Victor Osimhen…la esperanza del nuevo Nápoli

Todos los días la vida nos sorprende con casos como el de Víctor Osimhen, un chico que encontró en el fútbol una forma de poder salir adelante en la vida, para así poder ayudar a su familia.

Nació y creció entre la pobreza en el barrio de Olusosun, en la ciudad de Lagos, capital de Nigeria, una urbe que supera los 21 millones de habitantes.

«Vivía en un lugar realmente pobre y en nuestra calle, mi familia era una de las más pobres. A veces, el arrendador venía a hablar con mi padre por el tema del alquiler, y yo me iba a la vuelta de la esquina a llorar y a rezarle a Dios para que nos ayudara», decía en una entrevista el joven.

Recuerda que todos los días iba hasta el basurero, haber si podía encontrar algún par de zapatos de fútbol, que alguien ya no usara mas y decidiera tirarlos. Fue así que consiguió hacerse con un par de ellos, en un pie un Adidas, en el otro un Nike, eso no importaba, a su manera disfrutaba de tener botines propios.

En esas idas y venidas al basurero, y con un calor agobiante, se le ocurrió la idea de vender bolsas con agua a los trabajadores del lugar. Fue así que lograba juntar unas cuantas monedas, por día, que ayudaban y mucho en su casa para poder llevar el plato de comida.

Su madre falleció cuando el pequeño Víctor tenía apenas 6 años, en tanto su padre había sido despedido de su trabajo, por lo que las condiciones en la familia eran muy complicadas.

«Fue realmente difícil, pero todo está en el pasado ahora. Estoy feliz de haber atravesado esa fase de la vida porque me ayudó a cumplir mis sueños. Mi familia está bien ahora. Y eso es lo más importante».

Poco a poco el fútbol le fue brindando posibilidades. Consiguió una beca en la Academia «Ultimate Strikers», y allí comenzó a pulir sus condiciones.

En el 2015 llegaría la oportunidad que estaba esperando. Con la selección Sub 17 de Nigeria acudiría al Mundial de Chile de la categoría.

Víctor tuvo un torneo soñado, no solo porque Nigeria se consagró campeón del mundo -venció 2 a 0 a Malí en la final-, sino que además fue el máximo anotador con 10 tantos (Bota de Oro), y Balón de Plata del certamen, por detrás de su compañero Kelechi Nwakali.

Ya los caza talentos europeos habían puesto sus ojos en la nueve perlita africana.

Fue así que apenas cumplidos los 18 años, en Enero del 2017 es fichado por el Wolfsburgo de Alemania.

El cambio fue muy brusco para él, llegaba a un nuevo mundo, pero pese a tener pocas oportunidades en el club alemán, nunca bajó los brazos, sabía de sus condiciones y que podía triunfar en Europa.

Tras un año y medio en Alemania, salió a préstamo al Charleroi de Bélgica. Allí conseguiría relanzar su carrera, anotando 20 goles en 36 partidos disputados.

El Charleroi hace uso de la opción de compra por el jugador (3,5 millones), pero posteriormente lo transfiere al Lille de Francia.

El el club galo estaría solo una temporada (2019-2020). Ya afirmado, el joven Víctor vuelve a tener muy buenos números en una Liga top de Europa, 18 goles en 38 juegos, teniendo incluso la oportunidad de jugar por primera vez el torneo soñado: la Champions League.

«En televisión solíamos ver a Didier Drogba todo el tiempo en mi casa. Él es mi ídolo. Este año, cuando estaba en Stamford Bridge para jugar por la Champions League contra Chelsea, llamé a todos mis amigos en FaceTime y sólo les dije: «¡Guau, chicos, miren, estoy aquí!»

Ya varios equipos importantes de Europa comenzaron a mirar con otros ojos a la perlita nigeriana, y fue así que en el 2020 el Nápoli decide tirar la casa por la ventana, pagando 60 millones de euros, y convirtiéndose así en el jugador mas caro de la historia del club, y en el segundo africano mas valioso de la historia.

En su primera campaña quedó en el debe, apenas 10 goles en 30 partidos, pero en esta 2021-2022 su comienzo ha sido muy prometedor, 5 goles en 5 juegos, con doblete incluido en Champions League.

Osimhen debutó en el seleccionado mayor de las «aguilas» el 10 de Junio de 2017, jugando hasta el momento 14 encuentros, y marcando 7 tantos.

Él nunca se olvidó de sus orígenes, se va de vacaciones a su Lagos natal, y allí se reúne a jugar al fútbol con sus amigos de la infancia.

En la tierra del Diego, sus goles ilusionan…

Antony Callero

Promesas…Goleador de moda ¿Quién es Josef Martínez?

Es uno de los nombres del año en el 2018 en el fútbol internacional, este venezolano de 25 años de edad ha tenido una temporada de película en la Major League Soccer.

Convirtió nada menos que 35 goles en 39 partidos, liderando a su equipo, el Atlanta United, a la obtención de su primer título en la noche del Sábado.

Nació en Valencia (Venezuela), un 19 de Mayo de 1993, a los 17 años ya debutaba en el Caracas FC, jugó los Sudamericanos Sub 20 de 2011 y 2013 con la selección venezolana, y algunos equipos de Europa ya fijaban sus ojos en él.

Emigró en el 2012 al Young Boys de Suiza, al año siguiente fue cedido al Thun también de aquel país, regresando en el 2014 al Young Boys. No logró adaptarse de la mejor manera la fútbol suizo, y ese año ficha por el Torino de Italia.

En tierras italianas Martínez logra consolidarse con su juego, en dos temporadas y medias en el equipo italiano disputó 76 partidos y anotó 13 goles.

Ya por ese entonces había debutado en la selección «vinotinto», jugando las Copas América de 2015 y 2015, donde jugó 6 encuentros.   

El 2 de Febrero de 2017 ficha por el Atlanta United de la Major League Soccer, un cambio de aires no estaría nada mal pensó Josef, y no estaría errado.

En su primer campaña con el equipo dirigido por Gerardo Martino, anotó 20 goles en 22 partidos, y en la última temporada rompió todos los records, 35 goles en 39 juegos, para ser clave en la obtención del título. 

La tremenda temporada hace que las ofertas lluevan de Europa, pero será una decisión personal, en su cabeza sin dudas de que flota la idea: ¿continuar agrandando su leyenda en la MLS? o ¿intentar triunfar en Europa?

Antony Callero

Promesas…Krzysztof Piatek, la nueva sensación del Calcio Italiano

GettyImages-1015222334-696x493.jpg

El delantero polaco Krzysztof Piatek, es una de las máximas revelaciones de la Serie A Italiana en este comienzo de temporada, y su nombre ya ha comenzado a sonar en grandes equipos.

Surgido en el Lechia Dzierzoniow, donde debutó en el 2012, al año siguiente fichó por el Zaglebie Lubin, equipo donde consiguió continuidad, jugó 85 partidos y anotó 18 goles.

En el 2016, y con 21 años de edad, llegó el paso que necesitaba para dar el salto definitivo, cuando ficha por el Cracovia, uno de los principales equipos del fútbol polaco.

En las dos temporadas en el equipo, anotó 32 goles en 65 partidos. Su última gran campaña con 21 goles en la Liga Polaca, no pasó desapercibida para el Genoa italiano, que lo fichó por la suma de 4,5 millones de euros.

Sin mucho ruido este joven de 23 años, y con un nombre difícil de pronunciar, llegó a Genoa conduciendo su propio automóvil, después de viajar durante 2 días desde Cracovia.

Muchos dudaban de su verdadera capacidad, la cual quedó demostrada ya en su debut oficial el 11 de Agosto ante el Lecce por la Copa Italia. Piatek fue titular y anotó los 4 tantos para la victoria de su equipo.

Y de allí en más no paró, 13 partidos jugados entre Liga y Copa, con 13 goles anotados, han hecho de Piatek una de las jóvenes revelaciones de la presente temporada europea.

Su gran rendimiento hizo que fuera llamado para la selección absoluta de Polonia, con la cual debutó el 11 de Septiembre en un amistoso ante Irlanda, que finalizó 1 a 1.

“En el campo, pienso sobre cómo podría desarrollarse una jugada y cómo posicionarme para recibir un pase. En Italia, había un delantero que se preparaba para atraer el balón: Inzaghi. Me gustaría ser cómo él”, dijo Piatek en una de sus primeras entrevistas.

Lo cierto es que este chico nacido el 1º de Diciembre de 1995 en Dzierzoniow, está llamado para grandes realizaciones, y la muestra es que equipos como el Barcelona han echado sus ojos sobre él.

Antony Callero