Historias…Arjen Robben…Le ganó al cáncer y pudo completar una carrera impresionante

Para los jugadores de fútbol llegar a la cúspide nunca ha sido sencillo, y muchas veces la vida los ha puesto a prueba ante diferentes circunstancias.

Uno de los casos es el del holandés Arjen Robben, quién este sábado se ha retirado del Bayern Munich tras 10 temporadas, donde consiguió 8 Bundesligas, 4 Copas de Alemania y 4 Súper Copas, además de la Champions y la Súper Copa de Europa en el 2013.

Hizo su debut profesional en el Groningen en la temporada 2000-2001, con solo 16 años de edad, después pasó por el PSV Eindhoven, y cuando estaba por fichar por el Chelsea en el 2004 se le diagnostica un cáncer testicular.

“Me asusté muchísimo. Fue una época difícil para mí y el fútbol dejó de ser importante”, dijo el holandés en su momento.

“Es bueno hablarlo y exponerlo al dominio público. ¿Por qué me iba a tener que avergonzar de ello? Le puede pasar a cualquiera, en cualquier momento y puede tener consecuencias terribles. Ahora estoy completamente sano y me siento muy cómodo hablando de ello”, expresó el atacante holandés al ser consultado sobre el tema.

Robben fue sometido a una operación, y a sesiones de quimioterapia para superar el cáncer. Un amigo le regaló la autobiografía de Lance Armstrong, 7 veces ganador del Tour de Francia, quién también pudo ganarle a esa enfermedad maldita, y eso le sirvió de mucho para poder pensar en positivo y superar esa depresión inicial.

A todo esto el Chelsea se hizo con su ficha, comprándolo en la suma de 18 millones de euros, al comienzo Mourinho no lo tenía en cuenta aduciendo problemas musculares, aunque meses después el jugador alzó su voz para contar su calvario.

Con mucha entereza logró salir adelante, jugó durante 3 temporadas en Stamford Bridge, posteriormente fue traspasado al Real Madrid en el 2007, allí estuvo 2 campañas donde no logró afirmarse, para marcharse al Bayern en el 2009 para ganarlo todo.

También Robben es un histórico en la selección de Holanda, donde jugó un total de 96 partidos, anotando 37 goles, participando de los Mundiales de 2006, 2010 -donde fue sub campeón- y 2014.

Este sábado ha dicho adiós al Bayern Munich, las lesiones lo han perseguido en los últimos años, y evaluara si se retira o continuara su carrera en otro equipo.

Antony Callero

Historias…El Barcelona pone París a sus pies

Fue un 17 de Mayo de 2006 en el Stade de France de París, el Barcelona derrotaba 2-1 al Arsenal y se consagraba por segunda vez como campeón de la Liga de Campeones de Europa.

Los dirigidos por el holandés Frank Rijkaard comenzaron ese día con Víctor Valdés, Oleguer, Puyol, Rafa Márquez y Gio Van Bronckhorst; Edmilson, Van Bommel, Ludovic Giuly y Deco; Ronaldinho y Samuel Eto’o.

A su frente el Arsenal de Arsene Wenger llegaba en busca de su primera corona con Jens Lehman, Eboué, Kolo Touré, Sol Campbell y Ashley Cole; Gilberto Silva, Aleksander Hleb, Robert Pirés, Fábregas; Ljunberg y Thierry Henry.

El defensor Sol Campbell a los 37 minutos con golpe de cabeza, anota la apertura para los “gunners”, que ya jugaban con 10 hombres por la expulsión del portero Lehman a los 18 minutos.

De allí en más el partido fue todo del Barça, que debió sufrir hasta el final para torcer la historia. El camerunés Eto’o empató el partido a los 76, y el brasileño Juliano Belletti, que había ingresado minutos antes, dio el gol de la victoria a los 81.

Barcelona lograba así su segundo título de Champions, tras haber dejado en el camino al Chelsea (global 3-2) en Octavos de Final, Benfica (2-0) en Cuartos de Final, y al Milán en semifinales (1-0), finalizando invicto con 9 victorias y 4 empates.

Antony Callero

Historias…Libonatti marcó el camino…

En 1925, el argentino Julio Libonatti es transferido al Torino de Italia, convirtiéndose en el primer futbolista americano en jugar en el continente europeo, un hecho que marcaría un camino.

Libonatti había nacido en Rosario un 5 de Julio de 1901; debutó en la Primera División de Newell’s Olds Boys de Rosario en 1917, en un partido de la Liga Rosarina.

Con Newell’s consiguió proclamarse campeón en tres oportunidades en esta Liga, y en 1921 logran el Campeonato Argentino, tras vencer a Huracán de Buenos Aires por 3 a 0.

Su gran rendimiento hizo que fuera llamado al seleccionado nacional argentino, participando en la Copa América de 1920, 1921 y 1922.

En la del 21 Argentina se consagraría campeón, y Libonatti máximo scorer del torneo, anotando el gol del triunfo 1 a 0 ante Uruguay en el partido final, disputado en la cancha de Sportivo Barracas, era la primera consagración para la albiceleste.

En 1925 llegaría el gran salto al fútbol italiano, más precisamente al Torino, club en el cuál brillaría durante 9 temporadas -desde 1925 a 1934-, anotando 157 goles en 241 partidos.

Su llegada al club italiano se produjo debido a una visita a Argentina del Sr. Enrico Maroni, presidente del Torino, quién vio a Libonatti y quedó impresionado con su juego

Entre 1926 y 1931, Libonatti también integró la selección nacional italiana, jugando 18 encuentros y anotando 25 dianas, siendo el primer extranjero en vestir la blusa “azzurra”. Su debut fue un 28 de Octubre de 1926 ante Checoslovaquia en un amistoso.

En la temporada 1926-1927 ganan el campeonato italiano, pero son despojados del título por un caso de corrupción que salió a la luz, y al año siguiente en 1928 si consiguen al final el torneo, siendo Libonatti una pieza clave, anotando 35 goles en 24 juegos.

En 1934, y después de algunos años donde las lesiones lo tuvieron a maltraer, se marchó al Genoa, logrando el ascenso a la Serie A. Al año siguiente volvería a jugar en el Genoa, siendo su última temporada como jugador activo.

En la temporada siguiente entrenó el Rimini (1937-1938), cumpliendo una destacada actuación, pero sería su única experiencia como DT en Europa.

Su vida bohemia y de buen pasar, hizo que todo lo que había ganado en el fútbol lo tirara por la borda en pocos años, por lo que volvió a Argentina, siendo entrenador de inferiores en el club que lo vio nacer, Newell’s.

“El matador”, o “el potrillo” como le llamaban, falleció un 9 de Octubre de 1981 en su ciudad natal, Rosario.

Con Libonatti se iniciaba así un éxodo de futbolistas hacia el viejo continente, que se comenzaría a acentuar en la década del 30, y que hoy en nuestros días es algo más que común.

Antony Callero

Historias…Abandonado y al borde de la muerte…el fútbol cambió su vida

Detrás de cada jugador de fútbol, detrás de cada crack hay una historia de vida para contar.

La del francés Franck Ribery bien podría ser digna de una película. A poco de nacer fue abandonado por sus padres biológicos, quiénes lo llevaron a un convento de monjas.

Cuándo tenía solo 2 años, un accidente automovilístico estuvo a punto de costarle la vida, en la cara aún quedan esas huellas, que con el paso del tiempo lo hicieron mas fuerte.

“De pequeño se reían de mi, y yo me escondía a llorar en un rincón. Pero eso me hizo fuerte y me ha ayudado en la vida” dijo Franck en una entrevista, hablando sobre su vida en el Convento, del cuál fue expulsado años después por su conducta.

Ribery era muy rebelde, y de niño mostraba un talento increíble para jugar al fútbol. Por su cicatriz en la cara era víctima de burlas, pero el siguió para adelante. En las calles del Barrio de Boulougne-Sur-Mer, en el Norte francés, fue forjando su talento con la pelota en los pies.

Allí conoció a su actual esposa, Wahiba Belhami, quién lo convirtió al Islamismo, donde se hace llamar Bilal Yusuf Mohammed. Alternaba el fútbol en el Unión Sportive de Boulogne, en su barrio, y trabajaba como albañil para llevar el sustento a casa.

Tuvo breves pasajes futbolísticos por clubes como el D’alés, el Brestois y el Metz, pero con poco suceso, hasta que en el 2004 llegó al Galatasaray de Turquía.

Un año después fichó para el Olympique Marsella, donde tuvo una gran temporada que lo catapultó a la selección nacional francesa, disputando la Copa del Mundo en Alemania 2006, donde Francia cayó en la final ante Italia.

Hasta que en el 2007 llegó el salto definitivo para Franck, su llegada al Bayern Munich le cambió totalmente la vida.

En su pasaje por el club bávaro acumula 19 títulos hasta el 2018, 8 Bundesligas, 5 Copas de Alemania, 1 Copa de la Liga y 5 Súper Copas. A nivel internacional una Liga de Campeones, un Mundial de Clubes y una Súper Copa de Europa, todo en el 2013.

Jugó los Mundiales 2006 y 2010 con la selección de Francia, y las Eurocopas del 2008 y 2012, disputó un total de 81 partidos y anotó 16 goles.

El 2013 fue su mejor año personal, donde la UEFA lo condecoró con el premio de Jugador del año, superando en la votación nada menos que a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

“Es para mi una noche muy especial. Siempre es lindo ganar un trofeo. Se lo agradezco a los dirigentes del Bayern, a mis compañeros, a los aficionados. También pienso en mi familia, mis hijos y mi mujer”, dijo Ribery esa noche en Montecarlo al recibir dicho galardón.

Franck Ribery, “Scarface” para algunos, un ejemplo de superación…

Antony Callero

Historias…De lavar autos a la élite del fútbol mundial

En esto del fútbol, llegar a convertirte en una estrella mundial no es nada sencillo, y más aún para aquellos que han surgido de hogares muy humildes.

Alexis Sánchez, “el niño maravilla”, es uno de esos casos, desde niño tuvo que salir a trabajar para llevar dinero a su casa.

Nacido en Tocopilla un 19 de Diciembre de 1988, el pequeño Alexis vivía con su madre y sus 3 hermanos en una casa muy humilde.

Salía del Colegio y se dedicaba a lavar y cuidar autos en la zona del Cementerio de su localidad, y de esa manera podía colaborar con el sustento diario en su casa, aunque también dedicaba tiempo a su gran pasión: el fútbol.

A los 10 años se fue a vivir a Rancagua con un familiar, para integrarse a una escuelita de fútbol, pero regresó de inmediato a su pueblo. Dos años después llegó a Santiago de Chile para probar suerte en la Universidad Católica, aunque su estadía allí solo duró 15 días.

Siguió jugando al fútbol en su Tocopilla natal, hasta que a los 15 años el Alcalde de la ciudad -admirado por su gran talento- le regaló sus primeros zapatos de fútbol.

Ya por ese entonces era muy conocido en la zona, y rápidamente el Cobreloa lo fichó para las formativas del club en el 2004.

De allí en más su carrera fue fulgurante, debutó a los 16 años en Primera de la mano de Nelson Acosta, jugando una temporada y media en los “naranjas”.

En el 2006 se integró al club mas poderoso del país, el Colo Colo, donde también estaría año y medio, hasta que fichó por River Plate argentino, donde jugó en la temporada 2007-2008.

Después su periplo por Europa, 3 temporadas en Udinese, 3 en el Barcelona, 4 en el Arsenal y la última en el Manchester United.

Con la selección chilena fue campeón de América en el 2015 y 2016, además de disputar los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014; ha jugado 141 partido con la roja, anotando 41 goles.

“Creo que es justo decir que el fútbol fue mi salvación. Siempre dije que si no fuera futbolista, no sé qué hubiera sido de mí. No teníamos mucho dinero. No podíamos tener excesos. Había que trabajar duro para conseguir lo que necesitábamos. El fútbol nos salvó”, dijo Alexis en una entrevista concedida a un medio español.

Antony Callero

Historias…El Bayern Munich es bicampeón de Europa con polémica incluida

El 28 de Mayo de 1975 en el Parque de los Príncipes de París, el Bayern Munich se alzaba con su segunda Copa de Europa, tras derrotar en la final al Leeds United de Inglaterra por 2 a 0.

Eran épocas de apogeo del fútbol alemán, campeón del mundo en 1974, y con un Bayern Munich que comenzaba a dominar Europa, tras haberse consagrado también el año anterior como el mejor del continente.

Un gol de Franz Roth a los 71 minutos, y otro de Gerd Müller a los 81 dieron el triunfo al conjunto dirigido por Dettmar Cramer.

Los bávaros ingresaron al campo de juego ese día con Sepp Maier, Franz Beckenbauer, Hans-Georg Schwarzenbeck, Bernd Durnberger, Bjorn Andersson; Rainer Zobel, Franz Roth, Jupp Kappellmann; Uli Hoeness, Gerd Müller y Conny Torstensson, ingresando en la segunda mitad Sepp Weiss y Klaus Wunder.

Para llegar a la instancia decisiva, el Bayern tuvo que eliminar al Magdeburgo de Alemania Democrática en Octavos de Final por un global de 5-3, al Ararat Yereván de Unión Soviética (2-1 en el global) en Cuartos, y al Saint Ettiene de Francia en semifinales, fue 0 a 0 en tierras galas, y 2-0 en Munich.

Sin embargo pese al doblete del equipo alemán, la final es muy recordada por el polémico arbitraje del francés Michel Kitabdjián, quién no pitó un claro penalti y anuló un gol legal al Leeds, cuando el partido estaba aún 0 a 0.

En Inglaterra se habló mucho tiempo de esta injusticia cometida en contra del Leeds United, se habló de “robo y conspiración”.

Antony Callero

Historias…El Harpastum…el fútbol de la Antigua Roma

En los comienzos del Siglo I, en la Antigua Roma se jugaba un deporte llamado “Harpastum”, creado como entrenamiento militar para los legionarios y reclutas.

Era un juego muy rudo, y que siempre terminaba con muchos lesionados, estaba prohibido matar a un rival, aunque muchas veces esto era inevitable, debido al grado de violencia que se empleaba. Cuentan los escritos de la época, que el mismo Julio César era muy aficionado a este juego.

Se disputaba en un campo de forma rectangular que se dividía en dos partes, y delimitado el mismo con cuerdas.

No había un número fijo de jugadores, podían ser entre 5 y 12 por bando, que intentaban lanzar el balón lo mas lejos posible, intentando llevar el mismo al otro extremo del campo, teniendo muchas similitudes con el rugby y el balonmano.

En ese afán se golpeaba deliberadamente al rival, había que llegar al otro extremo y tocar la cuerda para anotar un punto.

En el año 43, cuando los romanos invadieron las islas británicas, propagaron este juego allí, siendo el precursor de dos deportes actuales como el fútbol y el rugby.

En Italia, el “Harpastum” siglos después daría orígen al Calcio Florentino, que comenzó a jugarse en la ciudad de Florencia en el Siglo XVI, aunque ya con reglas pre establecidas, y donde había que introducir la pelota en un agujero.

Eran los comienzos de los juegos de pelota, el fútbol comenzaba a tomar forma…

Antony Callero