Curiosidades…¿Nos esperan que llegamos un poquito más tarde?

La selección de Egipto pudo haber sido el participante número 14 del primer mundial de fútbol disputado en Uruguay, sin embargo la FIFA no dio su lugar a su pedido, y los africanos no pudieron estar presentes en la primera edición del torneo.

Debido a lo largo del viaje en barco, Egipto solicitó al máximo ente rector del fútbol la postergación del torneo por unos días, pero la negativa fue rotunda, y por lo tanto los “faraones” debieron esperar 4 años más para estrenarse en una Copa del Mundo.

Lo hicieron en Italia 1934, después de dejar en el camino en las Eliminatorias a un seleccionado de Palestina, al cual golearon 7-1 en casa y 4-1 en Tel Aviv.

En el Mundial debieron enfrentar en primera fase a Hungría, uno de los mejores equipos de Europa en ese momento.

Los egipcios hicieron un partido aceptable, vendiendo cara la derrota 4 a 2 ante los húngaros.

Teleki a los 11 puso en ventaja a los “Magyares”, aumentó la cuenta Toldi a los 27, pero Fawzi con un doblete a los 31 y 39 minutos dejaba todo como al principio.

En la segunda parte Hungría apretó el acelerador y se llevó el triunfo gracias a los tantos de Vincze a los 53 y Toldi a los 61.

Así de esa manera culminó la primera participación africana en una Copa del Mundo de la FIFA.

Antony Callero

Anécdotas…Subiabre tumba a Monti para algarabía de todos los uruguayos

En 1930 Uruguay organizó el primer Mundial de Fútbol, y allí entre los 13 participantes estuvo el seleccionado de Chile, dirigido por el húngaro Gyorgi Orth, de solo 29 años de edad.

Chile quedó enmarcado en el único grupo de 4 seleccionados, junto a México, Francia, y uno de los favoritos, Argentina.

Según lo que cuentan las crónicas de la época, el delegado chileno Aquiles Frías no estuvo presente en ese sorteo, ya que no fue avisado del mismo, y de esta manera Chile fue perjudicado, siendo incluido en un grupo sumamente complicado.

Debutaron venciendo a México 3 a 0, con doblete de Carlos “El Zorro” Vidal, y otro en contra de Manuel Rosas.

Posteriormente llegó una apretada victoria 1 a 0 ante Francia, con tanto anotado por su goleador Guillermo Subiabre, ante un centro de Villalobos, encuentro donde el portero francés Thepot le contuvo un penalti a Vidal.

El 22 de Julio en el Estadio Centenario definía el grupo, y la clasificación a semifinales nada menos que contra Argentina, que se impuso a los franceses 1 a 0, y 6 a 3 a los mexicanos.

Un rápido doblete del goleador Guillermo Stábile a los 12 y 13 minutos adelantó a los rioplatenses, descontó Subiabre a los 15, pero Mario Evaristo a los 51 dio cifras definitivas, Argentina 3 Chile 1.

Durante el encuentro se dio un encontronazo entre el famoso Luis Monti, centro half argentino de 1,87 metros de altura, y el pequeño “Chato” Subiabre, que medía solo 1,55.

El propio Subiabre cuenta la jugada: “Monti era el matón de los argentinos y golpeaba a los nuestros en cada atajada. Era recio, cochino y, bueno, yo que también soy carne amarga, estaba quemado. (…) Y vino una nueva intervención brusca de Monti; salté para parar con el pecho la pelota y el argentino me dio un puntapié que me hizo caer medio muerto. (…) Me levanté del suelo, y con toda la rabia que me producía el dolor del golpe, le pegué el puñete. Vi que se derrumbaba esa mole y que luego lo paraban y se volvía a caer como billete viejo. (…) Algo me deben los uruguayos del Campeonato que conquistaron. Monti era el guapo y yo se los amansé. Me lo pagaron bien, porque donde iba me atendían y me daban las gracias”.

Sin dudas de que los aficionados presentes ese día en el Centenario, celebraron en gran forma el golpe de Subiabre, como si hubiera sido un gol uruguayo.

Antony Callero