Historias…El Harpastum…el fútbol de la Antigua Roma

En los comienzos del Siglo I, en la Antigua Roma se jugaba un deporte llamado “Harpastum”, creado como entrenamiento militar para los legionarios y reclutas.

Era un juego muy rudo, y que siempre terminaba con muchos lesionados, estaba prohibido matar a un rival, aunque muchas veces esto era inevitable, debido al grado de violencia que se empleaba. Cuentan los escritos de la época, que el mismo Julio César era muy aficionado a este juego.

Se disputaba en un campo de forma rectangular que se dividía en dos partes, y delimitado el mismo con cuerdas.

No había un número fijo de jugadores, podían ser entre 5 y 12 por bando, que intentaban lanzar el balón lo mas lejos posible, intentando llevar el mismo al otro extremo del campo, teniendo muchas similitudes con el rugby y el balonmano.

En ese afán se golpeaba deliberadamente al rival, había que llegar al otro extremo y tocar la cuerda para anotar un punto.

En el año 43, cuando los romanos invadieron las islas británicas, propagaron este juego allí, siendo el precursor de dos deportes actuales como el fútbol y el rugby.

En Italia, el “Harpastum” siglos después daría orígen al Calcio Florentino, que comenzó a jugarse en la ciudad de Florencia en el Siglo XVI, aunque ya con reglas pre establecidas, y donde había que introducir la pelota en un agujero.

Eran los comienzos de los juegos de pelota, el fútbol comenzaba a tomar forma…

Antony Callero

Anuncios

Anécdotas…La guerra, el fútbol y una tregua de Navidad…

En Junio de 1914, Europa se vio conmovida por el primer gran conflicto bélico del Siglo XX, la Primera Guerra Mundial.

El asesinato de Francisco Fernando de Austria, heredero del trono del Imperio austro-húngaro, fue el hecho que desencadenó todo, y que tuvo como principales protagonistas a los Imperios Alemán, Austro-húngaro, Otomano, Ruso y Británico, además de Francia e Italia.

El 28 de Julio el Imperio austro-húngaro invadió Serbia, mientras que por otro lado, el Imperio Alemán ingresó en territorios de Bélgica, Luxemburgo y Francia, lo que provocó que Rusia entrara en acción atacando a los alemanes, cuando estos pretendían ir hacia París.

En 1917 estalla la revolución Rusa, la nación se vio envuelta en una cruenta guerra civil que obligó a los rusos a retirarse del conflicto.

Estados Unidos había declarado la guerra al Imperio germano en Abril de 1917, tras el hundimiento del Transatlántico Lusitania, por parte de un submarino alemán. Esto provocó que los americanos lanzaran una ofensiva al año siguiente que hizo que las tropas alemanas retrocedieran. El 11 de Noviembre de 1918 el conflicto llegó a su fin al aceptar Alemania la firma del armisticio.

La anécdota que queremos contar en este artículo ocurrió en Diciembre de 1914, donde los soldados de ambos bandos decidieron hacer una tregua para poder pasar una Navidad en paz.

Los soldados alemanes decoraron árboles de Navidad con luces y entonaron Villancicos navideños, ante la sorpresa de sus enemigos británicos y franceses apostados en sus trincheras.

Desde el otro bando se alzaron las banderas blancas en son de paz, y caminaron para el lado alemán, donde se unieron a sus pares para celebrar ese día tan especial, y que por unas horas los alejaba del horror de la Guerra.

Hacía mucho frío, pero esto no impidió que los dos ejércitos disputaran incluso un partido de fútbol en señal de confraternidad. Se utilizaron buzos como arcos, y el terreno de juego no estaba delimitado, pero nada importaba, era un momento de esparcimiento que se disfrutó a pleno.

Un soldado alemán llamado Johannes Niemann, describió este suceso en su libro diario: “un soldado escocés apareció cargando un balón de fútbol; y en unos cuantos minutos, ya teníamos juego. Los escoceses hicieron su portería con unos sombreros raros, mientras nosotros hicimos lo mismo. No era nada sencillo jugar en un terreno congelado, pero eso no nos desmotivó. Mantuvimos con rigor las reglas del juego, a pesar de que el partido sólo duró una hora y no teníamos árbitro”, expresaba Niemann.

“Muchos pases fueron largos y el balón constantemente se iba lejos. Sin embargo, estos futbolistas amateurs a pesar de estar cansados, jugaban con mucho entusiasmo. Nosotros, los alemanes, descubrimos con sorpresa cómo los escoceses jugaban con sus faldas, y sin tener nada debajo de ellas. Incluso les hacíamos una broma cada vez que una ventisca soplaba por el campo y revelaba sus partes ocultas a sus ‘enemigos de ayer’. Sin embargo, una hora después, cuando nuestro Oficial en Jefe se enteró de lo que estaba pasando, éste mandó a suspender el partido. Un poco después regresamos a nuestras trincheras y la fraternización terminó. El partido acabó con un marcador de tres goles a favor nuestro y dos en contra. Fritz marcó dos, y Tommy uno”, concluía el relato del soldado alemán sobre este episodio curioso que se dio en la Primera Guerra Mundial.

Los altos mandos se mostraron muy enfadados al enterarse de la tregua que habían impuesto ambos bandos, pero al otro día todo era ya historia, la confraternidad había concluido, las armas se volvían a cargar y volvían a ser enemigos en el campo de batalla.

Antony Callero.

Frases…”El asunto más difícil es encontrar algo para reemplazar al fútbol, porque no hay nada”

“El asunto más difícil es encontrar algo para reemplazar al fútbol, porque no hay nada”.

La frase corresponde al ex delantero británico Kevin Keegan, ídolo del Liverpool y del Hamburgo alemán, club con el cuál consiguió obtener 2 Balones de Oro Europeo ( 1978 y 1979). 

Keegan expresa la realidad a la que se enfrenta el futbolista tras su retiro. Muchos pueden seguir ligados al fútbol de alguna u otra manera, pero para otros se les termina un ciclo, y no saben como re encausar su vida sin el fútbol.

Antony Callero

Historias…Bubamara…Una Escuela de fútbol en medio de la crueldad de la Guerra

Año 1992…tiempos difíciles en Europa, en los Balcanes una cruenta Guerra se había desatado en la Ex Yugoslavia, y en medio de esa crueldad una Escuelita de Fútbol que nace en Bosnia, parece un locura, pero no lo es.

Predag Pasic fue un jugador de orígen bosnio, que defendió la selección de Yugoslavia en el Mundial de España 1982. Jugó en el Fútbol Club Sarajevo, y después emigró a la Bundesliga Alemana para pasar por el Stuttgart y el Munich 1860, colgando los botines en 1988.

Regresó a su país, y cuando se desata el conflicto bélico pensé en emigrar, pero no…debía quedarse a ayudar, principalmente a los niños desprotegidos.

Los directivos del Stuttgart ofrecen a Pasic regresar a Alemania, para hacerse cargo de sus Escuelas de Fútbol, pero el ex futbolista se niega.

“Sarajevo es mi ciudad y sus habitantes son mi gente. Todo el mundo me conocía y me quería por haber sido la estrella del FK Sarajevo. Se identificaba conmigo y, en cierta forma, yo les pertenecía. No lo pensé ni dos veces. Supe que debía quedarme”, dijo Pasic

“Quería ser útil, pero no sabía cómo. Lo que más me angustiaba era la situación de los niños. No soportaba saberlos encerrados, ociosos, angustiados y sin esperanza. Fue, pensando en ellos, que se me ocurrió la idea de abrir una escuela de fútbol bajo las bombas.”

Fue así que para alejar a esos pequeños del horror y la crueldad de la Guerra, decide formar la Escuela de Fútbol Bubamara, que dio su puntapié inicial un 15 de Mayo de 1993.

A través de Radio Sarajevo hace un llamado convocando a niños de cualquier origen y religión, pensaba que quizás 20 o 30 pudieran animarse a venir, no era fácil salir de sus trincheras en sus casas, una bala perdida podía acabar con la vida de cualquier chico o persona. Sin embargo el llamado fue todo un éxito, nada menos que 200 niños se presentaron, y en pocos días esa cifra aumentó a 300.

Pasic había conseguido que esos niños se olvidaran de las bombas y de las armas, disfrutaban de un par de horas jugando al fútbol, y conviviendo con otros pequeños sin importar raza o religión.

“Bubamara era un oasis de paz. Afuera de la escuela, croatas, serbios y bosnios se mataban o se rehuían. En la escuela, adultos y niños seguían viviendo como siempre lo habían hecho en Sarajevo”, decía Pasic en una entrevista.

Dentro de esos niños que esquivaban balas para poder ir a entrenar a la Escuelita, había varios que después llegarían a triunfar en el profesionalismo, el mas reconocido, el centro delantero Edin Dzeko.

La Guerra finalizó en 1995, solo en Sarajevo se cobró 11.451 vidas, fueron tiempos difíciles, pero Pasic aguantó a pie firme con su proyecto, que llegó a tener 5 Escuelas en todo el país, con aproximadamente 5.000 chicos pateando un balón.

Hasta que la política nuevamente entra en juego, Pasic no tiene las mejores relaciones con el partido ultranacionalista de turno, y las autoridades lo despojan del Centro Deportivo, que pasa a manos del FC Sarajevo.

Por todos los medios Pasic intenta recuperar algo por lo cuál tanto luchó, pero fue imposible, y en Abril de 2014 decide tirar la toalla.

Hoy la Escuela ya no existe, pero su creador igualmente se siente orgulloso de lo conseguido: “Me queda un solo consuelo. Más de 10 mil niños pasaron por mi escuela. Les sigo la pista a muchos. En su mayoría son buenos profesionales. Unos 40 son excelentes futbolistas profesionales. Ninguno acabó en los rangos de los partidos políticos que pudren a Bosnia y Herzegovina.” 

“No pasa una semana sin que encuentre uno que otro ex alumno en la calle, en un restaurante o en el cine. Todos me dicen lo mismo: ‘usted me salvó del odio’. Y eso no me lo quita nadie.”, termina diciendo Pasic.

Antony Callero

 

     

Curiosidades…Los comienzos de la publicidad en el fútbol

eintrach2-1440x808.jpg

Ocurrió un 24 de Marzo de 1973 en un partido de la Bundesliga Alemana, el Eintrach de Braunschweig ese día se presentaba ante el Schalke 04, pero con una particularidad en su camiseta, vestían un nuevo escudo, con el logotipo de la compañía de licores alemana “Jagermeister”.

Allí se iniciaba la era de la publicidad en el fútbol, un campo que han sabido explotar muy bien los principales clubes del mundo, los entes que rigen el fútbol, y también los futbolistas.

La Federación Alemana por ese entonces prohibía que los clubes utilizaran cualquier tipo de publicidad en sus camisetas, y por ello en 1972 rechazó la petición del Braunschweig.

La oferta de la Compañía era demasiado buena para rechazarla, 100.000 marcos alemanes por la publicidad en la camiseta, en un momento donde el club estaba en bancarrota, era la gran salvación.

Los árbitros habían sido advertidos por la Federación, de no pitarle en caso de que el equipo apareciera con dicha publicidad, por lo que la polémica fue aumentando.

Después de muchas idas y venidas, el Braunschweig encontró la solución. Llamó a asamblea de socios para cambiar el escudo en la camiseta, e incluir el logotipo de la empresa. Con 145 votos favorables y 7 en contra se aprobó el mismo, y allí la Federación no pudo hacer nada, porque era todo reglamentario.

El Braunschweig incluyó un escudo bien grande en el centro de la camiseta, en lugar de arriba a la izquierda, donde se utiliza generalmente.

En poco tiempo los demás equipos comenzaron a lucir publicidades en sus equipos, y en 1975 el Bayern Munich fue el primero en poner en su camiseta el logotipo del fabricante: Adidas.

La publicidad y el fútbol, algo que con el tiempo se convertiría en un negocio multimillonario.

Antony Callero

Curiosidades…¿Sabías que Kenny Davenport anotó el primer gol oficial de la historia?

quien-marco-el-primer-gol-de-la-historia-125-anos-despues-se-descubre-su-nombre.jpg

Un 26 de Octubre de 1863 se creó la Asociación de Fútbol de Inglaterra, en la Taberna Freemason’s de la ciudad de Londres, y allí se implementaron las primeras reglas de este deporte.

A mediados de 1880 se modificaron algunos aspectos del reglamento, y en 1888 se crea la Football League, el primer torneo de Liga profesional del Mundo.

El 8 de Septiembre de 1888 se jugaban los primeros partidos, y en uno de ellos se convertiría el primer gol oficial de la historia.

Ocurrió en el encuentro que se enfrentaban el Bolton Wanderers y el Derby County. A los 2 minutos de juego, Kenyon Davenport -futbolista del Bolton- anotaba el primer tanto, y sin querer entraría en la más rica historia del fútbol mundial.

A esa misma hora estaban jugando el Aston Villa y el Wolverhampton Wanderers; Gershom Cox -defensor del equipo “villano”- anotó un gol en propia puerta al minuto 31, pero el mismo fue posterior al de Davenport, pese a que el encuentro había comenzado 15 minutos antes.

James Kenyon Davenport había nacido un 23 de Marzo de 1862 en la ciudad de Bolton; hasta 1883 jugó en el Gilnow Rangers, posteriormente pasó al Bolton Wanderers, donde disputó 10 temporadas, cerrando su carrera en el Southport Central en 1993.

Jugó dos partidos con el combinado de Gran Bretaña, falleciendo el 29 de Septiembre de 1908, con apenas 46 años de edad.

Antony Callero

 

Curiosidades…¿Sabías que la serie Súper Campeones fue el gran impulso para el desarrollo del fútbol en Japón?

descarga

En 1981, el japonés Yoichi Takahashi creó una serie animada infantil llamada “Captain Tsubasa”, más conocida en Latinoamérica como “Súper Campeones”, aunque en otros países también se le conoce por “Oliver y Benji”.

Hasta ese momento, el fútbol era muy poco conocido en Japón, un país donde siempre dominaron los deportes de contacto como las artes marciales, el béisbol, y el tenis de mesa entre otros.

La cadena TV Tokyo emitió la serie “Captain Tsubasa” entre 1983 y 1986, siendo furor en su país y en todo el mundo.

El personaje principal es Oliver Atom, un niño que junto a sus amigos juegan al fútbol, y viven un sinnúmero de aventuras, soñando algún día con ser profesionales.

En el transcurso de la serie, los chicos consiguen su objetivo, y además llegan a formar parte de la selección nacional de Japón.

Fue tal el éxito de la serie, que la Asociación de Fútbol Japonesa apoyó el desarrollo de la serie, ya que veían que era un impulso muy importante para captar aficionados para este “nuevo deporte”.

Antony Callero