Leyendas…Obdulio Varela…a 22 años de su partida

0020142948

A 22 años de la partida del Negro Jefe…Obdulio Varela es una de las máximas leyendas del fútbol uruguayo y mundial, héroe en el recordado Maracanazo de 1950, cuando Uruguay derrotó 2 a 1 a Brasil en su propia casa.

Nació un 20 de Septiembre de 1917 en el barrio de La Teja, en Montevideo, su nombre verdadero era Jacinto Obdulio Muiños Varela, pero todo el mundo siempre lo conoció por su apellido materno “Varela”, o simplemente Obdulio.

Comenzó su carrera futbolística en el Deportivo Juventud en 1936, hasta que en 1938 lo ficha el Montevideo Wanderers, donde jugaría durante 5 temporadas.

Mediocampista de gran presencia, era el auténtico “5” de los de antes, que jugaba y ordenaba desde el centro del campo. En 1943 se lo llevó Peñarol, donde jugaría durante 12 años, convirtiéndose en el emblema de los aurinegros, y consiguiendo los títulos uruguayos de 1944, 1945, 1949, 1951, 1953 y 1954.

CgP0_DdW4AIw5qG

Durante 15 años Obdulio fue el corazón de la celeste. Debutó en el Sudamericano de 1939 con Uruguay. En 1942 fue campeón de América en Montevideo, y siendo considerado el mejor jugador del torneo. En el partido decisivo derrotaron a Argentina 1 a 0 con gol de Zapirain.

Morán.jpg

En 1950 era el capitán del seleccionado “charrúa”, que lograra la hazaña en el gran Maracaná, al derrotar 2-1 a Brasil en el partido final, y enmudeciendo a 200.000 personas.

obdulio-varela

Tras el gol de Brasil convertido por Friaca a los 47, Obdulio fue muy importante para levantar la moral de sus compañeros, y poder dar vuelta la historia. A los 66 llegaría el gol de Schiaffino, y a los 79 Alcides Ghiggia ponía el 2-1, Uruguay era campeón del mundo por segunda vez.

Obdulio también estuvo en el Mundial de 1954 en Suiza, donde Uruguay cayó en semifinales ante los fabulosos húngaros 4-2 en la prórroga, en uno de los partidos mas dramáticos de la historia de los Mundiales, aunque el gran capitán ese día no pudo jugar por lesión. En total disputó 45 partidos con la selección uruguaya, donde anotó 9 goles.

En 1955 se retiraría del fútbol en Peñarol, el club de su vida. Falleció un día como hoy, 2 de Agosto de 1996 en Montevideo, a los 78 años de edad.

1278450160_0

El Negro Jefe dejó algunas frases y conceptos para la eternidad como aquella de “Los de afuera son de palo.”, el día del Maracanazo y al ver esas 200.000 personas eufóricas.

“No me gustó ver a aquellas 200.000 personas tristes, no me gustó ver a Rio a oscuras y sin carnaval. Es la vida. Era campeón y no sentía una alegría absoluta por ello”, una frase que pinta el respeto hacia sus vencidos.

“Ahora vamos a jugar como hombres. Nunca miren a la tribuna. El partido se juega abajo. Ellos son once y nosotros también. Este partido se gana con los huevos en la punta de los botines”, en el vestuario antes de saltar a la cancha en la final.

“Yo había jugado un millón de partidos en todas partes, en canchas sin tejidos, sin alambradas, a merced del público, y siempre había salido sanito. ¡Cómo me iba a achicar ese día en Maracaná, que tenía todas las seguridades!”, otra de las grandes frases de este histórico capitán, y leyenda del fútbol uruguayo.

Antony Callero

 

Leyendas…José Emilio Santamaría, un hispano-uruguayo que brilló en los dos continentes.

0024789372

José Emilio Santamaría fue un gran defensor uruguayo, surgido en el Club Nacional de Fútbol, donde debutó en el año 1947, con apenas 17 años de edad.

Nació un 31 de Julio de 1929 -hoy hace exactamente 89 años-, en la capital del país, Montevideo, era hijo de emigrantes españoles que habían llegado de la Provincia de Ourense.

Desde muy joven destacaba por sus grandes condiciones en el centro de la defensa. Fue el dueño de una tienda de su barrio, un emigrante de orígen armenio al que apodaban “Bogó”, quién le consiguió una prueba en las Juveniles de Nacional, ya que tenía contacto con directivos del club, esto era en Noviembre de 1944.

En sus inicios jugaba en el centro del campo, pero posteriormente pasó a jugar de defensor central.

Había sido convocado para jugar el Mundial de Brasil 1950, pero el entrenador uruguayo lo quería utilizar como volante, y Nacional no lo permitía, y de esa manera se perdió la oportunidad de ser campeón del mundo.

En 1952 es convocado para la selección nuevamente, y esta vez si se integra a la misma, participando de la Copa del Mundo de Suiza 1954, donde Uruguay culmina cuarto.

Los celestes caerían en semifinales 4-2 ante los maravillosos húngaros, en uno de los partidos más recordados de la historia de los mundiales.

También participaría de la Copa América de 1957 en Perú. En total jugó 20 partidos con la selección uruguaya.

En Nacional por su parte conquistó 5 Ligas Uruguayas, 1950, 1952, 1955, 1956 y 1957, jugando un total de 182 partidos y marcando 8 goles.

0024800269.jpg

Tras esta última consagración se marcharía a España, nada menos que al Real Madrid, donde brillaría durante una década, siendo considerado en ese momento el mejor defensor del mundo.

Casado y con un hijo a cuestas, Santamaría partió a España, después de haber recibido un llamado del propio Santiago Bernabeu, que lo había visto jugar en el Mundial de 1954.

En su estancia en Madrid, Santamaría conseguiría nada menos que 6 Ligas Españolas, 1 Copa de España, 4 Copas de Europa, y 1 Intercontinental, en un equipo donde brillaban Di Stéfano, Puskas, Gento y Rial entre otros. Jugó un total de 337 partidos, y anotó 2 goles con la casaca “merengue”.

bernabeu_4copas_comentada-730x482

Sus grandes actuaciones en el Madrid, hicieron de que en 1958 ya fuera convocado para jugar con la selección de España, con la cuál disputaría el Mundial de Chile 1962, donde quedarían eliminados en primera fase;

Para José Emilio fue un orgullo y un deseo cumplido vestir la camiseta española, la de sus orígenes, algo que llenó de alegría a sus padres. Jugó un total de 16 partidos con la zamarra española.

Santamaría era un defensor completo, muy fuerte en el roce físico, y que sacaba muy bien jugada la pelota desde el fondo. Hablaba mucho, y ordenaba al equipo desde atrás, era un verdadero caudillo.

Tras su retiro como jugador dirigió las Juveniles del Madrid, y posteriormente se fue al Espanyol de Barcelona, donde estaría 7 años entre 1971 y 1978. Con el conjunto “perico” estuvo muy cerca de ser campeón de Liga en la temporada 72-73, finalizando sub campeones.

En 1982 tuvo el gran desafío de dirigir la selección española en el Mundial que se realizó en su país. Lamentablemente el equipo no funcionó como se esperaba, pese a la buena calidad de jugadores que tenía, y se quedó fuera en segunda fase, con 1 triunfo, 2 empates y 2 derrotas.

Santamaría ha sido un ejemplo dentro y fuera de las canchas, un ídolo de dos patrias, ya que se considera uruguayo y español, una persona agradecida por lo que le brindó la vida, y que vaya donde vaya vaya recibe el cariño de la gente.

Antony Callero

 

 

 

 

 

Leyendas…Roy Keane…el corazón de Irlanda y del United.

roy-keane-439461

Ha sido sin dudas uno de los mejores jugadores que ha dado el fútbol de Irlanda, no se caracterizaba por su juego excelso, o por ser un goleador nato, pero era de esos jugadores que todo entrenador quiere tener en un equipo, hablamos del gran Roy Keane.

Fuerza, carácter y mucha entrega, algunas de las cualidades de este mediocampista irlandés, que brilló en el Manchester United durante 12 temporadas, entre 1993 y 2005, donde logró 7 Ligas, 4 Copas, 5 Súper Copas, 1 Liga de Campeones en 1999, y la Copa Intercontinental ese mismo año.

Nacido en la ciudad de Cork (Irlanda), el 10 de Agosto de 1971, antes de decidirse por el fútbol, el joven Keane incursionó como boxeador amateur. Era hincha del Tottenham Hotspur y del Celtic de Escocia, club en el cuál se retiraría.

Años después, en 1989, debutó futbolísticamente como profesional en el Cobh Ramblers FC de su ciudad, hasta que en 1990 lo ficha el Nottingham Forest de la Premier League.

Allí en el Forest estaría casi 3 temporadas, pero en 1993 se marcha al Manchester United de Alex Fergusson, por la suma de 3,75 millones de libras. En Old Trafford comenzaría a escribir su gran historia.

Keane no era un hombre fácil, ni para compañeros ni rivales, era malhumorado y reconocido por ir en forma muy vehemente en disputa del balón, algo que le trajo mas de una polémica.

La mas recordada sea quizás aquella con el noruego Alf-Inge Haaland, a quién le realizó una brutal entrada en un derbi ante el Manchester City, y que obligó al noruego a alejarse de los campos de juego.

En el 2000 consiguió su mayor distinción individual, al ser elegido por el Gremio de Futbolistas Ingleses, como el mejor futbolista de la temporada en la Premier League.

Con la selección de su país debutó en 1991, participó del Mundial de Estados Unidos 1994 -el único en su carrera-, cayendo ante Holanda 2-0 en Octavos de Final. Participó de las Eliminatorias para 1998, donde Irlanda no logró clasificar, y también en las del 2002 de  Corea-Japón, donde se consiguió el objetivo. Integraba la plantilla, pero tras un incidente con el entrenador Mick McCarthy en la concentración, fue desafectado del plantel.

Tras la eliminación para el Mundial de Alemania 2006, decide alejarse del seleccionado irlandés, con el cuál disputó 145 partidos, y anotó 67 goles.

171633_gallery

En el 2004 recibió un llamado del Real Madrid, Emilio Butragueño quería llevarlo al club “merengue”, pero rechazó la propuesta por temor a lo desconocido dijo. Años después se arrepintió de ello.

Su carrera deportiva la culminó en la temporada 2005-2006 en el Celtic de Escocia, equipo con el cuál se consagró campeón de la Premier League de aquel país.

Tras ello comenzó su carrera como entrenador, estuvo en Sunderland e Ipswich Town, después fue asistente en el Aston Villa, y desde el 2013 en adelante es el ayudante técnico de Martin O’Neill en la selección irlandesa.

Para quiénes lo vimos jugar, sin dudas un futbolista de un carácter tremendo dentro del campo de juego, intimidador, nunca se daba por vencido, y dejaba todo en el campo hasta el último minuto, Roy Keane, un señor capitán.

Antony Callero.

Leyendas…Lothar Matthaus, el estratega de la “Mannschaft”

Alemania4

Lothar Matthaus es uno de los grandes futbolistas de la historia que ha dado Alemania. Llegó a la cúspide en Italia 1990, siendo el capitán de la selección germana que se coronara campeona mundial en Roma, tras vencer en la final 1 a 0 a Argentina.

Tiene el record además de mayor cantidad de partidos jugados en la historia de los Mundiales con 25, y junto al portero mexicano Antonio Carbajal, el único que ha disputado 5 copas del mundo.

Nació en Erlangen, en la región de Baviera, un 21 de Marzo de 1961. Debutó en Primera División en el Borussia Moenchengladbach en el año 1979, jugando allí 5 temporadas, hasta que en 1984 fichó por el Bayern Munich.

Entre 1988 y 1992 jugó en el Inter de Milán, regresando después a la disciplina del Bayern Munich, donde jugaría hasta el año 2000. Cerró su carrera futbolística en el 2001 jugando en el Metro Star de Nueva York.

Como entrenador su carrera fue simplemente discreta, dirigió al Rápid de Viena, Partizán de Belgrado, Selección de Hungría, Atlético Paranaense, Maccabi Netanya, y Selección de Bulgaria en la temporada 2010-2011.

Su palmarés como jugador es extenso, 7 Bundesligas, 3 Copas de Alemania y 1 Copa UEFA con el Bayern Munich, 1 Serie A Italiana y 1 Copa UEFA con el Inter de Milán. Con la selección alemana ganó la Eurocopa de 1980 y la Copa  Mundial 1990.

Fue Balón de Oro europeo en 1990, y Balón de Plata en 1991, además fue Balón de Plata en el Mundial de 1990. Jugó 150 partidos internacionales con la selección germana, anotando 23 goles.

En su vida personal, ha sido famoso por su inestabilidad matrimonial. A comienzos del 2017 contrajo enlace por quinta vez con una joven rusa.

Antony Callero

 

Leyendas…Michael Laudrup, el gran danés

laudrup.jpg

Michael Laudrup, era uno de esos futbolistas, que daba gusto observarlo dentro de una cancha de juego. Este gran danés, desparramó talento en equipos como Juventus, Barcelona y Real Madrid y junto a Maradona y Messi, integra el podio de mis elegidos.

Nació en Frederiksberg, Copenhague, un 15 de junio de 1964. Habilidoso, talentoso, elegante, con gran visión de campo, era capaz de dar una habilitación casi sin mirar. Laudrup debutó profesionalmente en 1982, en el club Brondby de su país, pero al año siguiente el Lazio de Italia se haría con sus servicios.

En 1985 se produciría el gran paso en su carrera, cuando es fichado por la Juventus de Turín. Allí compartiría equipo con verdaderas estrellas como Michel Platini, Zbigniew Boniek y Paolo Rossi. En su primer año se consagra campeón Intercontinental en Tokio, en aquella recordada final ante Argentinos Jrs. de Argentina, y que se definió en la tanda de penales.

Después de cuatro temporadas en la “Vecchia Signora”, en 1989 fichó por el FC Barcelona, por solicitud de su entrenador Johan Cruyff. Laudrup se integró de la mejor forma al equipo blaugrana, y allí viviría los mejores momentos de su carrera, siendo partícipe de las 4 Ligas consecutivas, y de la Copa de Europa de 1992, del famoso “dream team”.

La llegada de Romario al club, provocó la salida de Laudrup, ya que sólo se podía alinear a tres extranjeros en el equipo, y Cruyff prefería a Romario, Stoichkov, y Koeman, por lo que el jugador danés se vio relegado al banquillo.

En 1994 no pudo rechazar una suculenta oferta del Real Madrid, y hasta allí se marchó con su talento a cuestas. Laudrup jugó dos temporadas con la blusa “merengue”, logrando el título de Liga en 1995, y demostrando que su gran calidad no había muerto.

Después de jugar en el Vissel Kobe de Japón, culminó su carrera en el Ajax de Holanda, en la temporada 1997-1998. Después siguió ligado al fútbol, pero desde el banquillo, fue ayudante técnico de Morten Olsen, en la selección de Dinamarca, dirigió al Brondby de su país, al Getafe de España, Spartak Moscú, Mallorca, Swansea, Lekhwiya y Al Rayyan de la Liga de Qatar.

Con la selección de su país, jugó el Mundial de México 1986, cumpliendo una destacada actuación, en aquel recordado partido, donde Dinamarca goleó a Uruguay 6 a l. Al final su equipo quedaría en el camino en Octavos de Final, cayendo 1-5 ante España.

Michael Laudrup, un futbolista de excepción.

Antony Callero

Leyendas…Kaká…“Yo Pertenezco a Jesús”

 

kaká_milán-630x443

Un 22 de abril de 1982, nacía en Brasilia Ricardo Izecson dos Santos. Quizás el nombre no le diga nada, pero si le digo Kaká, ya lo identificará enseguida. Estratega y goleador de la selección brasileña y del AC Milán , equipo con el cual llegó a la cúspide de Europa ganando la Liga de Campeones y siendo el brasileño su gran figura.

Si bien su talento innato puede ser comparable a Ronaldinho, Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, entre otros grandes cracks de la actualidad,  su forma de vida y sus creencias, lo convierten en alguien único. La vida le sonrió en varias oportunidades, y él supo permanecer con valores, que las tentaciones del dinero y la fama, no pudieron derribar.

El apodo

El sobrenombre Kaká, viene del portugués, y lleva un acento en la segunda “a” para darle énfasis a esa sílaba. En el Brasil este apodo es comúnmente usado en personas llamadas “Ricardo”.

Kaká, supuestamente obtuvo ese sobrenombre, de su hermano menor, que cuando era pequeño, no podía pronunciar la palabra “Ricardo” y lo llamaba “caca”.  Con el tiempo cambió a “Kaká”, aconsejado por el empresario que lo representaba, como forma de darle un toque más comercial al apodo.

Accidente. ¿otra mano de Dios?

Cuando joven, Kaká sufrió un accidente al saltar desde un trampolín, fracturándose una vértebra. Esto pudo haber significado el final de su carrera futbolística, pero según él, “creer en Jesús” le permitió recuperarse y convertirse en un exitoso futbolista, como lo es actualmente.

A su llegada a Milán afirmó que Dios le ayudó a salir del trance: “Me rompí la sexta vértebra, pero ví la mano de Dios”, aseguraba entonces. Cuando el AC Milán ganó el título de la Serie A en 2004, Ricky, como es llamado por sus compañeros de equipo, mostró una camiseta con el slogan “Yo pertenezco a Jesús”.

Su carrera profesional

El debut de Kaká se produce en el São Paulo FC en el 2001 cuando tenía 19 años, marcando 12 goles en 27 partidos en la primera temporada, y 10 goles en 22 partidos en la siguiente, lo que llamó inmediatamente la atención de los clubes europeos.

El Milán fijó sus ojos en él y se lo llevó en el 2003 pagando 8 millones y medio de euros. Su primera aparición fue en un partido contra el Ancona, donde el Milán ganó por 2-0. En toda la temporada marcó 10 goles sobre 30 apariciones, ganando el Campeonato de la Serie A italiana y la Supercopa europea.

La temporada 2006-2007 lo consagró definitivamente como crack mundial. Más precisamente, fue el 24 de abril, en el partido que su club cayera ante el Manchester United  por 3-2.

En ese partido Kaka’ marcó los dos goles de su equipo (el último de ellos de muy bella factura);  En el partido de vuelta contra el rival inglés, jugado el 2 de Mayo, Kaká anota el primer gol, marcando el camino a Atenas y a la revancha contra el Liverpool de Rafa Benitez, que dos años atrás lo dejó a las puertas del título, en aquella recordada final, donde Milán ganaba 3 a 0, y Liverpool se lo empató y lo terminó ganando por penales.

El partido contra el Manchester terminó 3-0 a favor del Milán, anotando Seedorf y Gilardino, aparte de Kaká. El 23 de mayo de 2007 consiguió su primera Champions League, ganando al Liverpool por 2-1 con dos goles de Filippo Inzaghi.

En ese 2007 Kaká fue unánimente reconocido como el mejor jugador del mundo, ganando casi todos los premios por haber, incluido el Balón de Oro “France Football”.

Jugaría en el Milán hasta el 2009, año en que fuera fichado por el Real Madrid en una suma que rondaba los 75 millones de euros. Con la camiseta merengue estuvo 4 temporadas, donde consiguió 1 Liga, 1 Copa y 1 Súper Copa.

Regresa al Milán para jugar la temporada 2013-2014, estuvo unos meses en el Sao Paulo posteriormente, y después parte rumbo a Estados Unidos donde jugaría en el Orlando City hasta el 2017, donde pondría final a su brillante carrera.

La selección

Kaká debutó en el ámbito internacional en Enero de 2002, contra Bolivia; formó parte de la Selección de su país durante el Mundial Corea-Japón 2002, pero sin demasiado protagonismo en el equipo que se consagrara campeón del mundo (jugó solamente 19 minutos en el primer partido ante Costa Rica).

Fue protagonista decisivo si en las consagraciones de Brasil, primero en la Copa América 2004 en Perú y luego en la Copa de las Confederaciones 2005. Obtuvo el puesto número 10 en el FIFA World Player (2004) y al año siguiente terminó dos puestos más arriba, octavo.

Después jugó las Eliminatorias con su selección, y el Mundial de Alemania 2006, donde fue incluido en el equipo titular, aunque Brasil no pudo llegar muy lejos., y por último obtuvo la Copa de las Confederaciones del 2009 con la “canarinha”. En total Kaká jugó 95 partidos oficiales con la selección absoluta, anotando 31 goles.

Matrimonio y fidelidad

El mediocampista brasileño Kaká contrajo enlace el día 23 de Diciembre de 2005 en la Iglesia Evangélica Renacer en Cristo, en la ciudad de San Pablo(Brasil), con la estudiante Caroline Celico de 18 años.

Unos 600 invitados concurrieron a la iglesia para este momento tan especial en la vida del astro brasileño; entre ellos se encontraban los futbolistas Ronaldo, Adriano, Cafú, Roberto Carlos, Dida, Julio Baptista, Roque Junior, Ze Roberto, Ricardinho y el entrenador Carlos Alberto Parreira. Después de la boda, la pareja ofreció lo que fue calificado como “una sencilla fiesta” en un elegante hotel de Sao Paulo.

La historia entre Kaká y Caroline comenzó en el año 2002 cuando la joven tenía sólo 16 años. “Mi mujer y yo elegimos llegar castos al matrimonio” recuerda Kaká..

En una entrevista para la revista Vanity Fair, Ricardo Izecson dos Santos reivindica el valor de la abstinencia y la fidelidad: “No fue fácil llegar al matrimonio sin haber estado nunca con una mujer”, reconoce el futbolista,  “claro que me pesó, soy un joven normal, la Biblia enseña que el verdadero amor se alcanza sólo con la boda, con el intercambio de sangre, el que la mujer pierde con la virginidad.

Con Caroline (su mujer) nos besábamos y el deseo existía, pero siempre supimos retenernos. Si hoy nuestra vida es tan bella, creo que es porque hemos sabido esperar”, añade. “Para nosotros la primera noche fue bellísima”, comenta Kaká en la entrevista.

El jugador también explica cómo conoció a su esposa: “Fue en una fiesta en Sao Paulo. Mi padre y su madre, Rosangela Lyra, administradora delegada de la firma Christian Dior en Brasil, se conocían y nos presentaron, intercambiamos el número de teléfono, después fui a buscarla para su cumpleaños”,  “cumplía 15 años, yo tenía 19, pero en Brasil ya era famoso y en 2002, a la vuelta de la victoria en el mundial, nos hicimos novios.”

“A los 20 años ya pensaba en el matrimonio, siempre lo he hecho. Pero tuvimos que esperar tres años: uno en Brasil y dos estando lejos, pues vine a jugar al Milán y ella era demasiado joven para seguirme. Pero ese período fue importante, pues puso a prueba nuestro amor”, comenta Kaká, una persona de fuertes convicciones religiosas, que confiesa además de que trata de “evitar las tentaciones”. “Existen siempre, pero intento evitarlas, desde que estoy en Italia no he ido nunca a discotecas, salvo a las fiestas del Milán y siempre con mi mujer”.

La noche de la final de la Liga de Campeones, en la que el Milán consiguió su séptima Copa de Europa, se fue a la cama “a las cinco de la madrugada”, algo no muy frecuente en la vida de este deportista de 25 años que, en lugar de gritar tras el triunfo, se puso a rezar, arrodillado, mientras enseñaba una camiseta en la que decía “I belong to Jesus” (yo pertenezco a Jesús).

También en la nota habla de cómo le ven sus compañeros, más propensos a las fiestas y los excesos: “A veces me doy cuenta de que me miran con un poco de perplejidad, como si fuera un poco raro”. Y es que sus aficiones no son las más habituales entre los futbolistas: lee mucho y es un gran apasionado del cine, el arte y el teatro. “No soy el único”, parece disculparse Kaká, “Costacurta, por ejemplo, es muy culto, y Ambrosini anda siempre con un libro en la mano”.

Antony Callero

 

Leyendas…Lev Yashin, “la araña negra”, el portero que marcó una época.

yashin

Para muchos, fue el mejor portero de la historia, le apodaban “la araña negra”, por su agilidad, sus largos brazos, y por ir siempre vestido de negro, su nombre: Lev Ivanovich Yashin.

Yashin había nacido en Moscú el 22 de Octubre de 1929, y sus primeros pasos fueron en el hockey sobre hielo, donde por supuesto también era portero. Recién a la edad de 14 años comenzó a jugar al fútbol, y a los 20 se integró en las filas del Dínamo Moscú.

El joven Yashin rápidamente se fue convirtiendo en uno de los mejores porteros del fútbol ruso, y en un referente del seleccionado nacional, con el cuál jugó las Copas del Mundo de 1958, 1962 y 1966.

Su primer gran logro, fue la medalla de oro olímpica en 1956, y después se dio el lujo de ganar con el equipo de la Unión Soviética, la primera Eurocopa, realizada en 1960.

Su vida la dedicó al club de sus amores, el Dínamo Moscú, con el que obtuvo 5 Ligas rusas y 3 Copas. Durante su trayectoria, dicen que atajó 150 penales, una cifra extraordinaria.

yashin 2

Otro de los hitos de este fenómeno, fue haber recibido en 1963 el Balón de Oro como mejor jugador de Europa, la primera y única vez que un portero, recibía una distinción de ese tipo.

A causa de una grave enfermedad, Lev Yashin, nos dejó un 20 de Marzo de 1990. Se fue así, para muchos que le vieron, el más grande de la historia en su puesto, un hombre que dejó un legado enorme para las generaciones posteriores, un modelo de arquero, que enseñó el camino y los secretos del arco.

Antony Callero