Historias…”El abrazo del alma” ¿la mejor foto de la historia de los Mundiales?

El fotógrafo Ricardo Alfieri (Padre) de revista “El Gráfico”, estaba con su máquina pronta ese día, Argentina se consagraba campeón del mundo, y había que inmortalizar en fotos ese momento.

Era un 25 de junio de 1978, el Estadio Monumental de Nuñez era un hervidero, después de 120 minutos dramáticos, Argentina había derrotado a Holanda 3 a 1 y lograba adjudicarse por primera vez la Copa del Mundo.

Desde la tribuna, un muchacho sin brazos llamado Víctor Dell’Aquila, había saltado a la cancha para “abrazarse” con sus ídolos.

El mismo protagonista cuenta ese momento, que quedó inmortalizado para siempre en la foto de Ricardo Alfieri:

“Estaba en la platea que está sobre Figueroa Alcorta, cuando faltaba poco para terminar el partido me fui bien abajo y me senté. En esa época era un pendejo, pesaba 50 kilos y tenía un buen estado. Cuando vi que el referí levantó la mano, pasé los pies, flexioné y ¡tac! Caí paradito. Pero seguían jugando, habían adicionado minutos. Entonces caminé despacito y me puse al lado del palo de Fillol. Y cuando tocó pito el juez salí corriendo en busca de alguien a quien abrazar. En un momento, Tarantini se arrodilló como rezándole a Dios. Fillol hizo lo mismo y se abrazaron. Justo llegué yo. Me frené y las mangas se fueron para adelante. Y ahí Alfieri sacó la foto. Yo la tengo dedicada por él”.

Así fue que nació el “abrazo del alma”…

Antony Callero

Anécdotas…La guerra, el fútbol y una tregua de Navidad…

En Junio de 1914, Europa se vio conmovida por el primer gran conflicto bélico del Siglo XX, la Primera Guerra Mundial.

El asesinato de Francisco Fernando de Austria, heredero del trono del Imperio austro-húngaro, fue el hecho que desencadenó todo, y que tuvo como principales protagonistas a los Imperios Alemán, Austro-húngaro, Otomano, Ruso y Británico, además de Francia e Italia.

El 28 de Julio el Imperio austro-húngaro invadió Serbia, mientras que por otro lado, el Imperio Alemán ingresó en territorios de Bélgica, Luxemburgo y Francia, lo que provocó que Rusia entrara en acción atacando a los alemanes, cuando estos pretendían ir hacia París.

En 1917 estalla la revolución Rusa, la nación se vio envuelta en una cruenta guerra civil que obligó a los rusos a retirarse del conflicto.

Estados Unidos había declarado la guerra al Imperio germano en Abril de 1917, tras el hundimiento del Transatlántico Lusitania, por parte de un submarino alemán. Esto provocó que los americanos lanzaran una ofensiva al año siguiente que hizo que las tropas alemanas retrocedieran. El 11 de Noviembre de 1918 el conflicto llegó a su fin al aceptar Alemania la firma del armisticio.

La anécdota que queremos contar en este artículo ocurrió en Diciembre de 1914, donde los soldados de ambos bandos decidieron hacer una tregua para poder pasar una Navidad en paz.

Los soldados alemanes decoraron árboles de Navidad con luces y entonaron Villancicos navideños, ante la sorpresa de sus enemigos británicos y franceses apostados en sus trincheras.

Desde el otro bando se alzaron las banderas blancas en son de paz, y caminaron para el lado alemán, donde se unieron a sus pares para celebrar ese día tan especial, y que por unas horas los alejaba del horror de la Guerra.

Hacía mucho frío, pero esto no impidió que los dos ejércitos disputaran incluso un partido de fútbol en señal de confraternidad. Se utilizaron buzos como arcos, y el terreno de juego no estaba delimitado, pero nada importaba, era un momento de esparcimiento que se disfrutó a pleno.

Un soldado alemán llamado Johannes Niemann, describió este suceso en su libro diario: “un soldado escocés apareció cargando un balón de fútbol; y en unos cuantos minutos, ya teníamos juego. Los escoceses hicieron su portería con unos sombreros raros, mientras nosotros hicimos lo mismo. No era nada sencillo jugar en un terreno congelado, pero eso no nos desmotivó. Mantuvimos con rigor las reglas del juego, a pesar de que el partido sólo duró una hora y no teníamos árbitro”, expresaba Niemann.

“Muchos pases fueron largos y el balón constantemente se iba lejos. Sin embargo, estos futbolistas amateurs a pesar de estar cansados, jugaban con mucho entusiasmo. Nosotros, los alemanes, descubrimos con sorpresa cómo los escoceses jugaban con sus faldas, y sin tener nada debajo de ellas. Incluso les hacíamos una broma cada vez que una ventisca soplaba por el campo y revelaba sus partes ocultas a sus ‘enemigos de ayer’. Sin embargo, una hora después, cuando nuestro Oficial en Jefe se enteró de lo que estaba pasando, éste mandó a suspender el partido. Un poco después regresamos a nuestras trincheras y la fraternización terminó. El partido acabó con un marcador de tres goles a favor nuestro y dos en contra. Fritz marcó dos, y Tommy uno”, concluía el relato del soldado alemán sobre este episodio curioso que se dio en la Primera Guerra Mundial.

Los altos mandos se mostraron muy enfadados al enterarse de la tregua que habían impuesto ambos bandos, pero al otro día todo era ya historia, la confraternidad había concluido, las armas se volvían a cargar y volvían a ser enemigos en el campo de batalla.

Antony Callero.

Historias…A 30 años de la gran gesta de Nacional, con aquella victoria inolvidable ante el PSV en Tokio

El 11 de Diciembre de 1988, hace hoy 30 años, Nacional y PSV Eindhoven se enfrentaban en la lejana Tokio para dirimir la supremacía mundial a nivel de clubes, en la final de la Copa Intercontinental.

Chocaban fuerzas los campeones de Sudamérica (Nacional) y de Europa (PSV), un duelo que en lo previo tenía a los holandeses como grandes favoritos, pero…

Los 62.000 espectadores presentes ese día en el Estadio Nacional, vivieron 120 minutos alucinantes, y una definición por penales de infarto.

El mediocampista uruguayo Santiago Ostolaza abrió el marcador a los 7 minutos, Nacional aguantaba a pie firme, hasta que a los 75 el gran delantero brasileño Romario empataba la partida.

Se tuvo que ir a la prórroga, y allí los dirigidos por Guus Hiddink parecían encaminarse a la victoria, cuando el zaguero Ronald Koeman de penalti anotaba el 2-1 a los 110 minutos.

Con el último resto, Nacional se fue arriba en busca del empate, no quedaba nada, centro desde la izquierda de Yubert Lemos y la cabeza de Ostolaza nuevamente para anotar el empate heroico a los 120 minutos.

Y después vendrían los penales…Una dramática definición donde pudo ganarlo el PSV, pero el portero Jorge Seré le contiene el último penalti al danés Soren Lerby, pudo ganarlo Nacional, pero el remate de Pintos Saldanha da en el travesaño, era todo de infarto.

Hasta que llegó el momento cumbre, Seré ataja un nuevo penalti, esta vez a Van Aerle, y Tony Gómez anota el décimo remate para Nacional, que acaba venciendo 7-6, consiguiendo de esa manera su tercera Copa Intercontinental, que en ese momento consagraba al mejor equipo del mundo.

Nacional tocaba la gloria nuevamente con las manos, en un partido alucinante, y ganando en forma heroica, con mucho temple y calidad. 

El conjunto tricolor dirigido por Roberto Fleitas formó ese día con Jorge Seré, Tony Gómez, Hugo De León, Daniel Felipe Reveléz y José Luis Pintos Saldanha; Santiago Ostolaza, Yubert Lemos y Jorge Cardaccio; Ernesto Vargas, Juan Carlos de Lima y William Castro, ingresando Héctor Morán y Daniel Carreño.

Por su parte los de Hiddink ingresaron con Hans Van Breukelen, Eric Gerets, Ronald Koeman, Adick Koot y Jan Heitze; Berry Van Aerle, Soren Lerby Gerald Vanenburg; Wim Kieft, Romario y Jull Ellerman, ingresando posteriormente Hans Gillhaus y Stan Valckx.

Antony Callero    

 

 

Historias…Lucien Laurent y aquel histórico primer gol en los Mundiales

Hoy, a 111 años de su nacimiento, recordamos al francés Lucien Laurent, quién quedara en la mas rica historia del fútbol, al anotar el primer gol en la historia de los Mundiales.

Laurent nació un 10 de Diciembre de 1907 en la localidad francesa de Saint-Maur des Fosses.

Debutó en el Círculo Atlético de París, equipo en el que militó desde 1921 a 1930. Ese último año es llamado para defender la selección nacional en la 1ª Copa del Mundo a realizarse en Uruguay.

Laurent tendría el honor de anotar el primer gol de la historia del torneo, que con el tiempo se convertiría en el mas importante del planeta.

Fue a los 19 minutos en el partido frente a México, disputado en el viejo Estadio de Pocitos en Montevideo, el cuál terminaría con triunfo para Francia 4 a 1.

Después del Mundial, Laurent jugó en el Sochaux, en el Club Francaise, regresó al C.A. París, después pasó nuevamente por el Sochaux, Stade Rennais y Estrasburgo, hasta que en 1939 estalló la 2ª Guerra Mundial.

El delantero francés fue prisionero de guerra de los alemanes, siendo liberado 3 años después. Tras finalizar la contienda bélica, continuó jugando al fútbol, retirándose en el Racing de Besancón en 1946, a los 39 años de edad.

Tras su retiro se dedicó a entrenar varios equipos amateurs, falleciendo el 11 de Abril de 2005 en la localidad de Besancón, cuando tenía 97 años de edad.

Antony Callero

  

Historias…El Gran Vélez de Bianchi alcanza la gloria en Tokio

Pasaron 24 años ya desde que aquel Velez Sarfield de Carlos Bianchi alcanzara la gloria en Tokio.

Un 1º de Diciembre de 1994, los de Liniers derrotaban 2-0 al poderoso Milán de Italia, y lograban alzarse con la Copa Intercontinental de Clubes.

Era amplio el favoritismo del conjunto “rossonero”, que tenía figuras de gran destaque como Maldini, Baresi, Boban, Desailly, Savicevic, Donadoni, entre otros, y dirigido por un reconocido entrenador como Fabio Capello.

Sin embargo enfrente estaba plantado un equipo con tremenda personalidad, el Velez de Bianchi, que había derrotado al Sao Paulo en la final de la Libertadores, y liderado en cancha por un fenomenal José Luis Chilavert.

En esa jornada en tierras japonesas, Velez ingresó con Chilavert al arco; Héctor Almandoz, Roberto Trotta, Víctor Sotomayor, Raúl Cardozo; José Basualdo, Marcelo Gómez, Christian Bassedas, Roberto Pompei; José Flores y Omar Asad

El Milán en tanto lo hizo con Sebastiano Rossi; Mauro Tassotti, Franco Baresi, Alessandro Costacurta, Paolo Maldini; Demetrio Albertini, Marcel Desailly, Roberto Donadoni, Zvonimir Boban; Dejan Savicevic y Daniele Massaro, ingresando posteriormente Marco Simone y Christian Panucci.

Tras algunas zozobras en la primera parte, a los 50 minutos Roberto Trotta de penalti adelantó a Velez, y ponía nerviosos a los milanistas. 

Siete minutos después, el “turquito” Omar Assad bate a Rossi para marcar el segundo. La hazaña se consumaba, Velez se hizo heroico en defensa y aguantó a pie firme hasta el final, para consagrarse campeón del mundo.

Antony Callero 

Historias…El nacimiento del Quilmes Athletic Club

Un 27 de Noviembre de 1887 nacía el Quilmes Rovers Athletic Club, un equipo de residentes británicos, y que tenía su origen inicial en el Quilmes Polo Club, surgido en 1880. Diez años después pasaría a llamarse Quilmes Cricket Club, y a partir de 1901 tomaría la denominación actual de Quilmes Athletic Club, siendo hoy en día uno de los 3 equipos mas antiguos del fútbol argentino.

Algunos historiadores discrepan sobre el año de fundación de Quilmes, incluso con el correr de los años se fue retrasando su origen, en principio se creía que había sido en 1897, pero después se tomó el año 1887 como el de su real creación, aunque se argumenta de que no tienen nada en común el de 1887 con el fundado en 1897.

Si bien en sus comienzos el Cricket tenía un amplio espacio en el club, en 1898 se incorporó el fútbol, que ya comenzaba a ser muy popular en Buenos Aires entre la colectividad británica.

Su primer presidente fue Morgan, y en esos primeros años se admitía solo a socios de origen británico, algo que cambiaría en los comienzos del Siglo XX.

“El cervecero”, como le apodan, ha escrito una rica historia dentro del fútbol argentino, si bien militó muchos años en divisiones menores, en 1978 se dio el gusto de consagrarse como el mejor del fútbol argentino, al ganar el Metropolitano, de la mano de José Yudica.

Además del Fútbol, el club también se destaca por la práctica del Hockey sobre césped, siendo uno de los equipos referentes de nuestro país en esta disciplina.

A 131 años de su fundación, el club hoy se encuentra en la segunda categoría del fútbol argentino, además es el club que mas veces ascendió a Primera División, lo hizo en 11 oportunidades, la última en la temporada 2011-2012.  

Antony Callero

Historias…Inglaterra sucumbe ante los “mágicos magyares” en el partido del Siglo

Ocurrió hace 65 años, un 25 de Noviembre de 1953 en el mítico Estadio de Wembley en Londres, ese día los maravillosos húngaros golearon a Inglaterra por 6 a 3, en lo que muchos consideran como “el partido del Siglo”.

Enorme exhibición de Hungría en territorio inglés, y primera derrota en casa del seleccionado de la rosa ante un equipo no británico.

Puskas, Kocsis, Czibor, Hidegkuti, Boszik y compañía, deleitaron ese día a todos los presentes, y minimizaron a los inventores del fútbol, que quedaron atónitos ante tanta destreza dentro de un campo de juego.

En Inglaterra se creía que hasta ese momento allí se jugaba el mejor fútbol del planeta, pero desde ese día todo cambió…

Hungría, dirigida por Gustav Sebes, alineó ese día con Grosics, Lantos, Zakarias, Lorant, Buzansky y Boszik; Budai, Puskas, Czibor, Hidegkuti y Kocsis.

Por su parte Inglaterra saltó al campo de juego con Merrick, Eckersley, Wright, Ramsey, Mortensen y Dickinson; Taylor, Johnston, Robb, Matthews y Sewell.     

Al minuto de juego ya ganaba el equipo “magyar” con gol de Nandor Hidegkuti, John Sewell empató a los 13, pero de allí en más una ráfaga de fútbol acabó con Inglaterra, Hidegkuti anotó el segundo a los 22, aumentó Puskas a los 25 y 29, para poner el 4-2. Antes del descanso descontó el legendario Stanley Matthews, como para levantar el ánimo de los ingleses. 

Al comenzar la segunda parte Jozsef Bozsik pone el 5-2 a los 50 y Hidegkuti anota el tercero personal a los 53. Al Ramsey de penalti a los 57 descontó para maquillar el resultado final, ganó Hungría 6-3, pero dicen que la goleada pudo haber sido mas amplia.

La goleada de Hungría ante Inglaterra cambiaría el mapa del fútbol mundial. El 23 de Mayo de 1954, Inglaterra le devolvía la visita a Hungría en Budapest, esta vez el saldo sería peor para los inventores del fútbol, ya que caerían por 7 a 1.  

Antony Callero