LEYENDAS…El eterno Giuseppe Meazza

Fue uno de los primeros grandes futbolistas no sólo del fútbol italiano, sino mundial, el gran Giuseppe Meazza, un hombre con el cuál Italia comenzó a forjar su gran historia futbolística.

Nacido en Milán un 23 de Agosto de 1910, Giuseppe tuvo una infancia muy difícil, marcada por la muerte de su padre durante la 1ª Guerra Mundial, tenía solo 7 años, y fue su madre quién tuvo que tomar las riendas de su casa.

El joven Meazza jugaba por las calles de su barrio de Porta Vittoria, muchas veces descalzo, porque su madre no podía comprarle un par de zapatos para jugar al fútbol.

A los 12 años se integró al Gloria F.C., mientras que a los 14 tuvo la posibilidad de probarse en el Milán, pero no logró quedar, ya que no tenía un físico adecuado. Pero el joven Giuseppe no se rindió, meses después probó en el Inter y allí si tuvo fortuna.

El 12 de Septiembre de 1927 sería un día muy especial para él y su familia, ya que haría su debut en el primer equipo del Inter, en un partido por la Coppa Volta, anotando 2 tantos en su estreno.

En su primera temporada jugó 33 partidos y anotó 11 goles, “il bambino” demostraba sobre el campo una personalidad increíble pese a su corta edad, y los aficionados ya comenzaban a idolatrarlo.

Al año siguiente el Inter se fusiona con el US Milanese, y de allí surge el Ambrosiana. Con el club neriazzurri conseguiría 3 Scudettos, 1930, 1938 y 1940, siendo máximo anotador de la Liga en 1930, 1936 y 1938, también fue campeón de la Copa Italia en 1939.

Fueron 13 años ininterrumpidos jugando al máximo nivel en el Inter-Ambrosiana, hasta que en 1940 ficha por el eterno rival, el AC Milán, donde estaría durante dos temporadas. En 1942 se marcha a la Juventus, en 1943 ficha por el Varese y en 1944 por el Atalanta, donde hacía las veces de jugador y entrenador; regresar al Inter en 1946, para ser también jugador-entrenador, retirándose de la práctica activa en 1947.

Además de Atalanta e Inter, como entrenador pasó por el Besiktas de Turquía, el Aurora Pro Patria de su país, y la selección italiana, la cuál dirigió durante 1952 y 1953.

Con la “nazionale”, Meazza fue el estandarte para el bicampeonato de 1934 y 1938, en él giraba todo el fútbol de aquel gran equipo de don Vittorio Pozzo.

El 9 de Febrero de 1930 debuta en un amistoso ante Suiza en Roma, ingresó al campo de juego y en solo 3 minutos anotó 2 goles, de allí en más no salió del equipo. En Marzo fue nuevamente convocado ante Alemania y convierte otro gol, y en Mayo se despacha con un “hatt-trick” ante Hungría.

En el Mundial de 1934 disputado en su país, Meazza anota un tanto en el estreno goleador 7-1 ante Estados Unidos., mientras que en Cuartos de Final logra anotar el único tanto con el cuál Italia vence a España 1-0 en el desempate.

El equipo italiano vencería a Austria 1 a 0 en semifinales con gol de Enrique Guaita, y en la final 2-1 a Checoslovaquia con anotaciones de Raimundo Orsi y Angelo Schiavio en la prórroga. Italia se consagraba por primera vez campeón del mundo, y Meazza estuvo incluido en el 11 ideal del torneo.

Cuatro años después en París, Italia volvía a consagrarse como el mejor, tras vencer en la final a Hungría 4 a 2, con dobletes de Gino Colaussi y Silvio Piola.

En su camino al partido decisivo, la azzurra derrotó 2-1 a Noruega, 3-1 a Francia en Cuartos y 2-1 a Brasil en semifinales, con un gol de Meazza de penalti. El gran capitán se daba el gusto de levantar el trofeo, Italia bicampeón del mundo. Meazza jugó 53 partidos con la selección, anotando 33 goles.

Si bien tenía grandes dotes de delantero centro, Pozzo lo utilizó como mediocampista ofensivo en el seleccionado, era el Arquitecto del equipo, en sus pies nacía el fútbol para abastecer a sus delanteros.

El 21 de Agosto de 1979 en la ciudad de Lissone, Meazza falleció a sus jóvenes aún 68 años. En conmemoración, los clubes Inter y AC Milán bautizan el Estadio de San Ciro como “Giuseppe Meazza”, en honor a uno de los mejores jugadores italianos de todos los tiempos.

Antony Callero

LEYENDAS…Oliver Kahn “el gorila” de la portería alemana

Oliver Kahn ha sido uno de los mejores cancerberos de este nuevo siglo, líder indiscutido en la portería del Bayern Munich y de la selección alemana, “el gorila” o “el oso”, fue entre 1999 y 2002 el mejor del mundo en su puesto.

Nació en Karlsruhe, un 15 de Junio de 1969; en el club de su ciudad dio sus primeros pasos en el arco, debutando en Primera División en 1990, de la mano de Winfried Schafer.

En la temporada 1993-1994, con un Kahn ya muy sólido en la portería, el Karlsruhe consigue avanzar a las semifinales de la Copa de la UEFA, tras golear 7 a 0 al Valencia en el partido de vuelta.

Después de esa gran temporada, el Bayern Munich lo fichó a cambio de 2,5 millones de euros. Comenzó como titular en el club bávaro, pero una lesión de ligamento cruzado en su segunda campaña frenó ese ascenso.

Pero volvió Kahn volvió mas fuerte que nunca para ser el mejor. En 1999 el Bayern de su mano alcanza la final de la Liga de Campeones de Europa, cayendo en la final 2-1 ante el Manchester United, pero en el 2001 se sacaría la espina y levantaría en lo mas alto la “orejona” en el Giuseppe Meazza de Milán, cuando vencieron al Valencia en la tanda de penaltis.

Consiguió nada menos que 8 Bundesligas con el Bayern Munich, 6 Copas de Alemania, 6 Copas de la Liga, 1 Copa de la UEFA, 1 Champions y 1 Copa Intercontinental, en los 14 años que estuvo en el club, donde disputó 632 partidos.

Fue convocado para la selección alemana en 1994, e integró el plantel que participó en el Mundial de Estados Unidos, aunque su debut oficial se produjo un año después ante Suiza.

También fue convocado para la Copa del Mundo de 1998, aunque el titular era Andreas Kopke, pero en el Mundial de Corea y Japón 2002 tendría su gran revancha, sería titular y capitán del equipo germano, que cayó en la final ante Brasil 2 a 0.

Además en ese Mundial, Kahn fue elegido Balón de Oro del torneo, por delante del brasileño Ronaldo.

Volvió a repetir convocatoria para el Mundial 2006 jugado en su país, pero el entrenador Jurgen Klinsmann se la jugó por Jens Lehmann como titular. Tras ello se retiró de la “Mannschaft”, con la cuál disputó 96 encuentros.

A nivel individual, en 1999 fue mejor portero de Europa, y el mejor del año para la Federación Internacional de Historia y Estadística, en el 2000 repite como mejor portero de Europa, mejor jugador de la Bundesliga.

En el 2001 vuelve a ser el mejor de Europa, el mejor de la Bundesliga, arquero del año para la Federación Internacional, y Balón de Bronce “France Football”.

Repite el Balón de Bronce “France Football” en el 2002, mejor portero de Europa, Balón de Oro en el Mundial 2002, y arquero del año para la Federación Internacional.

Oliver Kahn, una leyenda del arco alemán y del Bayern Munich, un hombre con una fuerte personalidad, y con dotes de liderazgo, que lo llevaron a convertirse en el mejor.

Antony Callero

Leyendas… Fernando Hierro…defensa y goleador.

fernando-hierro-real-madrid_17oi5c60x523e1l0rqtpa68ql4.png

Nació en Málaga un 23 de Marzo de 1968, durante su trayectoria jugó como defensa central, aunque también se desempeñó como medio campista de contención.

Su debut en Primera División se produjo un 4 de Octubre de 1987, con la camiseta del Valladolid, enfrentando al Espanyol de Barcelona. Dos años después, en 1989, ficharía por el Real Madrid, donde alcanzaría la fama.

Allí formó dupla central con jugadores de gran jerarquía como Manolo Sanchís y Rafael Alkorta. Tras el retiro de Sanchís en el 2001, Hierro tomó la banda de capitán del equipo.

En sus 14 años en filas “merengues”, Hierro logró 5 Ligas, y 3 Copas de Europa, conseguidas en 1998, 2000 y 2002. También obtuvo 1 Copa del Rey, 4 Súper Copas, 2 Intercontinentales, y 1 Súper Copa Europea, un palmarés impresionante.

En el 2003 emigró al fútbol de Qatar, tentado por los petrodólares, y a la temporada siguiente fichó por el Bolton Wanderers de la Premier League, donde se retiraría en el 2005.

Entre 2007 y 2011 ocupó el cargo de Director Deportivo de la Real Federación Española de Fútbol. En el 2014 regresó al Real Madrid como entrenador adjunto de Carlo Ancelotti, mientras que en el 2016 hizo su primera experiencia como entrenador principal del Real Oviedo, de la Segunda División Profesional.

El 23 de Noviembre de 2017 volvió a ocupar en la Real Federación Española de Fútbol, y tuvo el honor de ser el entrenador de España en el Mundial de Rusia 2018, después de que Julen Lopetegui fuera desafectado 2 días antes del inicio del torneo. La roja española no tuvo un buen torneo, y se despidió cayendo en Octavos de Final ante Rusia por penales.

Hierro fue además un defensor-goleador, siendo el segundo máximo anotador de España en los Mundiales con 5 tantos, solo superado por David Villa con 9. En total, anotó 29 goles, en 89 partidos con la “roja”, siendo sólo superado por Raúl, que anotó 44. Con la camiseta del Madrid, anotó 126 goles, y es uno de los defensores más goleadores de la historia.

Fernando Hierro, una verdadera leyenda del Madrid y del fútbol español, y todo un caballero de este deporte.

Antony Callero.