Historias…Josef Bican…el máximo goleador de la historia del fútbol

Los 700 goles oficiales de Cristiano Ronaldo, hicieron volver al tapete la discusión sobre ¿quién es el máximo goleador de la historia del fútbol?

Muchos consideran que fue Pelé, sin embargo los registros oficiales indican de que ha sido hasta el momento el austriaco Josef Bican.

Hijo de padres checos, pero nacido en Viena un 25 de Septiembre de 1913, Bican debutó en Primera División en el Rápid de Viena un 6 de Septiembre de 1931, cuando todavía no había cumplido los 18 años de edad.

En 4 temporadas en el club marcó 68 goles en 61 partidos oficiales, siendo campeón en tres oportunidades, y máximo anotador en la temporada 1933-1934.

En 1935 ficha por el Admira Viena, donde estaría un año y medio, 21 goles en 31 juegos.

Su leyenda se agrandaría en el Slavia de Praga, el tradicional equipo de la capital checa, cuna de sus padres, consiguiendo en 12 temporadas 6 títulos, y consagrándose en 5 oportunidades como goleador de la Liga.

Bican dejó una huella imborrable en el club checo, y una marca muy difícil de batir, 498 goles en 256 partidos.

En 1949 se marcha al Vitkovice, donde mantiene su eficacia goleadora, 74 tantos en 58 juegos durante 3 campañas.

En 1952 juega 13 encuentros en el Skoda Hradec, marcando 23 goles, mientras que un año después se viste la camiseta del Dínamo Praga, club con el cuál culminaría su carrera en 1955, convirtiendo 22 goles en 30 encuentros.

Con la selección absoluta de Austria disputó el Mundial de 1934, vistiendo la camiseta nacional en 19 partidos, y anotando 14 dianas.

En 1939 jugó también por el seleccionado de Bohemia y Moravia, fue un solo juego donde anotó 3 goles, mientras que con la selección de Checoslovaquia disputó 14 partidos y marcó 12 tantos.

Oficialmente se le reconocen 805 goles, superando a Pelé que anotó 767. Además contabilizando los encuentros amistosos, se estima que Bican pudo haber anotado 1468 goles, una cifra insuperable.

El artillero austriaco-checo, falleció el 12 de Diciembre de 2001 en Praga, a los 88 años de edad.

Antony Callero

Anuncios

Historias…Viliam Schrojf…de héroe a villano en pocos días

Viliam Schrojf fue uno de los mejores porteros que ha dado el fútbol checo en toda su historia.

Jugó 39 partidos internacionales con su selección entre 1953 y 1965, incluyendo los Mundiales de 1954, 1958 y 1962.

En este último, Schrojf fue elegido el mejor portero del torneo. Fue clave para que Checoslovaquia avanzara a la gran final ante Brasil, con actuaciones memorables ante Hungría en Cuartos de Final, y frente a Yugoslavia en semis.

Sin embargo en el juego decisivo, Viliam falló. Masopust adelantó a los checos, pero tras un error del portero Schrojf igualó Amarildo.

En la segunda parte Zito marcó el segundo, y Vavá puso el tercero tras una mala salida del portero checo.

Los errores de Schrojf condenaron a Checoslovaquia, ese día, pero hay que decir que si no fuera por el, nunca hubieran llegado a esa gran final.

Schrojf inició su carrera en el VTJ Olomouc, equipo de la fuerza aérea de su país, hasta que a los 24 años fichó por el Slovan Bratislava, con el cual se consagraría campeón de la Liga en la temporada 1955-1956.

Después de 10 temporadas, en 1965 se marcha al Lokomotiv Kosice, dos años después ficha por el Melbourne Slavia, para culminar su carrera en el fútbol austriaco, donde jugó entre 1969 y 1973 en el First Vienna.

“El gato negro”, apodado por su peculiar forma de vestir, había nacido en Praga un 2 de Agosto de 1931, dejando de existir a los 76 años, un 1º de Septiembre de 2007 en Bratislava.

Antony Callero

Historias…Andre Abegglen y un hatt-trick histórico ante Alemania

El suizo Andre “Trello” Abegglen, fue una de las primeras grandes figuras que dio el fútbol helvético.

Nacido un 7 de Marzo de 1909, en Génova (Suiza), Abegglen fue mundialista en 1934 y 1938.

En el partido de Octavos de Final, Abegglen anotó el tercer tanto para el equipo suizo, en su victoria 3-2 ante Países Bajos, en partido disputado en el Estadio San Ciro de Milán.

En Cuartos de Final, Checoslovaquia acabaría con el sueño helvético; un gol de Oldrich Nejedly a los 82 minutos daría el triunfo a los checos por 3 a 2.

Abegglen sería parte también del plantel que tomaría parte de la 3ª Copa del Mundo en Francia 1938, donde debutaría ante un hueso duro: Alemania.

Un gol suyo a los 38 minutos dio el empate ante los germanos, resultado que se mantendría hasta el final del tiempo reglamentario y el suplementario.

Cinco días después, en el propio Parque de los Príncipes de París, se volvía a repetir el duelo, y esta vez Suiza saldría airoso 4 a 2 en un soberbio partido, triunfo que fue muy celebrado por todos los aficionados franceses presentes ese día. Eran tiempos difíciles, la guerra estaba ahí a la vuelta de la esquina, y derrotar a los alemanes era recibido de gran forma.

Hahnemann a los 8 minutos, y un gol en propia puerta de Loertscher a los 22 adelantaban 2-0 a los germanos, pero reaccionó Suiza y logró empatarlo por intermedio de Walaschek a los 42 y Bickel a los 64.

Con el encuentro 2-2, apareció el goleador André Abegglen a los 75 y 78 minutos, para dar esta gran victoria a Suiza. En Cuartos de Final caerían 2-0 ante una poderosa Hungría, pero ese triunfo ante los alemanes sin dudas que fue uno de los acontecimientos mas destacados de esta Copa del Mundo.

Abegglen comenzó jugando en el Grassopphers de su país, después pasó por el Etoile Carouge, el FC Cantonal Neuchatel, y regresando al Grassopphers.

En 1934 tras el Mundial ficha por el Sochaux de Francia, equipo con el cuál se consagraría campeón de la Liga en 1935 y 1938. Además en 1935 fue máximo anotador de la Liga Francesa con 30 goles en 28 partidos disputados.

Regresó posteriormente a Suiza para jugar por el Servette, y después en La Chaux de Fonds, donde lo hizo hasta el 8 de Noviembre de 1944, día de su muerte. Tenía solo 35 años de edad.

Antony Callero

Historias…Jacobo Urso…un héroe que dio la vida por sus colores

El Domingo 30 de Julio de 1922, San Lorenzo y Estudiantes de Buenos Aires se enfrentaban en el Estadio del viejo “Gasómetro”.

En el equipo de Boedo jugaba un tal Jacobo Urso, un joven mediocampista de 23 años de edad, que ya había sido internacional con la selección argentina en 1919, en un amistoso ante Uruguay.

En dicho encuentro, Urso tuvo un fuerte encontronazo con Cómolli, futbolista del Estudiantes, quedando visiblemente lesionado.

Como no había sustituciones, Urso permaneció dentro del campo de juego, pese a que casi no podía respirar, debido al codazo recibido.

Tras el final del partido, fue llevado al Hospital de Ramos Mejías, donde quedó internado. El diagnóstico era severo: fractura de dos costillas, y una de ellas le perforó un riñón.

Pese a los esfuerzos médicos, y tras ser sometido a dos operaciones, Jacobo Urso falleció el 6 de Agosto, una semana después del incidente.

En su entierro, una larga caravana encabezada por sus compañeros y unos 7.000 hinchas, acompañaron el cuerpo hasta el Cementerio de la Chacarita, rindiendo homenaje a este hombre que había dejado la vida por los colores de su club.

Urso había nacido en Dolores (Buenos Aires), un 7 de Abril de 1899, y a los 15 años había llegado a San Lorenzo, debutando en el primer equipo en 1916, y coincidiendo después en el equipo con grandes jugadores como por ejemplo Luis Monti.

Fue además el primer jugador de San Lorenzo que vistió la camiseta nacional de Argentina.

La muerte de Urso, fue como una inyección de fe para sus compañeros, al año siguiente de su muerte, en 1923, San Lorenzo se consagraba campeón por primera vez, lo que repetiría en 1924, desde arriba él los había guiado…

Antony Callero

Historias…Fundación de la Confederación Sudamericana de Fútbol…la pionera

Un 9 de Julio de 1916 en la ciudad de Buenos Aires, se fundaba la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), la decana de las Confederaciones.

Fueron cuatro Asociaciones las que se hicieron presentes en 1916 en Buenos Aires, para dar el puntapié inicial al 1er. Campeonato Sudamericano de Selecciones, ellas fueron Uruguay, Argentina, Brasil y Chile.

Ese primer torneo fue ganado por Uruguay, que en el partido final igualó 0 a 0 con Argentina, quedándose con el título al sumar 5 puntos, Argentina fue sub campeón con 4, Brasil 2 y Chile 1 punto.

Uruguay tuvo el honor de disputar el primer partido oficial de esta competición, fue un 2 de Julio en el Estadio de GEBA, en Buenos Aires, venciendo a Chile 4 a 0, con sendos dobletes de Piendibene y Gradín.

El primer presidente de la Confederación fue el uruguayo Héctor Rivadavia, quién ejerció su cargo hasta 1926.

Más adelante en 1921 se sumaría Paraguay, en 1925 lo haría Perú, en 1926 Bolivia, en 1927 Ecuador, en 1936 Colombia, y la última en sumarse fue Venezuela en 1953.

Otros países pertenecientes al continente sudamericano como Guyana, Surinam y Guyana Francesa, decidieron afiliarse a la CONCACAF.

Antony Callero

Historias…El DT que dio la vida por su país

Un 10 de Septiembre de 1985 en Cardiff, el seleccionado de Gales estaba recibiendo a Escocia, en partido correspondiente a las Eliminatorias para el Mundial de México 1986.

Partido crucial para ambos, Gales debía ganar y a los escoceses les bastaba un empate para conseguir un lugar en la repesca.

Los locales se adelantaron por intermedio de su centro delantero Mark Hughes, las cosas se ponían difíciles para Escocia, pero en el banquillo había un “viejo zorro” como Jock Stein.

Stein, fue el mismo que llevó al Celtic a la cima de Europa en 1967, por lo que algo sabía sobre jugar partidos importantes.

En la segunda parte, y viendo que su equipo no respondía, dio ingreso a David Cooper por uno de sus mejores exponentes, Gordon Strachan.

Cooper comenzó a complicar a la defensa local, y a 10 minutos del final le cometen penal. El propio delantero sería el encargado del remate, y anotaría la igualdad, que le daría a Escocia el pase a la repesca ante Australia.

Tras finalizar el partido, el entrenador Jock Stein se dirigía al banco rival a saludar a sus oponentes, pero nunca llegó, sintió un fuerte dolor en el pecho y cayó fulminado.

Pese a los rápidos esfuerzos médicos, Stein falleció minutos después sobre el campo de juego del Ninian Park, producto de un infarto, tenía solo 62 años de edad.

Su ayudante técnico, un joven llamado Alex Fergusson, tomaría las riendas del equipo para jugarse el boleto al Mundial ante los australianos. Triunfo 2-0 en Glasgow, empate 0-0 de visita, y clasificación al Mundial para los británicos.

Todo en honor a Jock Stein…el DT que dio la vida por su país.

Antony Callero

Historias…Italia y Alemania…el partido del Siglo

En el Mundial de México 1970, Alemania e Italia se enfrentaron en semifinales, en un juego muy recordado y que desde entonces se le conoce como “El partido del Siglo”.

La cantidad de emociones y el dramatismo que envolvió a la definición del encuentro, hizo que sea recordado de esa manera.

Más de 102.000 espectadores presenciaron el encuentro en el Estadio Azteca un 17 de Junio de 1970.

Roberto Bonisegna abrió la cuenta al minuto 8, una ventaja que lograron mantener hasta el minuto final, cuando el defensor Karl Heinz Schnellinger igualó la contienda sobre el minuto 90.

La prórroga fue un canto al fútbol, y a la heroicidad de los 22 futbolistas que estaban dentro del campo de juego.

Frank Beckenbauer jugando con un hombro dislocado, y otros en inferioridad física a consecuencia del desgaste sufrido durante el partido.

El “torpedo” Gerd Müller a los 94 adelantó a los germanos, pero el defensor Tarciso Burgnich a los 98 empató para la “azzurri”.

El gran “Gigi” Riva puso a Italia 3-2 a los 104 minutos, pero apareció Müller otra vez a los 110 para empatarlo.

Poco duró la alegría de los “teutones”, ya que “el Bambino de Oro”, Gianni Rivera, anotó un minuto después el tanto que le daría la victoria a Italia, y el pase a la final.

En el partido decisivo enfrentaría a Brasil, donde caería 4-1, siendo superado futbolísticamente por el equipo liderado por un tal “Pelé”, y pagando las consecuencias del desgaste sufrido en el partido ante Alemania.

Italia, dirigida por Ferruccio Valcareggi, jugó ese “partido del siglo” con Albertosi, Burgnich, Facchetti, Cera, Rosato, Bertini, Mazzola, De Sisti, Domenghini, Bonisegna y Riva, ingresando posteriormente Rivera y Poletti.

Por su parte la Alemania de Helmut Schön lo hizo con Maier, Vogts, Patzke, Schulz, Schnellinger, Beckenbauer, Overath, Grabowski, Seeler, Müller y Lohr, ingresando Libuda y Held en la segunda mitad.

Antony Callero