Curiosidades…El rayo que mató a los 11 jugadores del mismo equipo

Corría el año 1998…en la región de Kasai, en la República Democrática del Congo, el Bena Tshadi recibía al Basanga, en partido correspondiente a la liga local amateur.

Jugado bajo una intensa lluvia, el partido estaba empatado 1 a 1, hasta que un rayo impactó en el campo de juego, matando a los 11 futbolistas del equipo local del Bena Tshadi.

Lo curioso del hecho, es que los jugadores del equipo rival salieron ilesos del incidente, algo que por el momento no se ha encontrado explicación.

El diario local “L’Avenir” de la ciudad de Kinshasa, informó del incidente, no encontrando explicación a lo sucedido.

Algunos opinan que este hecho nunca existió, y se trató de un invento de la prensa local, aunque en la región afirman de que fue real, y atribuyen lo sucedido a una especie de hechizo o brujería -muy común en esos países africanos- contra el equipo local.

Creer o reventar…el hecho fue muy comentado en su momento, pero hasta hoy no hay una explicación justa para lo acontecido.

Antony Callero

Curiosidades…El día mas cruel de Martín Palermo

tmb1_642899_20150623123334

El Domingo 4 de julio de 1999, en el Estadio Feliciano Cáceres de Luque, Argentina enfrentaba a Colombia por la 2ª Jornada del Grupo C de la Copa América.

Ambos equipos venían de ganar en la primera jornada, por lo que era importante la victoria para asegurarse el primer lugar de la llave.

A los 5 minutos, el delantero de Boca Jrs., Martín Palermo, tenía la posibilidad de poner en ventaja a Argentina, pero su penalti pegó en el larguero.

Colombia a los 10 tendría una pena máxima a su favor, y allí Iván Ramiro Córdoba no fallaría.

Sobre el minuto 76 el árbitro paraguayo Ubaldo Aquino -que ese día señaló 5 penaltis- marca una nueva pena máxima en favor de Argentina, y Palermo vuelve a rematar, pero el balón se va por encima de la portería.

La mala eficacia de Argentina, contrastaba con la buena puntería colombiana, que remató el partido con los goles de Edwin Congo a los 79 y Johnnier Montaño a los 87, para poner un 3-0 inapelable.

Pero antes del final del partido, Palermo tendría una tercera oportunidad, y también de penalti, el delantero argentino tomó carrera buscando su revancha, pero esta vez el portero Miguel Calero le adivina la intención y se queda con el remate.

Martín Palermo completaba así su noche mas fatídica dentro de un campo de juego, 3 penales marrados en un mismo partido, algo que entraría en los libros de records de la historia del fútbol.

Antony Callero