Frases…»No creo en la condición física…cuando estás cansado es un problema mental» (Guardiola)

Guardiola2

Pep Guardiola es uno de los entrenadores mas galardonados de la historia del fútbol, pese a su corta edad, ha dejado huella en cada club que ha estado.

Con el Barcelona obtuvo 14 títulos, donde destacan 2 Champions, 2 Copa Mundial de Clubes y 3 Ligas de España consecutivas. En su paso por el Bayern Munich consiguió 7 títulos, destacándose una Copa Mundial de Clubes y 3 Bundesligas consecutivas.

Actualmente dirige al Manchester City desde el 2016, logrando 3 títulos hasta el momento, incluyendo la Premier League 2017-2018. Su gran obsesión es ganar la Champions con el City, un título que falta en las vitrinas del equipo «citizen».

Guardiola es un entrenador que está en todos los detalles, amante de la posesión del balón, que es la principal virtud de los equipos que dirige, posesión y paciencia para llegar al arco rival.

También nos deja muchos conceptos interesantes en cada entrevista, o autobiografía, sobre su creencia en el fútbol, y principalmente en la mente del futbolista, que es donde está el secreto sobre el éxito o el fracaso.

“No creo en la condición física. No existe desde mi punto de vista. La mente controla todo: lo que debes hacer en el campo, cuando tienes el balón, cuando no lo tienes, cómo defiendes … en muchas circunstancias no es cuestión del físico. Son jóvenes, entrenan todos los días, los cuidamos, cuando estás cansado es un problema mental”

Frases de Guardiola, que pintan la realidad sobre importancia de estar mentalizado a la hroa de entrar a un campo de juego.

Antony Callero

Frases…»Los italianos tienen una virtud muy grande para desviar la realidad. Un partido de mierda lo titulan así: «Triunfó el fútbol táctico» (Menotti)

DpGjUZ7XcAE_B0e.jpg

César Luis Menotti fue uno de los entrenadores mas prestigiosos de la década del 70 y 80, llegando a la cúspide en el Mundial de 1978 jugado en su país, y donde Argentina se consagrara campeón del mundo, tras derrotar a Holanda 3 a 1 en una final de infarto.

Desde sus comienzos como futbolista allá en 1958 en Rosario Central, hasta su retiro como entrenador en Tecos de México en el 2007 pasaron casi 50 años, y donde el popular «flaco» dejó muchas frases para el recuerdo.

«Los italianos tienen una virtud muy grande para desviar la realidad. Un partido de mierda lo titulan así: «Triunfó el fútbol táctico» No se sabe lo que es, pero salen a defenderlo», criticando la pobreza del fútbol de aquel país en cuanto a lo futbolístico

Menotti siempre fue defensor de una filosofía rica del juego, haciendo hincapié en la estética del mismo, y la posesión del balón, todo lo opuesto a su acérrimo rival, Carlos Salvador Bilardo, quién proponía un fútbol muy táctico.

El «flaco» Menotti fue todo un personaje del fútbol, y siempre es un deleite escucharlo, algunos lo idolatran, otros creen que su estilo de juego ya pasó de moda, lo cierto es que impuso una filosofía de juego, de la cual nunca se apartó.

Antony Callero

 

Frases…»El fútbol no es un juego perfecto. No comprendo por qué se quiere que el árbitro lo sea» (Pierluigi Collina)

dt.common.streams.StreamServer.jpg

El italiano Pierluigi Collina, fue en su tiempo el mejor árbitro del Mundo, por lo que su palabra siempre ha sido muy escuchada.

«El fútbol no es un juego perfecto. No comprendo por qué se quiere que el árbitro lo sea», dijo Collina una vez, respondiendo a una inquietud periodística sobre el desempeño de los árbitros, y dejando claro de que todos se equivocan.

Nacido en Bologna un 13 de Febrero de 1960, Collina fue elegido por la Federación Internacional de Historia y Estadística, como el mejor árbitro de la historia.

Debutó en la Serie A Italiana el 15 de Diciembre de 1991, y entre 1995 y el 2005 fue árbitro FIFA.

Sus partidos más destacados fueron la final de la Copa del Mundo 2002, donde Brasil se impuso 2-0 a Alemania, la final de la Liga de Campeones de 1999, con la victoria del Manchester United 2-1 ante el Bayern Munich, y la final de los Juegos Olímpicos Atlanta 1996, donde Nigeria derrotó a Argentina 3 a 2.

Hasta Agosto del 2018 fue Jefe de Arbitraje de la UEFA, y continúa como Asesor de la Asociación de Árbitros Italiana, y también colabora con FIFA.

En sus jóvenes años jugaba al fútbol como defensa central, y era aficionado de la Lazio, hasta que a fines de los 80 decidió comenzar su carrera referil.

Antony Callero

Frases…»Mostrar el desacuerdo es la estética de una rebeldía universal, acatar la decisión forma parte de la dignidad profesional.»(Jorge Valdano)

valdano.jpg

En 1997, el ex delantero del Real Madrid, y la selección argentina, Jorge Valdano, publicó un libro llamado «Los cuadernos de Valdano», en donde recopila anécdotas, y hace muchas reflexiones sobre momentos que vivió como futbolista o entrenador.

En una parte del libro habla de los suplentes, lo que significa para un jugador estar sentado en un banquillo, lo difícil que es manejar el tema para un entrenador, y mucho mas. Aquí compartiremos algunas definiciones muy jugosas que nos deja Valdano sobre este tema.

«Los suplentes suelen ser los primeros en ducharse. Huyen, no quieren compartir y desean que se les note el fastidio…»

«En realidad el problema sólo admite dos respuestas: o lucha o no lucha, pero a veces el jugador pone la agresividad en el sitio equivocado…Es el síndrome del suplente, pero que produce desencuentros frecuentes entre entrenadores y jugadores…»

«Yo entendí hace tiempo que las explicaciones resultan vanas porque el jugador quiere jugar, no saber el motivo por el que no juega. Incluso parece predispuesto a no creer las razones, no siempre justas y a veces hasta peregrinas que le damos los entrenadores.»

«Mostrar el desacuerdo es la estética de una rebeldía universal, acatar la decisión forma parte de la dignidad profesional.»

Antony Callero.

Frases…“Cruyff era mejor jugador, pero yo fui campeón del mundo”

loffit-franz-beckenbauer-el-primer-y-unico-kaiser-del-futbol-mundial-04.jpg

La frase pertenece al alemán Franz Beckenbauer, un notable jugador que paseó su clase por el Bayer Munich y la selección alemana, a fines de los años 60 y comienzos de los 70.

El “kaiser” reconoce la calidad de jugador de Cruyff, pero también hace referencia, a que ello no solo basta para ser un grande, además debes ganar títulos.

Son muchos los jugadores que han lucido en sus clubes, han tenido muchas distinciones individuales, premios, menciones, pero son pocos, los que pueden decir: “yo fui campeón del mundo”.

Grandes leyendas de este deporte, se consagraron como reyes del balompié en su época, pero han fallado en momentos claves, donde podían haber subido al olimpo de los más grandes, la Copa del Mundo.

Podemos citar algunos nombres como Ferenc Puskas, Alfredo Di Stéfano, el mismo Johan Cruyff, Michel Platini, Karl Heinz Rummenigge, Zico, ahora más en el tiempo Cristiano Ronaldo o Lionel Messi, y una larga nómina de cracks que no llegaron a la consagración final en un Mundial.

Por ello la frase de Beckenbauer, quizás suene como un poco orgullosa, pero no hace más que remarcar la diferencia, entre un buen jugador, y un gran jugador.

Este verdadero fenómeno además tiene de donde agarrarse, cuando habla; como jugador, fue campeón de Europa e Intercontinental con el Bayer Munich, campeón de Europa y del Mundo con la selección de Alemania, y como entrenador, campeón del mundo con su selección, vaya palmarés envidiable.

Antony Callero

Leyendas…Obdulio Varela…a 22 años de su partida

0020142948

A 22 años de la partida del Negro Jefe…Obdulio Varela es una de las máximas leyendas del fútbol uruguayo y mundial, héroe en el recordado Maracanazo de 1950, cuando Uruguay derrotó 2 a 1 a Brasil en su propia casa.

Nació un 20 de Septiembre de 1917 en el barrio de La Teja, en Montevideo, su nombre verdadero era Jacinto Obdulio Muiños Varela, pero todo el mundo siempre lo conoció por su apellido materno «Varela», o simplemente Obdulio.

Comenzó su carrera futbolística en el Deportivo Juventud en 1936, hasta que en 1938 lo ficha el Montevideo Wanderers, donde jugaría durante 5 temporadas.

Mediocampista de gran presencia, era el auténtico «5» de los de antes, que jugaba y ordenaba desde el centro del campo. En 1943 se lo llevó Peñarol, donde jugaría durante 12 años, convirtiéndose en el emblema de los aurinegros, y consiguiendo los títulos uruguayos de 1944, 1945, 1949, 1951, 1953 y 1954.

CgP0_DdW4AIw5qG

Durante 15 años Obdulio fue el corazón de la celeste. Debutó en el Sudamericano de 1939 con Uruguay. En 1942 fue campeón de América en Montevideo, y siendo considerado el mejor jugador del torneo. En el partido decisivo derrotaron a Argentina 1 a 0 con gol de Zapirain.

Morán.jpg

En 1950 era el capitán del seleccionado «charrúa», que lograra la hazaña en el gran Maracaná, al derrotar 2-1 a Brasil en el partido final, y enmudeciendo a 200.000 personas.

obdulio-varela

Tras el gol de Brasil convertido por Friaca a los 47, Obdulio fue muy importante para levantar la moral de sus compañeros, y poder dar vuelta la historia. A los 66 llegaría el gol de Schiaffino, y a los 79 Alcides Ghiggia ponía el 2-1, Uruguay era campeón del mundo por segunda vez.

Obdulio también estuvo en el Mundial de 1954 en Suiza, donde Uruguay cayó en semifinales ante los fabulosos húngaros 4-2 en la prórroga, en uno de los partidos mas dramáticos de la historia de los Mundiales, aunque el gran capitán ese día no pudo jugar por lesión. En total disputó 45 partidos con la selección uruguaya, donde anotó 9 goles.

En 1955 se retiraría del fútbol en Peñarol, el club de su vida. Falleció un día como hoy, 2 de Agosto de 1996 en Montevideo, a los 78 años de edad.

1278450160_0

El Negro Jefe dejó algunas frases y conceptos para la eternidad como aquella de «Los de afuera son de palo.», el día del Maracanazo y al ver esas 200.000 personas eufóricas.

«No me gustó ver a aquellas 200.000 personas tristes, no me gustó ver a Rio a oscuras y sin carnaval. Es la vida. Era campeón y no sentía una alegría absoluta por ello», una frase que pinta el respeto hacia sus vencidos.

«Ahora vamos a jugar como hombres. Nunca miren a la tribuna. El partido se juega abajo. Ellos son once y nosotros también. Este partido se gana con los huevos en la punta de los botines», en el vestuario antes de saltar a la cancha en la final.

«Yo había jugado un millón de partidos en todas partes, en canchas sin tejidos, sin alambradas, a merced del público, y siempre había salido sanito. ¡Cómo me iba a achicar ese día en Maracaná, que tenía todas las seguridades!», otra de las grandes frases de este histórico capitán, y leyenda del fútbol uruguayo.

Antony Callero