Leyendas…Billy McNeill…el gran capitán del Celtic

Este pasado 22 de Abril, a los 79 años de edad nos dejó Billy McNeill, el gran capitán del Celtic de Glasgow, y quizás el jugador mas emblemático que vistió la blusa verdiblanca.

Este defensa central nacido el 2 de Marzo de 1940, desarrolló toda su carrera en el Celtic, el club de sus amores, del cuál fue jugador y entrenador.

Desde su llegada al club en 1957, McNeill disputó nada menos que 822 partidos -record- durante las 18 temporadas como profesional.

El “César” como le apodaban, debido a su parecido con el actor estadounidense César Romero, fue internacional con la selección escocesa en 29 oportunidades, aunque nunca pudo disputar una Copa del Mundo.

En 1967, de su mano el Celtic consiguió llegar a la cúspide de Europa, tras derrotar en la gran final al Inter de Milán por 2 a 1, encuentro disputado en el Estadio Nacional de Lisboa.

Además de esta Copa de Europa, consiguió 9 Ligas con el Celtic, todas ellas consecutivas entre 1966 y 1974, 7 Copas de Escocia y 6 Copas de la Liga, y finalista de la Copa de Europa de 1970, donde los del trébol cayeron 2-1 ante el Feyenord de Holanda.

Como entrenador comenzó su carrera en el Clyde de su país en 1977, para después pasar por el Aberdeen, el Celtic -desde 1978 a 1983-, Manchester City, Aston Villa, retornando al Celtic para culminar su curso en los banquillos entre 1987 y 1991. Con su club consiguió 4 Ligas de Escocia.

Su gran carisma, y su fidelidad por el club, lo convirtieron en un verdadero emblema de los “celtas”, quiénes le erigieron una estatua en bronce en las afueras del Celtic Park.

Se ha ido un grande…

Antony Callero

LEYENDAS…A 100 años del nacimiento de “El Maestro” Adolfo Pedernera

Un 15 de Noviembre de 1918, nacía en la ciudad de Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, el “Maestro” Adolfo Pedernera, uno de los mas grandes jugadores argentinos, e integrante de uno de los mejores equipos de la historia, “La máquina de River Plate”, de comienzos de los 40.    

Su gran inteligencia para jugar el balón, sumado a su dominio del mismo, y su estupenda pegada, hicieron que en esa época todos lo llamaran “El Maestro”.

Sus primeros pasos en el fútbol fueron en el Club Cruceros de La Plata, para después pasar a Huracán de Parque Patricios, sin embargo el salto definitivo lo daría en River Plate.

Llegó en 1933 al club “millonario” con solo 14 años de edad, y dos años después en 1935, haría su debut oficial en Primera División.

Durante las 11 temporadas que vistió la blusa con la banda roja, Pedernera jugó 278 partidos, anotando 131 goles, y logrando 5 títulos en la Liga Argentina.

Junto a Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Ángel Labruna y Félix Loustau, integró una de las delanteras mas notables del fútbol argentino, que entre 1941 y 1947 deleitó a propios y extraños.

En 1947 decidió marcharse a Atlanta, tentado por una importante oferta económica, las siguientes 2 temporadas las jugaría en Huracán, y en 1949 se marcha al Millonarios de Bogotá (Colombia).

Allí en tierras cafeteras coincidió en el equipo con otros dos fenómenos argentinos como Alfredo Di Stéfano y Néstor Raúl Rossi. Millonarios con él en sus filas ganó 4 campeonatos nacionales en 5 temporadas.

Regresó a Argentina en 1954 para culminar su carrera en Huracán, tenía ya 35 años, y su rendimiento había bajado sensiblemente.

Con la selección Argentina disputó 20 partidos, siendo Campeón de América en las ediciones de 1941 y 1945.

Tras acabar su ciclo como jugador, estuvo mas de 20 años ligado a la dirección técnica. Sus inicios fueron en Huracán, pero después continuó en Nacional de Montevideo, América de Cali, Selección de Colombia -a la que clasificó por primera vez a un Mundial de Fútbol en 1962-, Gimnasia y Esgrima La Plata, Boca Jrs., Independiente, Selección de Argentina, Talleres, para retirarse definitivamente en Banfield en 1976.

Falleció el 12 de Mayo de 1995 en Buenos Aires a los 76 años de edad.  Se fue mas que un jugador de fútbol, una leyenda viviente que dejó muchísimas enseñanzas.

En el 2004 la Federación Internacional de Historia y Estadística nombró a Pedernera como el 12º mejor jugador Sudamericano de todo el Siglo 20, sin dudas una enorme distinción, para un verdadero Clase A. 

Antony Callero

  

Leyendas…Vincenzo Scifo…el líder de una gran generación de futbolistas belgas

Scifo_01

La selección de Bélgica, tan de moda por estos días, tuvo su primer gran generación de cracks allá por la década de los 80 y comienzos de los 90.

En un equipo donde destacaban grandes futbolistas como Eric Gerets, Jan Ceulemans, o el portero Jean Marie Pffaf, el estratega de los “diablos rojos” era un mediocampista de gran calidad: Vincenzo Scifo.

Hijo de padres italianos nacidos en Sicilia, Scifo nació un 19 de Febrero de 1966 en La Louviere (Bélgica), debutó como profesional en el Anderlecht en 1983, club con el que disputó 4 temporadas, y donde consiguió 3 Ligas y 2 Súper Copas.

Ya en 1984 es llamado por primera vez para integrar el combinado nacional de su país para disputar la Eurocopa, y con solo 20 años fue una de las principales figuras del equipo que consiguió el cuarto puesto en el Mundial de México 1986, cayendo en aquella recordada semifinal ante la Argentina de Diego Maradona.

gdvieaqpo2z5cuhh6ypo.jpg

Tras su gran Mundial, Scifo ficha en 1987 por el Inter de Milán, donde jugaría una sola temporada, sin llegar a brillar.

En 1988 se marcha al Girondins de Burdeos por un año, mientras que en 1989 ficha por el Auxerre también de Francia.

En Italia 1990, un Scifo mas maduro con 24 años de edad, lidera a la selección de Bélgica que realiza una muy buena fase de grupos, pero cayendo posteriormente en Octavos de Final ante Inglaterra en tiempo extra.

Entre 1991 y 1993 tiene un muy buen pasaje por el Torino italiano, donde consigue la Copa Italia de 1993.

Tras esas dos muy buenas temporadas, ficha por el Mónaco francés, jugando allí durante 4 años y dejando el mejor de los recuerdos, siendo campeón de Liga en 1997 y también de la Súper Copa Francesa.

Ya con algunos problemas físicos, emprende su retorno a su país para jugar por su primer amor, el Anderlecht, donde lo haría entre 1997 y el 2000, siendo campeón de Liga por cuarta vez en la última temporada.

scifoleyendas3.jpg

En la temporada 2000-2001 jugaría sus últimos encuentros en el Royal Charleroi, hasta que problemas de cadera debido a una artrosis, le obligan a su retiro profesional.

En ese lapso también disputó los Mundiales de Estados Unidos 1994 y Francia 1998, entrando en una selecta lista de futbolistas con 4 Mundiales a cuestas.

Tras su retiro se dedicó a la dirección técnica en el Charleroi, posteriormente pasó por el Tubize, el Mouscron y el Mons de su país, siendo su última experiencia con la selección de Bélgica Sub 21 en la temporada 2015-2016.

Scifo era un jugador muy técnico, de gran manejo de balón y visión de juego, su actuación en los Mundiales de 1986 y 1990 principalmente, lo catapultan a lo mas alto entre los jugadores belgas de todos los tiempos.

Antony Callero

 

 

 

LEYENDAS…Gheorghe Hagi…Honor, orgullo, realización y responsabilidad en su filosofía de vida.

maxresdefault-2.jpg

Gheorghe Hagi, es considerado el mejor jugador rumano de todos los tiempos, y uno de los grandes fenómenos de la década del 90.

Nacido en Sacele, en el Distrito de Constanta, un 5 de Febrero de 1965,  “Gica” Hagi fue un mediocampista ofensivo que destacaba por su gran habilidad, rapidez y un gran remate, tal era su calidad que le apodaron “El Maradona de los Cárpatos”.

Debutó con apenas 17 años en el Farul de su ciudad, anotando 7 goles en 18 partidos disputados; al año siguiente, en 1983, lo ficha el Sportul Studentesc, llevando a este modesto equipo al sub campeonato de la Liga Rumana en la temporada 1984-1985, año en donde fue el goleador del torneo -20 goles-, y además elegido mejor jugador de la Liga.

En la temporada 1985-1986 arrasa en la tabla de máximos anotadores con 31 tantos, y al año siguiente el Steaua Bucarest -el club mas emblemático de aquel país-, lo ficha para jugar un solo partido, la final de la Súper Copa de Europa ante el Dínamo Kiev.Hagi marcó el gol de la victoria ese día para el Steaua, que era el “equipo del ejército”.

Con el aval del dictador Nicolae Ceausescu, el Steaua no devolvió a Hagi al Sportul, se apoderó de él, y el jugador jugó 3 temporadas a gran nivel allí, 97 partidos donde anotó 76 goles nada menos.

En 1988 el Steaua Bucarest alcanzó las semifinales de la Copa de Europa, y un año después disputó la final ante el Milán, cayendo 4 a 0. “Jamás sentí tanta impotencia en un partido de fútbol”, dijo Hagi tras perder esa final ante ese gran equipo “rossonero”.​

“Gica” había debutado con apenas 18 años en la selección rumana, fue en 1983 en Oslo ante Noruega, un año después disputa la Euro 1984. Rumania no clasifica para el Mundial 86, ni para la Euro 88, pero aparece con gran eclosión en Italia 90. Allí llevaría a Rumania a los Octavos de Final, donde caería ante Irlanda en la tanda de penaltis.

Real Madrid v Atletico Madrid - Spanish LaLiga - Santiago Bernabeu Stadium

Sus grandes actuaciones en el Steaua -club con el cuál consiguió 3 Ligas y 2 Copas de Rumania-, y después en el Mundial 90 con su selección, hicieron que el Real Madrid le echara el ojo, y lo fichara ese año. Hagi estuvo dos temporadas donde no logró brillar, y en 1992 se marcha al Brescia italiano.

Parecía que lo mejor de Hagi ya había pasado, sin embargo llegó el Mundial de Estados Unidos 1994, y allí se pudo ver la mejor versión del 10.

Romanian-midfielder-Gheorghe-Hagi-

Hizo un Mundial extraordinario, contra Colombia en  fase de grupos jugó para 10 puntos, anotando incluso uno de los mejores goles del torneo. Rumania logró clasificar como primera en su grupo, y en Octavos de Final se carga a una Argentina sin Maradona, tras el conocido caso de dopaje. Ese día Hagi brinda una enorme exhibición futbolística, ya todo el mundo hablaba de él.

En el partido de Cuartos de Final, Rumania cae en la tanda de penaltis ante Suecia, en un partido que parecía controlado ganando 2-1 en la prórroga. Hagi vuelve a hacer otro gran partido pero no alcanza, y los rumanos perdieron la gran oportunidad de meterse por primera vez en una semifinal.

Tras la Copa del Mundo, y con 29 años a cuestas, Hagi acepta un nuevo desafío en España, el Barcelona de Cruyff lo llama, iría por la revancha, pero nuevamente el fútbol español no le sienta bien al “Maradona de los Cárpatos”. Se marcha sin pena ni gloria en 1996 al fútbol turco.

hagi--644x362

En el Galatasaray, Hagi pasaría 5 temporadas inolvidables, donde ganaría 4 Ligas de Turquía, 2 Copas de Turquía, 1 Copa de la UEFA en el 2000, tras derrotar en la final al Arsenal, y una Súper Copa Europea también ese año, venciendo en la final al Real Madrid.

Hagi es considerado el mejor futbolista extranjero que haya pisado una cancha del fútbol turco, desparramó tanto talento durante su pasó por allí, que la difícil afición del Galatasaray lo adoptó como ídolo para siempre.

Entre medio tuvo la posibilidad de jugar su tercer Mundial en 1998, otra vez Hagi es el estratega del equipo, pero Rumania cae ante la Croacia de Davor Suker en Octavos de Final.

En la Euro del 2000 cerraría su ciclo con la selección, 125 partidos jugados, y 35 goles anotados para este fenómeno.

Tras su retiro de las canchas en el 2001 inició su carrera como entrenador en la selección de su país, después pasó por equipos como Bursaspor, Steaua Bucarest, Galatasaray, entre otros.

En el 2012 crea una Escuela de Fútbol en Constanta, y comienza la enseñanza a los niños de la región, compra el equipo Vittorul Constanta, y en pocos años lo lleva a la cúspide del fútbol rumano, al ganar la Liga 2016-2017, siendo no solo su propietario, sino también su entrenador.

Honor, orgullo, realización y responsabilidad, es su filosofía de vida desde que inició su camino en el fútbol, algo que lo ha hecho grande en su país, y que lo tiene como un gran embajador a nivel mundial.

DZPZzRaW0AADGE6

“Mi inspiración ha sido el Ajax de Amsterdam, el club que produce más jugadores en Europa, el club en el que jugó mi ídolo, Johann Cruyff”, dijo alguna vez Hagi en una entrevista, valorando y respetando el gran trabajo que hacía el club holandés en la formación de jugadores.

Además de Cruyff, dijo que en su época se deleitaba viendo jugar a  Marco Van Basten, Roberto Baggio, Hristo Stoichkov, Diego Maradona, Fernando Redondo y Michael Laudrup, entre otros grandes.

Hoy fue el momento de recordar a Hagi, sin dudas uno de los mejores jugadores de la historia en la Europa del Este.

Antony Callero.

 

 

LEYENDAS…George Weah…De la pobreza extrema a ser Balón de Oro y Presidente de su país.

144fda82-6a5b-4754-9185-237e5bc073c0_749_499

Nació y se crió en medio de una pobreza extrema en las afueras de Monrovia -capital de Liberia-, tocó el mundo con las manos en 1995 al ser elegido el mejor jugador del mundo, y en el 2018 fue elegido Presidente de su país, George Tawlon Manneh Oppong Ousman Weah, mas conocido como GEORGE WEAH, ha tenido una vida de película.

Vio los ojos al mundo el 1º de Octubre de 1966 en Clara Town (Liberia), y era uno de 12 hermanos de la familia, que pertenecía a la Etnia Kru.

El fútbol desde niño era su pasión, pese a que sus padres siempre se opusieron a ello. Pero para el, correr detrás de una pelota era un forma de escaparle a la pobreza.

De adolescente estudiaba y trabajaba como telefonista, y jugaba al fútbol en el Young Survivors of Clartown.​ En 1985 debutó en el Mighty Barrolle de su país, y un año después pasó al Invincible Eleven.

Pero sería recién en 1988 cuando su carrera se relanzaría, al firmar un contrato semi profesional con el Tonnerre de Yaoundé, un equipo camerunés, donde Weah anotó 14 goles en 18 partidos.

El por entonces seleccionador de Camerún, Claude Le Roy, se contactó con su compatriota Arsene Wenger para comentarle de las bondades del joven Weah.

1514369667_705645_1514369873_noticia_normal.jpg

Wenger quedó impresionado y se lo llevó al Mónaco en la temporada 1988-89. Debutó un 17 de Agosto de 1988 contra el Auxerre, y su primera temporada no fue buena, sin embargo el míster seguía confiando en el.

“Cuando me mudé a Montercarlo no jugué nada en los primeros seis meses. Pero quería mostrar mi talento para los que pensaban que perdía el tiempo en Europa. Quería demostrar que era buen jugador. Wenger fue una figura paterna, me consideraba su hijo. Apareció en el mejor momento y me mostró su amor. Quería que estuviera en el campo siempre”, dijo Weah en una entrevista.

“Un día me encontraba muy cansado en el entrenamiento y me dolía la cabeza. Wenger me dijo: ‘Sé que es difícil pero debes trabajar duro. Creo que con tu talento puedes convertirte en uno de los mejores del mundo. Así que escuché y continué. Sin Dios y sin Arsene no habría llegado tan lejos en Europa”, finalizó diciendo.

Weah y la guerra…

Si bien se le estaba dando lo que siempre quiso, que era jugar al fútbol profesional, la situación política de su país mantenía a Weah con preocupación por su familia.

En Liberia comenzó en 1989 una cruenta Primera Guerra Civil, que acabó en 1996. Todo el dinero que ganaba en ese momento, lo invirtió intentando darle refugio a familiares y amigos, incluso mudó a su familia a Nueva York para que estuviera a salvo.

Algunos familiares no pudieron escaparse de Liberia, y sufrieron las duras consecuencias del régimen dictatorial en su país. En 1997 se hizo la paz, pero poco duró.

En 1999 ocurrió una Segunda Guerra Civil, que acabó en el 2003; en total toda esta masacre dejó unos 250.000 muertos. Weah desde fuera del país siempre luchó para que Naciones Unidas intervenga en el conflicto y pare esa masacre, algo que finalmente sucedió.

La gloria…

Con la guerra en la cabeza y su familia en Estados Unidos, Weah fue despegando futbolísticamente en el Mónaco, en 1991 fue campeón de la Copa de Francia, y perdió la final de la Recopa de Europa ante el Werder Bremen.

S087657386.jpg

En la temporada 1992-93 da un importante salto en su carrera al fichar por el Paris Saint Germain. En esa campaña, el PSG gana la Copa de Francia y llegó a semifinales de la UEFA, y al año siguiente se consagraría campeón de la Liga Francesa.

En la temporada 1994-95 vuelve a ganar la Copa de Francia, y alcanza las semifinales de la Liga de Campeones, donde cae ante el Milán, pero George fue el máximo anotador del torneo con 7 tantos.

Ese 1995 sería inolvidable para Weah, ya que recibe el Balón de Oro Europeo de la revista “France Football”, que lo consagraba como el mejor jugador del mundo, también la FIFA le otorga el premio como jugador del año, la revista “Onze Mundial” le entrega el premio “Onze de Oro”, y también es elegido jugador africano del año, tocaba el cielo con las manos, sueño cumplido de ser “el mejor”.

WEAH ORO.jpg

En Mayo había fichado por el AC Milán por 7,5 millones de euros. En el conjunto rossonero jugaría 5 temporadas, donde fue campeón de Liga en 1996 y 1999.

Después ya en plena decadencia futbolística jugaría en el Chelsea, Manchester City, Olympique Marsella, para retirarse en el 2003 en Al Jazira de Emiratos Árabes.

Tras su retiro residió muchos años en la localidad de Fort Lauderdale (Florida), tiene triple nacionalidad, liberiana, francesa y estadounidense, y sus hijos George Weah Jr. y Timothy Weah, ya han debutado con las selecciones juveniles de Estados Unidos, incluso Timothy esta temporada recaló en el PSG, donde alterna en el equipo principal.

Weah el Presidente…

Desde el 2005 comenzó a incursionar en la política en su país. Fundó el partido Congreso para el Cambio Democrático, participó de esas elecciones nacionales y cayó en segunda vuelta.

El no tener estudios superiores era un impedimento para que Weah pudiera ser Presidente. Se fue a Miami a estudiar Administración de empresas y Criminología, y regresó por su objetivo.

HJElTgCrM_930x525__1

Con un 61,5 por ciento de los votos, en el 2017 ganó las elecciones de su país, asumiendo como Presidente el 22 de Enero de 2018.

Antony Callero.

 

LEYENDAS…Gyorgi Sarosi…el abogado del fútbol

sarosi-a-hivatalnok-600x483

Gyorgi Sarosi fue uno de los mejores futbolistas que dio el fútbol húngaro; nacido un 5 de Agosto de 1912 en Budapest, Sarosi podía jugar en cualquier puesto del campo de juego, pero su consagración llegaría como delantero centro.

Ingresó en las inferiores del Ferencvaros a los 15 años, y a los 18 debutaba en Primera División. Alternaba el fútbol con sus estudios de abogacía, recibiéndose en 1937.

Jugó el Mundial de Italia 1934, donde su seleccionado cayó en Cuartos de Final ante Austria, pero dejando destellos de su gran calidad. Había sido convocado para el Mundial de 1938, pero había declinado en principio participar del mismo, ya que tenía un importante caso judicial que le podía dejar una importante remuneración económica.

En esos momentos su familia pasaba por bastantes apremios, y si bien el entrenador Karoly Dietz y sus compañeros hablaron con Gyorgi para que replanteara la idea, fue su padre quién lo logró convencer. Le pidió que se dedicara al fútbol, que tenía grandes condiciones, y que podía obtener mayores ingresos que como abogado.

Sarosi acudió al Mundial como capitán de aquel seleccionado “magyar”, que consiguió llegar a la final frente a la Italia de Vittorio Pozzo. En un gran partido Italia se impuso a Hungría 4 a 2 y logró el bicampeonato, pero Sarosi fue reconocido como uno de los mejores jugadores del torneo.

10.Sarosi-Gyorgy-1

Jugó 18 temporadas en el Ferencvaros, donde logró 10 títulos, cinco Ligas, cuatro Copas Nacionales y una Mitropa Cup, anotando 351 goles.

Tras su retiro en 1948 pretendía retomar su carrera como abogado, sin embargo de inmediato le llegaron ofrecimientos para ser entrenador, y no las desestimó.

Partió a Italia, donde entrenó durante 12 años a equipos como el Bari, Luchesse, Genoa, Roma, Bologna, Brescia y Juventus, donde logró llevar al título al conjunto turinés en la temporada 1951-1952.

Tras dirigir al Lugano de Suiza en la campaña 1962-63, se alejó de los banquillos definitivamente, después de 33 años en el fútbol profesional.

El 20 de Junio de 1993, Sarosi fallecía en Génova a los 80 años de edad. La revista World Soccer lo ubicó en el puesto 87 entre los mejores futbolistas del Siglo XX.

CtYniI7WIAIBugo.jpg

El “Doctor” como lo apodaban, comenzó jugando como defensa central, pasó por los puestos de mediocampista, y finalmente acabó de delantero centro. Era un jugador de los mas completos, alto, rápido, técnico, elegante para transitar con el balón, de muy buen juego aéreo, y con mucho olfato goleador.

Sarosi, es una de las grandes leyendas del fútbol mundial de las décadas del 30 y 40.

Antony Callero.

 

Leyendas…Grzegorz Lato…el velocista goleador.

1338830684_759444_1338838872_sumario_grande

Grzegorz Lato, fue uno de los mejores jugadores polacos de todos los tiempos, que destacaba por su gran velocidad, y su capacidad goleadora.

Este pequeño calvo, nacido en Mielec, un 8 de Abril de 1950, participó en la época de oro del fútbol polaco, en la década del 70 y comienzos de los 80.

En Munich 1972, fue una pieza importante para que su selección se quedara con la medalla de oro olímpica, dos años después, en el Mundial de Alemania, Lato llevó a su equipo al cuarto puesto, y se consagró como máximo artillero del torneo con 7 tantos.

También participó de los Juegos de Montreal 1976, donde Polonia se alzó con la medalla plateada. En el Mundial de 1978, disputado en Argentina, Lato volvió a destacarse, aunque su equipo fue eliminado en la fase de Cuartos de Final, donde compartió grupo, justamente con el local, Argentina, con Brasil, y Perú.

También estuvo en España 82, donde Polonia volvió a sorprender con un excelente tercer puesto, después de toparse en semifinales con una Italia, y un Paolo Rossi, en toda su dimensión.

Dentro de sus records, digamos que es el jugador con mas presencias con la selección nacional, 95 en total, donde anotó 42 tantos, y solo es superado por Kazimierz Lubanski.

grzegorz-lato_1xqnkkxtyle0j1bldpygqykzvu

Cuentan que en los entrenamientos de la selección, Lato cruzaba apuestas con sus compañeros, para ver quién  le podía vencer en una carrera de 100 metros. Su velocidad era impresionante, y su marca era de todo un velocista, 10 segundos, 2 décimas.

Gran parte de su carrera la desarrolló en su país en el Stal Mielec, el equipo de su ciudad, aunque también pasó por el Lokeren de Bélgica, el Atlante de México, y el Polonia Hamilton de Canadá, un equipo amateur donde finalizó su carrera en 1991.

Tras su retiro, Grzegorz Lato se lanzó a la actividad política, entre 2001 y 2005 fue senador por el Partido Alianza de Izquierda Democrática, y en el 2008 fue elegido  Presidente de la Federación Polaca de Fútbol, órgano que había sido intervenido por el gobierno, por los numerosos casos de corrupción que acontecieron en el fútbol de aquel país.

Antony Callero.