LEYENDAS…Josef Masopust…”el caballero del fútbol”, un histórico del Dukla Praga y de la selección checa

El 9 de Febrero de 1931, en la localidad de Strimice, en Checoslovaquia, nacía un niño llamado Josef Masopust, que con el tiempo sería considerado el mejor jugador checo de todos los tiempos.

“Del Sol era uno de nuestros mejores medios defensivos, Suárez era un genio del pase en profundidad y Paco [Gento] era fantástico encarando a los defensas. Pero Masopust hacía todo eso a la vez: recuperar el balón, pasar, driblar e irrumpir en el área. Era un centrocampista fuera de serie”, eso decía el fenomenal Ferenc Puskas en una entrevista, cuando se le consultó sobre las cualidades del futbolista checo.

Comenzó jugando en el Most, un equipo de segundo nivel del norte de su país, allí lo hizo hasta los 19 años. En 1950 ficha por el Teplice, donde en dos temporadas juega 54 partidos y anota 10 goles.

En 1952 se incorpora al equipo del ejército, el Dukla de Praga. Había que hacer el servicio militar obligatorio por 2 años, y además el Dukla quería tener en sus filas a los mejores jugadores del país, no había opciones para Masopust.

Al final se terminaría convirtiendo en una leyenda del club, tras 16 temporadas jugando al mejor nivel. Fue campeón de la Liga en 1953, 1956, 1958, 1961, 1962, 1963, 1964 y 1966, y ganó la Copa de 1961, 1965 y 1966.

Era uno de los estandartes de la selección checa, que tanto dio que hablar en esos años. En 1958 fueron capaces de vapulear 6-1 a Argentina en el Mundial de Suecia, pero se fueron en primera fase al caer 2-1 ante Irlanda del Norte en un desempate, en un grupo que también compartieron con Alemania Federal.

En 1960 el seleccionado de Checoslovaquia alcanza la tercera posición en la Eurocopa, y dos años después en el Mundial de Chile 1962, el equipo liderado por Masopust se planta en la final ante Brasil.

“Masopust juega como un brasileño. Levanta la cabeza, se mueve y toca la pelota como si hubiera nacido en Brasil”, palabras de Pelé.

Pelé también reconoce la gran caballerosidad de este jugador, en el partido de la fase de grupos, “O Rei” se lesionó…El propio Josef cuenta lo sucedido: “Sufrió una lesión, pero como en aquella época las sustituciones aún no estaban permitidas, lo veía cojear por el campo. Cuando le llegaba el balón, decidí no entrarle y dejar que pasara el balón a un compañero”.

Checoslovaquia cae finalmente en el partido decisivo ante los norteños 3 a 1; el propio Masopust adelantó a los europeos, pero Amarildo, Zito y Vavá dan vuelta el marcador, y le permiten a Brasil obtener el bicampeonato, en una tarde fatídica para el gran portero Viliam Schrojf, que hasta ese momento había sido una de las grandes figuras del torneo. 

En 1962 también recibe el reconocimiento máximo a un futbolista, es elegido Balón de Oro Europeo, como el mejor jugador del año, una enorme distinción, en una época plagada de cracks en el continente.

Tras la denominada “Primavera de Praga” de 1968, una serie de sucesos que acabó con una guerra civil en Checoslovaquia, y la invasión posterior de la Unión Soviética para poner fin al conflicto, Masopust huye de su país y se marcha a jugar al Crossing Molenbeeck de Bélgica, equipo en el que culminaría su carrera en 1970.

Después de instaurada la paz en su país, regresa para dirigir al Dukla Praga entre 1973 y 1976, también lo haría en Brno, el Hasselt, el seleccionado de Checoslovaquia, selección juvenil de Indonesia, el Brno nuevamente, y culminando su carrera en 1996 en el Pelikan Decin.

Falleció en Praga el 29 de Junio de 1915 a los 84 años de edad, se iba una leyenda, un “caballero del deporte”, uno de los mejores futbolistas europeos de la década del 60.

Antony Callero

Anuncios

Curiosidades…Irlanda del Norte pide a la FIFA no jugar el Domingo

El seleccionado de Irlanda del Norte hacía su debut en la Copa del Mundo en el Mundial de Suecia 1958.

Al conocerse el fixture del torneo, el Jefe de la Delegación norirlandesa solicitó a la FIFA no jugar los días Domingo, ya que era el “Día del Señor” en su país.

No tuvieron que pensarlo dos veces los directivos de la FIFA, la contestación fue un rotundo no, ya que esto alteraría todo el calendario del torneo.

Los directivos de la Federación norirlandesa viendo que no había solución, tuvieron que aceptar finalmente jugar el Domingo, y tan mal no les fue.

Debutaron el Domingo 8 de Junio venciendo a Checoslovaquia 1 a 0 con gol de Cush, y el Domingo 15 de Junio igualaron 2 a 2 con Alemania con doblete de Mc Parland.

Irlanda del Norte avanzó en ese torneo a los Cuartos de Final, donde cayó 4-0 frente a la Francia de Just Fontaine y Raymond Kopa, completando así una muy buena actuación, y lo del Domingo pasó a ser solo una anécdota mas del torneo.

Antony Callero

Historia de los Mundiales…Chile 1962

descarga.jpg

El 11 de Junio de 1956 en el Congreso de la FIFA realizado en Lisboa (Portugal), se designó a Chile como organizador del Campeonato del Mundo de 1962. Por 32 votos contra 11 superó en la votación a Argentina, que era el otro país que había presentado su candidatura.

Francia y Suecia -semifinalistas cuatro años atrás- no clasificaron para el torneo, esas fueron las sorpresas más importantes que deparó la fase previa.

Los seleccionados de Unión Soviética y Yugoslavia clasificaron como primero y segundo del Grupo 1, que también integraron Uruguay y Colombia, tercero y cuarto respectivamente.

El local Chile quedó enmarcado en el grupo de la muerte (Grupo 2), junto a Alemania Federal, Italia y Suiza. Los chilenos sin embargo pudieron sortear con éxito el grupo tras vencer en sus dos primeros compromisos a Suiza (3-1) y a Italia (2-0) en un polémico encuentro. En la última jornada cayeron ante Alemania (2-0), y de esa manera los germanos se quedaron con el primer lugar.

El campeón Brasil debutó con victoria 2-0 ante México, posteriormente empató sin goles con Checoslovaquia, partido en el cuál se lesionó Pelé, quedando al márgen del torneo. En la última jornada dejan por el camino a España, a la que derrotan 2 a 1 con doblete de Amarildo, precisamente el sustituto de Pelé. Brasil fue primero y los checos se quedaron con el segundo lugar de este grupo por delante de España, que fue una de las decepciones del certamen.

Hungría ganó el Grupo 4 por delante de Inglaterra. Los británicos pasaron por tener mejor diferencia de goles que Argentina, otro equipo que dio menos de lo esperado en el torne, en tanto que Bulgaria finalizó último.

En Cuartos de Final Chile se hizo fuerte al vencer 2 a 1 a la Unión Soviética, mientras que Brasil volvía a mostrar credenciales como para repetir el título, al imponerse 3 a 1 a Inglaterra con doblete de Garrincha y otro de Vavá. En los otros juegos de Cuartos, Checoslovaquia se cargaba a Hungría (1-0), y Yugoslavia con un gol de Radakovic a los 85 derrotaba a Alemania Federal también 1 a 0.

Brasileños y chilenos quedaron emparejados en semifinales, y allí la “canarinha” volvería a demostrar que tenía un equipo de gran calidad, venciendo 4-2 al local con sendos dobletes de Garrincha y Vavá. En el otro partido Checoslovaquia tumbaba a Yugoslavia (3-1), y se plantaba por segunda vez en una final del mundo.

El 17 de Junio en el Estadio Nacional de Santiago, el seleccionado brasileño lograba el bicampeonato, igualando la gesta de Italia (1934-1938), al vencer 3 a 1 a Checoslovaquia. El gran Josef Masopust adelantó a los checos, pero Amarildo lo empató de inmediato, y en la segunda mitad Zito y Vavá le dieron la victoria a los dirigidos por Aymore Moreira.

Imagen1

Antony Callero

 

 

Historia de los Mundiales…Italia 1934

Russia-2018-Italia-1934

Italia 1934, o también podría bien llamarse el Mundial de Mussolini. Tras el éxito de la Copa del Mundo 1930 jugada en Uruguay, en el Congreso de Estocolmo (Suecia) realizado en 1932, se decidió que Italia fuera el organizador del próximo campeonato del mundo.

La Federación Italiana, con el apoyo detrás del dictador Benito Mussolini, presentaron una propuesta muy seria a la FIFA. Un Mundial con 16 selecciones y que se disputaría en 8 sedes, ellas serían Bolonia, Florencia, Génova, Milán, Nápoles, Roma, Turín y Trieste.

Pero el Mundial era solo una excusa para Mussolini, que utilizó el evento como elemento propagandístico de sus ideales. Además presionó al entrenador Vittorio Pozzo y a sus dirigidos para que la Copa quedara en casa.

Se anotaron 32 países para participar del evento, por lo que la FIFA estableció una zona de clasificación, para determinar los 16 seleccionados que tomarían parte del torneo. Hay que decir que el campeón, Uruguay, decidió boicotear el evento, debido a que Italia 4 años atrás no concurrió a tierras sudamericanas, por lo que los charrúas no pudieron defender el título. Tampoco el bloque de países británicos siguieron dándole la espalda al torneo.

La modalidad de disputa era a partido único, con alargue en caso de igualdad, y de persistir la misma se jugaría un desempate. Entre los 16 equipos, 12 eran europeos, 3 americanos (Argentina, Brasil y Estados Unidos) y 1 africano (Egipto).

En Octavos de Final el local, Italia, no tuvo problemas con Estados Unidos, al que goleó 7 a 1, también avanzaron a Cuartos, Suecia, Alemania, Suiza, Checoslovaquía, Hungría, Austria y España. Los sudamericanos se despidieron rápidamente del torneo, Brasil cayó ante España 3 a 1, mientras que una Argentina que se presentó con jugadores amateurs, cayó 3 a 2 frente a Suecia.

Alemania obtuvo el boleto a semifinales al vencer 2 a 1 a Suecia, Checoslovaquia hizo lo propio 3 a 2 ante Suiza, y el “wunderteam” austriaco -que por esa época maravillaba a Europa-, se impuso 2 a 1 a Hungría.

El local no la tendría nada fácil ante España. En el primer duelo, después de 120 minutos intensos, y donde mas que fútbol pareció una guerra en el Estadio Giovanni Berta de Florencia, el resultado final no se alteró (1-1), por lo que se debió jugar otro partido desempate al otro día. Con varias bajas por lesión en ambos equipos, Italia vencería 1 a 0 a España con gol del gran Giuseppe Meazza, en una jugada donde todos los españoles protestaron falta. De esa manera conseguiría garantizar un lugar en las semifinales.

Allí lo esperaba nada menos que la Austria de Mathías Sindelar y cía, un duro escollo para los de Vittorio Pozzo, pero sin embargo con un polémico arbitraje del sueco Eklind, el conjunto italiano logró llevarse el triunfo 1 a 0, con un gol anotado por el argentino Enrique Guaita a los 19 minutos. Su rival en la final sería Checoslovaquia, que derrotó a Alemania 3 a 1, con un hatt-trick de su estrella: Oldrich Nejedly, quién sería el máximo artillero del torneo.

 

MD_20140521_MAS_DEPORTE_D_54407160480-652x492@MundoDeportivo-Web

El 10 de Junio en el Estadio Nazionale de Roma, italianos y checos se veían las caras. Un frío corrió por el cuerpo de los 55.000 aficionados, cuando a los 71 minutos el extremo checo Vladimir Puc anotaba el 1 a 0. Pero el alma volvió al cuerpo a los italianos cuando otro nacionalizado, Raimundo Orsi, consiguió el empate a los 81.

El partido se fue a tiempo extra, y allí apareció el goleador Angelo Schiavio a los 95 para decretar el 2 a 1 definitivo que le daba la victoria al conjunto de Italia, que de esa manera lograba su primer título del mundo, bajo la atenta mirada de “Il Duce”.

Antony Callero