Brasil en busca de repetir el título

Comenzó el fútbol en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, y en la primera jornada se enfrentaron los dos últimos finalistas, Brasil y Alemania.

La “canarinha” venció a Alemania 4 a 2. y es una de las favoritas a quedarse con la presea dorada, intentando retener el título obtenido hace 5 años.

Después de muchos años de intentarlo, Brasil recién en 2016 pudo romper ese maleficio que traía con los Juegos Olímpicos, tras derrotar por penales a Alemania en la gran final por el oro.

Neymar a los 27 minutos adelantó al equipo carioca, pero a los 59 llegó la igualdad a través de Maximilian Meyer.

En los penales el local tuvo cien por ciento de eficacia, mientras que Petersen marró el último remate para la “mannschaft”.

Los locales fomaron ese día con Wéverton; Zeca, Marquinhos, Caio, Santos; Walace, Renato Augusto; Gabriel Barbosa, Neymar, Gabriel Jesús; Luan.

El oro fue para Brasil, Alemania se debió conformar con la plata y el bronce fue para Nigeria en ese último torneo olímpico.

El máximo goleador fue el alemán Serge Gnabry con 6 tantos, los mismos que anotó su compañero Nils Peterson, mientras que Neymar quedó con 4.

Antony Callero

Juegos Olímpicos…Y creían que eran indios con arco, flecha y boleadoras…

uruguay-vuelta-olimpica

Uruguay logró su primer título olímpico en Colombes 1924, allí fue donde se dio a conocer al mundo por primera vez, el nombre de Uruguay, como una potencia de este deporte.

Días previos antes del debut, Uruguay realizaba una práctica en Colombes, y en la tribuna se encontraban los yugoslavos, rivales de los celestes en el primer partido.

A los “charrúas”, no se les ocurrió mejor idea, para engañar al rival, que hacerse los tontos en el entrenamiento, tirando pelotazos para cualquier parte, errándole al balón, cabeceando al revés, etc.

Fue tal el hazme reír de los presentes, que un jugador yugoslavo se acercó a ellos y les dijo: “¡Que pena que nos toque jugar con ustedes! ­ ¡Vinieron de tan lejos!”

Al día siguiente el diario francés “Le Temps”, escribía sobre la práctica: “Nos apena que sean tan torpes estos jóvenes sudamericanos. Han venido desde tan lejos y tendrán que volverse después del primer partido”.

Los yugoslavos entraron tan confiados cuando entraron al terreno de juego, el 26 de Mayo de 1924, que  a nadie se le cruzó por la cabeza, de que ese día pudieran perder.

Uruguay dando muestras además de inteligencia, salió al campo de juego con una bandera francesa, por lo que el público inmediatamente les dio su apoyo, y agradeció el gesto de estos uruguayos.

Después vino lo ya conocido, Uruguay fue una máquina arrolladora, goleó a Yugoslavia 7 a 0, ante 2.000 personas, que presenciaron atónitos tan brillante demostración.

El 29 de mayo, en Bergeyre, mucha más gente se acercó para ver a este equipo maravilloso, que toda Francia comentaba, y Uruguay derrotó a Estados Unidos 3 a 0.

Siguiendo su camino al título le endosó una gran goleada al local Francia, por 5 a 1, ese día el público de Colombes se rindió al fútbol uruguayo, aplaudiendo de pie a estos malabaristas del balón.

Holanda fue el rival que le planteó mas dura lucha a los celestes, pero igualmente se le venció por 2 a 1 en semifinales, luego vino la final con Suiza, donde Uruguay volvió a dar otra exhibición de gran juego, ganando por 3 a 0 con tantos de Petrone, Cea y Romano, y logrando el título olímpico por primera vez, una especie de Mundial para la época.

Uruguay campeón… y pensar que cuando llegaron, creían que eran indios con arco, flecha y boleadoras.

Antony Callero.