Historia de los Mundiales…Patenaude y el primer hatt-trick.

pat.jpg

El estadounidense Bertram Patenaude anotó el primer “Hatt-trick” en la historia de los Mundiales, ocurrió un 17 de Julio de 1930 en el Parque Central de Montevideo, cuando Estados Unidos superó a Paraguay 3 a 0, y de esa manera avanzó a las semifinales del torneo.

El joven goleador americano de solo 20 años de edad, apareció a los 10, 15 y 50 minutos, para sellar así una tripleta que quedaría en la historia de las Copas del Mundo. Además le había convertido también a Bélgica en el primer juego, por lo que disputó 3 partidos y anotó 4 goles en el torneo.

Un mes después del Mundial, Estados Unidos en su viaje de regreso llegó a Brasil, donde jugó un amistoso contra el seleccionado local, cayendo 4-3, pero Patenaude volvió a dejar su sello en la red marcando 2 tantos. Fue su cuarto y último partido con el seleccionado estadounidense, con el cuál anotó 6 goles.

Patenaude había nacido un 4 de Noviembre de 1909 en Fall River, Massachussetts, falleciendo en coincidencia también un 4 de Noviembre, pero de 1974, a la edad de 65 años de edad.

Su primer equipo fue el Philadelfia Field Club en 1928, para después pasar por varios clubes de su país, hasta que se retiró muy joven aún con 27 años en el Philadelfia Passon.

Antony Callero

 

Historias…Hace 88 años Uruguay se consagraba como primer campeón del mundo

descarga

El 30 de Julio de 1930 -hace exactamente 88 años- en el Estadio Centenario de Montevideo se disputaba la final de la 1ª Copa del Mundo de Fútbol entre Uruguay y Argentina.

Los dos colosos del Río de la Plata se veían las caras nuevamente, después de que dos años atrás se disputaran el oro olímpico en Amsterdam 1928, con victoria para los celestes 2 a 1.

Esta era la gran oportunidad de revancha para los argentinos, ganarle al campeón olímpico en su propia casa era el gran desafío.

5af1ec3da7501_870x0.jpg

Unos 68.346 espectadores presenciaron ese día la gran final, entre ellos unos 8.000 o 9.000 argentinos que cruzaron desde la otra orilla.

La hora señalada para el pitazo inicial del belga John Langenus eran las 14:15. Las puertas del estadio se abrieron 6 horas antes para que la Policía hiciera un estricto control de quiénes ingresaban, ya que se temía lo peor, debido a la gran rivalidad entre ambos seleccionados.

La previa incluso estuvo convulsionada, algunos jugadores argentinos como Luis Monti habían sido amenazados, y se dudaba su presencia, ya que en su círculo íntimo había dicho que no jugaría el partido, aunque después fue convencido para que si lo hiciera.

world-cup-1930-uruguay-argentina-1.jpg

Uruguay arrancó mejor en el partido, y Pablo Dorado a los 12 minutos desataba la algarabía. Pero los argentinos no se amilanaron y llegaron al empate sobre el minuto 20 por intermedio de Peucelle.

Los locales mandaban en el terreno de juego, pero Argentina era muy efectivo, y en otra contra consigue el 2-1 a los 37 por intermedio del goleador del torneo, Guillermo Stábile.

En el descanso se respiraba un aire raro en el vestuario argentino, Monti había hecho muy poco en la primera parte, no estaba jugando, y si bien se iba ganando, no habían hecho mucho por la victoria.

El defensor Fernando Paternoster dijo al parecer a sus compañeros antes de salir a jugar el segundo tiempo: “Mejor que perdamos, si no aquí morimos todos”.

Para la segunda parte el equipo uruguayo dirigido por Alberto Supicci consiguió la igualdad a los 57 minutos por parte del “Vasco” Pedro Cea, y a los 68 el “Canario” Santos Iriarte anotaba el 3-2.

Argentina había desaparecido por completo del partido en esos segundos 45 minutos. Los celestes dominaban y a un minuto del final el “Manco” Héctor Castro ponía el 4-2 definitivo en el marcador.

5af1ef1594aaf_800x0.jpg

Uruguay se consagraba campeón del primer mundial, y confirmaba que era el mejor seleccionado del mundo, tras haberse consagrado también campeón olímpico en Colombes 1924 y Amsterdam 1928.

el-rompimiento-poltico-entre-uruguay-y-argentina-tras-el-mundial-de-1930-body-image-1462473246

Antony Callero.

 

 

Anécdotas…Historias del primer mundial de fútbol

El fútbol a través de su historia ha entregado miles de anécdotas, y siempre es lindo disfrutar de ellas, para reírse un poco, y conocer un poco mas del deporte rey.

Ya que repasamos lo que fue el Mundial de 1930, me gustaría poder compartir algunos hechos curiosos que se registraron en este gran evento.

El portero titular de Uruguay para el Mundial era Andrés Mazzali, campeón olímpico con su selección en 1924 y 1928, era un atleta tan completo, que además era campeón sudamericano de los 400 metros vallas, y jugaba al básquetbol en el club Nacional de Montevideo.

Por si fuera poco, Mazzali era una especie de sex symbol, fue así que una noche llegó una dama rubia muy bonita a la concentración, y Mazzali no tuvo mejor idea que irse con ella; cuando los dirigentes se enteraron de este suceso, el portero fue expulsado del equipo, pese a la negativa de sus compañeros, que querían brindarle otra oportunidad. Así Mazzali, por culpa de una rubia, se quedó sin Mundial, y sin la gloria de poder ser campeón.

DFTwuY1WAAEaV2m

Los jugadores ingresaban al terreno de juego con una chaqueta por encima de su ropa deportiva, esto con el fin de posar formalmente para la foto.

En la final se registró otro dato curioso, Argentina y Uruguay querían jugar con “su pelota”, por lo tanto el árbitro en una decisión salomónica, hizo que el primer tiempo se jugara con la pelota que habían traído los argentinos, y en el segundo tiempo con la pelota de los uruguayos.

Antony Callero

Historia de los Mundiales…Uruguay 1930

El 21 de Mayo de 1904 en la ciudad de París (Francia), queda oficialmente fundada la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado). Fueron 7 países quiénes se reunieron en la capital parisina para dar vida a esta nueva entidad, que con el paso del tiempo se convertiría en un organismo de gran influencia a nivel mundial, ellos fueron Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Suecia y Suiza.

Desde un principio la FIFA pensó en la realización de un evento que acogiera a los mejores seleccionados del mundo, sin embargo no encontró mucho eco en algunas federaciones importantes, y tampoco se contaba con la infraestructura necesaria como para organizarlo.

Un paso importante fue que el fútbol fuera incluido en el programa de los Juegos Olímpicos a partir de 1908. La Federación comenzó a expandirse por otros lugares del mundo, aunque la devastadora Primera Guerra Mundial frenó ese ímpetu.

La llegada de Jules Rimet a la presidencia de la FIFA en 1921, sería clave para que el fútbol iniciara el despegue definitivo. El éxito del fútbol en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, hizo que definitivamente la FIFA en su Congreso realizado en Amsterdam el 26 de Mayo, decidiera la creación de un torneo mundial.

Italia, Hungría, Países Bajos, España, Suecia y Uruguay se postularon para la realización del primer mundial de fútbol, que fue fijado para 1930. En el Congreso de Barcelona de 1929, Uruguay fue elegido por unanimidad para ser el organizador de este magno evento. El discurso de Jules Rimet y del delegado argentino Adrián Béccar Varela, fue clave para que los países europeos declinaran su candidatura.

El Comité Organizador de inmediato realizó 16 invitaciones para participar en el torneo, pero varias de las potencias europeas tomaron la decisión de no participar en el certamen, debido a lo largo y costoso que era el viaje rumbo a tierras americanas.

Finalmente fueron solo 13 equipos los que tomaron parte de la competencia, 9 de ellos del continente americano, el organizador, Uruguay, además de Argentina, Paraguay, Bolivia, Chile, Brasil, Perú, México y Estados Unidos, mientras que de Europa solo Francia, Bélgica, Rumania y Yugoslavia se dieron cita en este histórico primer mundial de fútbol.

El 13 de Julio de 1930 en el viejo Estadio de Pocitos en Montevideo, Francia y México dieron el puntapié inicial, con triunfo 4 a 1 para los galos; el delantero Lucien Laurent tuvo el honor de anotar el primer gol en la historia del torneo.

Argentina se adjudicó ese grupo 1 con 6 puntos, por delante de Chile (4), Francia (2) y México (0). Por su parte Yugoslavia dio la nota al vencer a Brasil 2 a 1, y se llevó el Grupo 2 con 4 unidades, contra 2 de Brasil y 0 de Bolivia.

El local, Uruguay, quedó enmarcado en el Grupo 3, derrotando 1 a 0 a Perú en el debut y 4 a 0 a Rumania, y avanzando de esa manera sin problemas a las semifinales. Por su parte en el Grupo 4 Estados Unidos venció a Bélgica y Paraguay 3-0 en sus dos compromisos y también sacó boleto para las “semis”.

Los dos partidos de semifinales se decidieron por el mismo marcador; Argentina goleó 6 a 1 a Estados Unidos, y Uruguay hizo lo propio con Yugoslavia también 6-1. La final entre los dos clásicos rivales del Río de la Plata era un hecho.

El 30 de Julio de 1930 en el Estadio Centenario de Montevideo ante 68.000 espectadores, el equipo local -que venía de ser campeón olímpico en Colombes 1924 y Ámsterdam 1928-, confirma su hegemonía al vencer 4 a 2 a Argentina con tantos de Dorado, Cea, Iriarte y Castro, descontando Peucelle y Stábile para los argentinos.

Precisamente Guillermo Stábile fue el goleador del torneo con 8 tantos, seguido del uruguayo Pedro Cea con 5. Uruguay era el primer campeón del mundo, se iniciaba así un histórico torneo que cada 4 años mantiene en vilo a todo el mundo.