Historia de los Mundiales…Suiza 1954

alemania-1954-mundial-de-futbol-seleccion

Ya antes de la disputa del Mundial de Brasil 1950 se había elegido a Suiza como organizador de la Copa Mundial de 1954. Una de las novedades mas importantes del torneo fue la llegada de la televisión, algo que con el tiempo se transformaría en un elemento fundamental para el desarrollo del fútbol en todo el mundo.

Lo malo del torneo fue la forma de disputa, 4 series de 4 equipos, pero solo se jugarían dos partidos por serie, los cabezas de serie de cada llave no se enfrentaban entre si, por lo que tenían muchas opciones de avanzar ambos a Cuartos de Final.

La elección de los “cabeza de serie” no fue la mejor, y las especulaciones en los resultados en la segunda fecha, hicieron que este sistema escogido resultará un auténtico mamarracho.

En el Grupo 1, Brasil goleó a México 5 a 0, mientras que Yugoslavia sorprendió a Francia, venciendo 1 a 0. Brasil y Yugoslavia se enfrentaban en la segunda jornada, empatando 1 a 1, y de esa manera avanzando los dos a la siguiente instancia, y dejando a los “galos” fuera, pese a que derrotaron 3 a 2 a México.

Hungría llegó al torneo como claro favorito. Los húngaros por ese entonces maravillaban a Europa con su juego, y todos entendían que sería muy difícil poder sacarles el título. En el Grupo 2 golearon 9 a 0 a Corea del Sur y 8 a 3 a Alemania, clasificando primeros sin problemas. Los germanos debieron jugar un desempate con Turquía, al que derrotaron 7-2 sin problemas.

La actual campeona del mundo, Uruguay, quedó enmarcada en el Grupo 3, clasificando primera sin apuros tras sus triunfos 2 a 0 ante Checoslovaquia y 7 a 0 frente a Escocia; El equipo de Austria también ganó sus dos encuentros y se clasificó segundo.

Inglaterra aparecía como favorita en el Grupo 4 y lo ratificó, aunque no las tuvo todas consigo. En el primer encuentro empató 4 a 4 ante Bélgica, y posteriormente derrotó 2 a 1 a Suiza. Los helvéticos e Italia debieron jugar un partido desempate para definir el segundo clasificado, venciendo los suizos 4 a 1.

En Cuartos de Final, Alemania derrotó a Yugoslavia 2 a 0, Uruguay se impuso 4 a 2 ante Inglaterra, Hungría confirmó que iba en serio venciendo 4 a 2 a Brasil, y en el partido con mayor cantidad de goles en la historia de los mundiales, Austria se impuso 7 a 5 a Suiza, en un auténtico partidazo.

Pero los austriacos caerían 6 a 1 en semifinales ante una Alemania que venía en ascenso. La otra semi fue para el infarto, Hungría y Uruguay protagonizaron uno de los mejores partidos de la historia de los Mundiales. Ganaba Hungría 2 a 0, pero dos tantos de Hohberg a los 75 y 86 llevaron el partido a la prórroga. Allí Hungría tuvo más resto y Sandor Kocsis -goleador del torneo con 11 tantos- a los 109 y 116 minutos, decretó el triunfo de los magyares 4 a 2.

El 4 de Julio el Wankdorfstadion de Berna sería testigo de una final épica y la dura caída de los imbatibles húngaros.  A los 8 minutos Hungría ganaba 2-0 con goles de Puskas y Czibor, pero Alemania no se desmoronó y rápidamente lo empató con los tantos de Morlock a los 10 y Helmut Rahn a los 18.

Cuando parecía que el partido se iba a la prórroga, a los 84 minutos apareció otra vez Rahn para poner el 3 a 2, y dar uno de los batacazos mas grandes de los Mundiales. La Alemania de Sepp Herbeger se consagraba campeón por primera vez.

14026558894580

 

 

Historia de los Mundiales…Brasil 1950

537267215f299_870x0

Brasil fue el encargado de organizar el Mundial de 1950. Después de 12 años, y tras una guerra cruenta que devastó gran parte de Europa, el fútbol volvía a tomar protagonismo, y la FIFA designó al país sudamericano en el Congreso realizado el 25 de Julio de 1946; también ese día se confirmó que Suiza sería quién organizaría la Copa Mundial de 1954.

Habían pasado 12 años después de que Italia se consagrara bicampeona del mundo en Colombes. Durante ese tiempo el mapa futbolístico se alteró bastante, y lo que podría pasar en el Mundial de Brasil era toda una incógnita. Fueron finalmente 34 naciones las que se inscribieron para participar de la fase previa.

Varios países europeos declinaron a participar, el campeón Italia defendería el título gracias a una concesión que hizo la FIFA, en cambio los otros países del Eje, Alemania y Japón, no fueron aceptados. Una de las cosas que poderosamente llamó la atención fue la ausencia de Argentina, aduciendo problemas políticos con la Confederación Brasileña de Fútbol.

Escocia y Turquía habían logrado la clasificación al Mundial, sin embargo por diferentes motivos declinaron de participar, se invitó a Portugal y Francia para que los sustituyeran, pero no aceptaron. Otro país clasificado era India por el continente asiático,  pero renunciaron debido al alto costo que les insumiría el viaje.

Con ese panorama, finalmente solo 13 selecciones se dieron cita en el torneo. En el Grupo 1, Brasil clasificó a semifinales tras vencer en el último partido a Yugoslavia por 2 a 0, con goles de Ademir y Zizinho. Los norteños habían comenzado goleando a México 4 a 0, pero en el segundo encuentro lograron un empate 2 a 2 ante Suiza que los dejó con la obligación de ganar a los balcánicos en el último juego.

España era el favorito en el Grupo 2 y lo ratificó con sendas victorias, 3 a 1 ante Estados Unidos, 2 a 0 frente a Chile y 1 a 0 contra Inglaterra, que estaba haciendo su debut en los Mundiales. En este grupo, Estados Unidos, con un equipo de aficionados, dio la gran nota al vencer 1 a 0 a la poderosa Inglaterra, con gol de Larry Gaetjens.

Tras vencer 3 a 2 a una desmerecida Italia, que venía golpeada no solo por la Segunda Guerra Mundial, sino por la tragedia aérea que sufrió el Torino en 1949, y después empatar 2 a 2 ante Paraguay, Suecia se adjudicó el Grupo 3 y se aseguró un boleto a semifinales.

Por su parte el Grupo 4 con las deserciones de los conjuntos europeos de Escocia y Turquía, quedó conformado solo por 2 equipos, Uruguay y Bolivia. Los charrúas se impusieron 8 a 0 con un hatt-trick de Oscar Míguez, y de esa manera se metieron en la fase final, que se disputaría en formato de Liga todos contra todos.

Brasil venía a paso de campeón después de golear 7 a 1 a Suecia en la primera fecha y 6 a 1 a España en la segunda jornada. El equipo donde destacaban Ademir y Zizinho era una máquina, y solo Uruguay podía frenarlo. Los celestes habían empatado 2 a 2 ante España en la primera fecha, y vencieron agónicamente a Suecia 3 a 2 con un gol de Míguez a los 85 minutos.

Con solo un empate Brasil se consagraba campeón el 16 de Julio en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro. Unas casi 180.000 personas presenciaron ese día la tragedia más grande del fútbol brasileño, Uruguay se impuso 2 a 1 contra todo pronóstico y se quedó con la Copa del Mundo por segunda vez, provocando el famoso “Maracanazo”.

Friaca a los 47 adelantó a los locales, pero los comandados por el gran capitán Obdulio Varela no se amilanaron, y con conquistas de Schiaffino a los 65 y Alcides Ghiggia a los 79 dieron vuelta la historia y enmudecieron el mítico Maracaná.

1437085630_259922_1437130549_noticia_fotograma

 

Historia de los Mundiales…Hakan Sukur y el gol mas rápido de los Mundiales

El delantero turco Hakan Sukur anotó el gol más rápido en la historia de los mundiales, ocurrió un 29 de Junio de 2002 en el Estadio de Daegu (Corea del Sur), durante la disputa del Mundial Corea-Japón.

Ese día se jugaba el partido por el tercer puesto entre Turquía y Corea del Sur, y Sukur anotó el primer tanto a los 11 segundos de juego, rompiendo la marca anterior del checo Vaclav Masek, que en el Mundial de Chile 1962 había anotado a los 15 segundos de juego frente a México.

En cuanto al gol de Sukur, de acuerdo al registro de FIFA el mismo ocurrió a los 10 segundos y 30 centésimas de iniciado el juego, y tras un error defensivo del equipo coreano. Turquía acabó venciendo ese día 3 a 2 a la selección anfitriona, y se quedó con un histórico tercer puesto en el Mundial.

Sukur destacó en el Galatasaray de su país, donde pegó el salto a las grandes ligas, militando en equipos como el Torino, Inter de Milán y Parma de Italia, y en el Blackburn Rovers de Inglaterra.

sukur1

Antony Callero.

 

Historia de los Mundiales…Francia 1938

La III Edición de la Copa Mundial de la FIFA se desarrollaría en Francia, el país natal del Presidente Jules Rimet. Los países americanos le dieron la espalda al torneo, ya que tenían la palabra de Rimet de que la organización sería de alternancia entre América y Europa, y al ser elegida Francia se sintieron de alguna manera traicionados. Argentina se había postulado junto a Alemania y Francia, pero finalmente la FIFA se decantó por los galos.

Por esa época soplaban vientos de guerra en Europa, por lo que el clima político no era el mejor. Fueron 15 los seleccionados presentes en el torneo, 12 de ellos europeos, solo Brasil acudió de Sudamérica, ya que Argentina y Uruguay -molestos por la decisión de la FIFA- decidieron no concurrir. Los otros dos participantes fueron Cuba y la exótica Indias Orientales. Austria había conseguido clasificar al evento, pero 3 meses antes su territorio fue anexado a Alemania, por lo que algunos de sus jugadores fueron obligados a competir bajo la bandera alemana.

El formato de competición era igual al de 1934, con partidos de eliminación directa. Suecia pasó directo a Cuartos de Final ante la ausencia de Austria, el local Francia se impuso 3 a 1 a Bélgica, Italia -campeón-defensor-, superó con dificultades a Noruega 2 a  1, gracias a un gol de Silvio Piola en el alargue.

Hungría no tuvo dificultades para seguir en carrera al imponerse 6 a 0 a la débil Indias Holandesas, Checoslovaquia superó a Holanda 3 a 0, mientras que Brasil y Polonia protagonizaron un auténtico partidazo en Estrasburgo. Bajo una lluvia por momentos torrencial, y en un campo enlodazado, Brasil superó a Polonia 6 a 5 en el alargue, con un hatt-trick del gran Leónidas, quién en definitiva sería el máximo anotador del certamen con 7 tantos.

Suiza y Alemania empataron 1 a 1 en el primer partido, después de 120 minutos de juego, pero unos días después volvieron a enfrentarse y allí fueron los helvéticos que se llevaron el triunfo 4 a 2 ante los alemanes. Una victoria que fue muy celebrada por toda la afición presente en el Parque de los Príncipes, debido al clima hóstil que había contra Alemania.

También debieron recurrir a un partido extra Cuba y Rumania. El primer juego finalizó 3 a 3, mientras que en el segundo encuentro Cuba sorprendió a los rumanos venciendo 2 a 1 y logrando el pase a Cuartos. Allí no tendrían mucha fortuna ante Suecia, que los golearía 8 a 0, mientras que Hungría por su parte se metía en “semis” al vencer 2 a 0 a Suiza.

Brasil y Checoslovaquia empataron 1 a 1 en un gran partido, se volvieron a enfrentar 48 horas después, y los brasileños se llevaron la victoria 2 a 1. El otro gran partido de Cuartos era el que protagonizaban el local Francia, ante Italia, la defensora del título. Con un tanto de Colaussi y un doblete de Silvio Piola, la “azzurri” se metía nuevamente en semifinales.

Hungría confirmó su favoritismo en semifinales, al golear 5 a 1 a Suecia, en un equipo donde sobresalía la figura de Giorgi Sarosi, mientras que la Italia de Vittorio Pozzo se volvía a plantar en una final al derrotar 2 a 1 a Brasil, con goles de Colaussi y el legendario Giuseppe Meazza.

meazza-hungary38.jpg

El 19 de Junio en el Estadio de Colombes en París, Italia alcanzaría el bicampeonato tras derrotar 4 a 2 a Hungría en un gran partido. Colaussi adelantó a la “azzurri”, empató Titkos para los “magyares”, pero antes del descanso Piola y Colaussi comenzaban a sentenciar el pleito (3-1). Sarosi pareció darle vida a Hungría a los 70 al poner el 2-3, pero el goleador Silvio Piola a los 82 liquidaba el encuentro (4-2). Italia se consagraba campeón en forma brillante, repitiendo lo hecho 4 años atrás en su casa.

18-francia-1938

 

 

 

 

 

 

 

 

Historia de los Mundiales…Italia 1934

Russia-2018-Italia-1934

Italia 1934, o también podría bien llamarse el Mundial de Mussolini. Tras el éxito de la Copa del Mundo 1930 jugada en Uruguay, en el Congreso de Estocolmo (Suecia) realizado en 1932, se decidió que Italia fuera el organizador del próximo campeonato del mundo.

La Federación Italiana, con el apoyo detrás del dictador Benito Mussolini, presentaron una propuesta muy seria a la FIFA. Un Mundial con 16 selecciones y que se disputaría en 8 sedes, ellas serían Bolonia, Florencia, Génova, Milán, Nápoles, Roma, Turín y Trieste.

Pero el Mundial era solo una excusa para Mussolini, que utilizó el evento como elemento propagandístico de sus ideales. Además presionó al entrenador Vittorio Pozzo y a sus dirigidos para que la Copa quedara en casa.

Se anotaron 32 países para participar del evento, por lo que la FIFA estableció una zona de clasificación, para determinar los 16 seleccionados que tomarían parte del torneo. Hay que decir que el campeón, Uruguay, decidió boicotear el evento, debido a que Italia 4 años atrás no concurrió a tierras sudamericanas, por lo que los charrúas no pudieron defender el título. Tampoco el bloque de países británicos siguieron dándole la espalda al torneo.

La modalidad de disputa era a partido único, con alargue en caso de igualdad, y de persistir la misma se jugaría un desempate. Entre los 16 equipos, 12 eran europeos, 3 americanos (Argentina, Brasil y Estados Unidos) y 1 africano (Egipto).

En Octavos de Final el local, Italia, no tuvo problemas con Estados Unidos, al que goleó 7 a 1, también avanzaron a Cuartos, Suecia, Alemania, Suiza, Checoslovaquía, Hungría, Austria y España. Los sudamericanos se despidieron rápidamente del torneo, Brasil cayó ante España 3 a 1, mientras que una Argentina que se presentó con jugadores amateurs, cayó 3 a 2 frente a Suecia.

Alemania obtuvo el boleto a semifinales al vencer 2 a 1 a Suecia, Checoslovaquia hizo lo propio 3 a 2 ante Suiza, y el “wunderteam” austriaco -que por esa época maravillaba a Europa-, se impuso 2 a 1 a Hungría.

El local no la tendría nada fácil ante España. En el primer duelo, después de 120 minutos intensos, y donde mas que fútbol pareció una guerra en el Estadio Giovanni Berta de Florencia, el resultado final no se alteró (1-1), por lo que se debió jugar otro partido desempate al otro día. Con varias bajas por lesión en ambos equipos, Italia vencería 1 a 0 a España con gol del gran Giuseppe Meazza, en una jugada donde todos los españoles protestaron falta. De esa manera conseguiría garantizar un lugar en las semifinales.

Allí lo esperaba nada menos que la Austria de Mathías Sindelar y cía, un duro escollo para los de Vittorio Pozzo, pero sin embargo con un polémico arbitraje del sueco Eklind, el conjunto italiano logró llevarse el triunfo 1 a 0, con un gol anotado por el argentino Enrique Guaita a los 19 minutos. Su rival en la final sería Checoslovaquia, que derrotó a Alemania 3 a 1, con un hatt-trick de su estrella: Oldrich Nejedly, quién sería el máximo artillero del torneo.

 

MD_20140521_MAS_DEPORTE_D_54407160480-652x492@MundoDeportivo-Web

El 10 de Junio en el Estadio Nazionale de Roma, italianos y checos se veían las caras. Un frío corrió por el cuerpo de los 55.000 aficionados, cuando a los 71 minutos el extremo checo Vladimir Puc anotaba el 1 a 0. Pero el alma volvió al cuerpo a los italianos cuando otro nacionalizado, Raimundo Orsi, consiguió el empate a los 81.

El partido se fue a tiempo extra, y allí apareció el goleador Angelo Schiavio a los 95 para decretar el 2 a 1 definitivo que le daba la victoria al conjunto de Italia, que de esa manera lograba su primer título del mundo, bajo la atenta mirada de “Il Duce”.

Antony Callero

 

Historia de los Mundiales…Uruguay 1930

El 21 de Mayo de 1904 en la ciudad de París (Francia), queda oficialmente fundada la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado). Fueron 7 países quiénes se reunieron en la capital parisina para dar vida a esta nueva entidad, que con el paso del tiempo se convertiría en un organismo de gran influencia a nivel mundial, ellos fueron Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Suecia y Suiza.

Desde un principio la FIFA pensó en la realización de un evento que acogiera a los mejores seleccionados del mundo, sin embargo no encontró mucho eco en algunas federaciones importantes, y tampoco se contaba con la infraestructura necesaria como para organizarlo.

Un paso importante fue que el fútbol fuera incluido en el programa de los Juegos Olímpicos a partir de 1908. La Federación comenzó a expandirse por otros lugares del mundo, aunque la devastadora Primera Guerra Mundial frenó ese ímpetu.

La llegada de Jules Rimet a la presidencia de la FIFA en 1921, sería clave para que el fútbol iniciara el despegue definitivo. El éxito del fútbol en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, hizo que definitivamente la FIFA en su Congreso realizado en Amsterdam el 26 de Mayo, decidiera la creación de un torneo mundial.

Italia, Hungría, Países Bajos, España, Suecia y Uruguay se postularon para la realización del primer mundial de fútbol, que fue fijado para 1930. En el Congreso de Barcelona de 1929, Uruguay fue elegido por unanimidad para ser el organizador de este magno evento. El discurso de Jules Rimet y del delegado argentino Adrián Béccar Varela, fue clave para que los países europeos declinaran su candidatura.

El Comité Organizador de inmediato realizó 16 invitaciones para participar en el torneo, pero varias de las potencias europeas tomaron la decisión de no participar en el certamen, debido a lo largo y costoso que era el viaje rumbo a tierras americanas.

Finalmente fueron solo 13 equipos los que tomaron parte de la competencia, 9 de ellos del continente americano, el organizador, Uruguay, además de Argentina, Paraguay, Bolivia, Chile, Brasil, Perú, México y Estados Unidos, mientras que de Europa solo Francia, Bélgica, Rumania y Yugoslavia se dieron cita en este histórico primer mundial de fútbol.

El 13 de Julio de 1930 en el viejo Estadio de Pocitos en Montevideo, Francia y México dieron el puntapié inicial, con triunfo 4 a 1 para los galos; el delantero Lucien Laurent tuvo el honor de anotar el primer gol en la historia del torneo.

Argentina se adjudicó ese grupo 1 con 6 puntos, por delante de Chile (4), Francia (2) y México (0). Por su parte Yugoslavia dio la nota al vencer a Brasil 2 a 1, y se llevó el Grupo 2 con 4 unidades, contra 2 de Brasil y 0 de Bolivia.

El local, Uruguay, quedó enmarcado en el Grupo 3, derrotando 1 a 0 a Perú en el debut y 4 a 0 a Rumania, y avanzando de esa manera sin problemas a las semifinales. Por su parte en el Grupo 4 Estados Unidos venció a Bélgica y Paraguay 3-0 en sus dos compromisos y también sacó boleto para las “semis”.

Los dos partidos de semifinales se decidieron por el mismo marcador; Argentina goleó 6 a 1 a Estados Unidos, y Uruguay hizo lo propio con Yugoslavia también 6-1. La final entre los dos clásicos rivales del Río de la Plata era un hecho.

El 30 de Julio de 1930 en el Estadio Centenario de Montevideo ante 68.000 espectadores, el equipo local -que venía de ser campeón olímpico en Colombes 1924 y Ámsterdam 1928-, confirma su hegemonía al vencer 4 a 2 a Argentina con tantos de Dorado, Cea, Iriarte y Castro, descontando Peucelle y Stábile para los argentinos.

Precisamente Guillermo Stábile fue el goleador del torneo con 8 tantos, seguido del uruguayo Pedro Cea con 5. Uruguay era el primer campeón del mundo, se iniciaba así un histórico torneo que cada 4 años mantiene en vilo a todo el mundo.