba del horror de la Guerra.

Hacía mucho frío, pero esto no impidió que los dos ejércitos disputaran incluso un partido de fútbol en señal de confraternidad. Se utilizaron buzos como arcos, y el terreno de juego no estaba delimitado, pero nada importaba, era un momento de esparcimiento que se disfrutó a pleno.

Un soldado alemán llamado Johannes Niemann, describió este suceso en su libro diario: “un soldado escocés apareció cargando un balón de fútbol; y en unos cuantos minutos, ya teníamos juego. Los escoceses hicieron su portería con unos sombreros raros, mientras nosotros hicimos lo mismo. No era nada sencillo jugar en un terreno congelado, pero eso no nos desmotivó. Mantuvimos con rigor las reglas del juego, a pesar de que el partido sólo duró una hora y no teníamos árbitro”, expresaba Niemann.

“Muchos pases fueron largos y el balón constantemente se iba lejos. Sin embargo, estos futbolistas amateurs a pesar de estar cansados, jugaban con mucho entusiasmo. Nosotros, los alemanes, descubrimos con sorpresa cómo los escoceses jugaban con sus faldas, y sin tener nada debajo de ellas. Incluso les hacíamos una broma cada vez que una ventisca soplaba por el campo y revelaba sus partes ocultas a sus ‘enemigos de ayer’. Sin embargo, una hora después, cuando nuestro Oficial en Jefe se enteró de lo que estaba pasando, éste mandó a suspender el partido. Un poco después regresamos a nuestras trincheras y la fraternización terminó. El partido acabó con un marcador de tres goles a favor nuestro y dos en contra. Fritz marcó dos, y Tommy uno”, concluía el relato del soldado alemán sobre este episodio curioso que se dio en la Primera Guerra Mundial.

Los altos mandos se mostraron muy enfadados al enterarse de la tregua que habían impuesto ambos bandos, pero al otro día todo era ya historia, la confraternidad había concluido, las armas se volvían a cargar y volvían a ser enemigos en el campo de batalla.

Antony Callero.

Curiosidades…Conan Doyle…un apellido ilustre en la portería del Portsmouth

¿Quién no leyó alguna vez las historias de Sherlock Holmes? El famoso detective creado por la pluma de Sir Arthur Conan Doyle, médico y escritor nacido en Edimburgo (Escocia), un 22 de Mayo de 1859. 

En 1876 inició su carrera universitaria, graduándose como médico en 1881, cuatro después recibía el doctorado de Tabes Dorsal.

Durante su etapa universitaria conoció al médico forense Joseph Bell, en el cual se inspiró para crear el legendario personaje de Sherlock Holmes, que lo haría famoso en sus libros.

En 1887 “nace” este particular detective, que con gran poder de observación y mucha inteligencia, resuelve casos “a priori” muy complicados.

El éxito de sus novelas está de mas contarlo, lo que si resulta capaz desconocido y curioso de Arthur Conan Doyle, es su gran amor por el deporte.  

En la Universidad de Edimburgo, además de su gran capacidad para el estudio y la escritura, Conan Doyle destacó como un gran jugador de rugby y de golf, además de practicar boxeo.   

Llegó a ser capitán del Crowborough Beacon Golf Club, y también un destacado juagdor de cricket, disputando 10 partidos como profesional en el Marelybone Cricket Club. Aparte era aficionado a los bolos, y uno de los primeros en introducir el esquí en el Reino Unido.

En 1882 se trasladó a la ciudad de Portsmouth, allí descubriría un nuevo deporte, el fútbol o football, junto a otros compañeros fundaría el Portsmouth Association Football Club, un equipo amateur, donde alistaría como portero, y después como lateral derecho.

Allí en el Portsmouth jugó también en el equipo de rugby, donde destacó sobremanera, y fue capitán del conjunto de Cricket, el deporte donde vivió sus mejores momentos. 

Conocimos hoy una faceta casi desconocida de este famoso escritor, fallecido el 7 de Julio de 1930 en Crowborough.

Antony Callero

Curiosidades…Foulke…un verdadero “peso pesado”

Quizás muchos hayan oído hablar de William Henry Foulke, o el “Fatty” (gordito) como le apodaban en su época.

No se recuerda un jugador con mayor porte físico que el ex portero británico, que defendiera durante 11 temporadas al Sheffield United, y posteriormente al Chelsea y al Bradford City.

Debutó en la Primera División de Inglaterra con el Sheffield United en 1894, siendo campeón de Liga Británica en 1898, y de la FA Cup en 1899 y 1902.

El “gordito” Foulke llegó a pesar 152 kilos, y ayudado de su enorme altura (2,01 metros), imponía respeto dentro de los 3 palos. 

Su jerarquía y sus muy buenas actuaciones lo llevaron a ser un indiscutido en la selección de Inglaterra, con la cuál disputó 91 partidos. 

Tras su retiro del fútbol en 1907, fue jugador de Cricket profesional, defendiendo al Derbyshire County Cricket Club. 

Falleció muy joven un 1º de Mayo de 1916  a los 42 años de edad, debido a una cirrosis.  

Antony Callero

Curiosidades…Aldo Simoncini, el portero anti record

De profesión Ingeniero en Informática, Aldo Simoncini tiene un record muy peculiar, es el arquero mas vulnerado a nivel de selecciones FIFA.

El portero de San Marino ha encajado más de 200 goles, en sus 60 apariciones con la selección de su país desde el 2006.

Nacido el 30 de Agosto de 1986, Simoncini milita en el Libertas de su país, aunque en su momento llegó a fichar por el Módena y por el Cesena de Italia, aunque nunca llegó a debutar en ambos equipos. 

En San Marino el fútbol es muy amateur, los futbolistas tienen su empleo, y por la noche entrenan con sus equipos, o con el seleccionado nacional.

Pese a las goleadas recibidas, Simoncini nunca baja los brazos, y entrena para superarse día a día, en una de las peores selecciones del planeta.

Antony Callero

Curiosidades…Pelé y su gol número 1000 desatan la locura en el Maracaná

Fue un 19 de Noviembre de 1969, pasaron ya 49 años, ese día “O Rei” Pelé marcó su gol número 1.000.

Ocurrió en un partido entre Santos y Vasco da Gama, disputado en el mítico Estadio de Maracaná.

El juego estaba 1 a 1, cuando a los 78 minutos el árbitro pita un penalti para el Santos. No era un penalti cualquiera, Pelé llevaba 999 goles hasta ese momento, y sería el encargado del remate.

 Frente suyo estaba Edgardo Andrada, portero de Vasco, e ídolo de su afición. Pero nada detendría a Pelé, remató abajo y pese a que Andrada llegó a tocar el balón, la pelota entró y Pelé comenzaba a ser leyenda.

Fue tal la locura en el Estadio, que hasta los propios hinchas de Vasco celebraron el gol, mientras victoreaban el nombre de Pelé.

Los fotógrafos se lanzaron al campo de juego para inmortalizar ese momento. Tal fue el descontrol que el partido estuvo parado 25 minutos por este hecho. Se reanudó y Santos mantuvo la ventaja, venció 2-1 y la fiesta fue completa.   

Años después el portero Andrada recordaba ese momento: “Me sentí solo contra el mundo…el ruido era ensordecedor… hasta los hinchas del Vasco estaban contra mí”.

Tras el gol el portero dijo que “Estaba devastado. Quería detener el penal desesperadamente. No quería pasar a la historia como aquel arquero”.

“La mayoría de los espectadores en el Maracaná querían ver el gol, pero los jugadores del Vasco hicieron todo lo posible por impedirlo. Me exasperaron, me decían que el gol no iba a suceder ese día. Pero fue el destino. Algo tenía que pasar para que yo tuviera una ocasión, y así fue”, dijo Pelé en una entrevista.

“Por primera vez en mi carrera me sentí realmente nervioso…Andrada estaba en un excelente momento. Nunca había sentido una presión igual; estaba temblando. Pero me sobrepuse y… ¡goooooool! Qué sensación increíble. El estadio se vino abajo”, dijo Pelé sonriendo.

Antony Callero

Curiosidades…Lo que te devoraste…

Este Domingo Lesotho recibió a Tanzania, en partido de clasificación para la Copa Africana de Naciones.

Corría el minuto 21 de juego, cuando el delantero de Lesotho, Tumelo Khutlang, enfrentó al portero para definir, sin embargo con tan mala fortuna que por dos veces “pifió”, y la jugada terminó convirtiéndose en un verdadero blooper.

Finalmente Lesotho consiguió ganar el encuentro por 1 a 0, gracias a un tanto de NKau Lerotholi a los 76, y de esta manera se posiciona en el segundo lugar de su grupo, aunque el fallo de Khutlang quedará en el mejor recuerdo.

Antony Callero