Anécdotas…Klinsmann y una promesa incumplida

Jurgen Klinsmann fue un gran delantero alemán, que destacó en la década de los 90 principalmente, siendo campeón con la selección de su país en el Mundial de Italia 1990.

Se caracterizaba por tener una gran potencia física, y olfato goleador. Había nacido un 30 de Julio de 1964 en Goppingen, muy cerca de Stuttgart.

Su padre Siegfrid Klinsmann era panadero, y junto a su esposa Martha tuvieron 4 hijos.

Comenzó a jugar al fútbol a los 9 años, y debutó en el Stuttgart Kickers de la Segunda División a los 17.

En 1984 da un gran paso en su carrera al fichar por el Stuttgart, club en el cuál estaría cinco temporadas.

Sus buenas actuaciones hicieron que el Inter de Milán lo fichara en 1989, consolidándose en el equipo “neriazzurri”, donde estaría durante 3 campañas.

Después pasaría por el Mónaco, Tottenham Hotspur, hasta que llegó la oportunidad de fichar por el Bayern Munich, el club mas poderoso de su país.

Pero no era todo alegría para Jurgen, ya que su padre era gran aficionado del Stuttgart, y le había prometido en su momento, que nunca vestiría la camiseta del Bayern.

Antes de el fichaje, fue a visitar a su padre para que le perdonara, ya que no podía desperdiciar esta gran oportunidad.

Jugaría dos temporadas en el club bávaro, siendo campeón de la Bundesliga en 1997, después volvería a Italia para jugar en Sampdoria, y regresó a Inglaterra para hacerlo en el Tottenham, donde colgó los botines en 1999.

Volvió en el 2003, teniendo un corto pasaje por el Orange County Blue Star de la 4ª División de Estados Unidos.

Además de Italia 90, donde se coronaron campeones, Klinsmann estuvo presente en las Copas del Mundo de 1994 y 1998, y en las Euro de 1988, 1992 y 1996, consagrándose campeón en esta última.

Antony Callero

Historias…El drama de Blaszcykowski

kuba

A los 11 años, un niño se divertía con un balón de fútbol en su Częstochowa natal, nada hacía presagiar lo que estaba por ocurrir, y que cambiaría el curso de su vida…

Al llegar a su casa, su padre y su madre tenían una fuerte discusión conyugal, la misma fue subiendo de tono, y ante los atónitos ojos de “Kuba”, su padre Zygmunt mató de varias puñaladas a su madre Anna.

Este es el comienzo de la triste historia de Jakub Blaszczykowski, este centrocampista polaco, que pese al trauma sufrido, logró salir adelante, y cumplir su sueño de ser un futbolista profesional.

Su abuela se encargó de su enseñanza de allí en más, no fue nada fácil, el pequeño -que hasta ese momento jugaba al fútbol en las infantiles del Rakow Czestochowa- entró en un fuerte estado depresivo, y no quería saber nada del fútbol.

Fue su tío Jerzy Brezczec, ex-capitán de la selección polaca, quién entusiasmó al joven “Kuba” para volver a practicar su deporte preferido.

“Sé que ese recuerdo me va a acompañar el resto de mi vida. Daría todo lo que fuera a cambio de que mi madre estuviera viva. Lo que ocurrió dio un giro de 180 grados a mi vida. Fue como si una roca hubiera caído sobre mi cabeza y una semana después despertara y tuviera que volver a comenzar con mi vida y sobreponerme a todo como si nada hubiera ocurrido. Nunca entenderé lo que pasó ni la razón por la cual pasó” (Blaszczykowski).

En la temporada 2002-2003 debutó en el primer equipo de su ciudad natal, el KS Czestochowa, de la Tercera División, donde jugaría hasta el 2004, jugando 24 partidos y anotando 11 goles.

En el 2005, con 19 años de edad, Blaszczykowski da un importante paso en su carrera al fichar por el Wisla Cracovia, uno de los principales equipos de su país, jugando allí 3 temporadas.

Jakub-Blaszczykowski-lesion-muscular-con-el-borussia-dortmund

Sus buenas actuaciones hicieron que en el 2007 el Borussia Dortmund fijara su ojos en este joven polaco de oscuro pasado, pagando 3 millones de euros por su traspaso.

Ya por ese entonces había debutado en la selección polaca en el 2006, en un amistoso ante Arabia Saudita.

En el Borussia Dortmund pasaría 8 temporadas inolvidables, donde consiguió 2 Bundesligas (2011 y 2012), la Copa de Alemania (2012), la Súper Copa Alemana (2013), y finalista de la Champions League en ese 2013, cayendo en la final de Wembley, 2 a 1 ante el Bayern Munich. Jugó 252 partidos con los “canarios”, donde anotó 32 goles.

DQ3_VbXVoAMJ9QR

En la temporada 2015-2016 fichó por la Fiorentina de Italia, donde no logró convencer, por lo que al año siguiente regresa a Alemania para jugar en el Wolfsburgo, club en el que actualmente está disputando su segunda temporada.

Con la selección de Polonia ha jugado hasta el momento (continúa en actividad) 103 partidos, y anotando 21 goles. Jugó las Eurocopas del 2012 y 2016, y el Mundial de Rusia 2018, donde solo jugó en el primer encuentro ante Senegal.

Blaszczykowski-kxwH--620x349@abc

Cada gol que anota, “Kuba” mira hacia el cielo recordando a su madre. “Nunca voy a entender por qué sucedió. Yo siempre me pregunto ‘¿por qué?’ Hasta el final de mi vida voy a tener que vivir con esto. Daría todo lo que fuera a cambio de que mi madre estuviera viva”.

En Mayo del 2012 vivió otro momento duro en su vida, su padre -ya en libertad- falleció, y “Kuba” decidió asistir a su funeral, pese a que desde aquel suceso que enlutó su vida, jamás volvió a verlo.

Antony Callero

LEYENDAS…Gyorgi Sarosi…el abogado del fútbol

sarosi-a-hivatalnok-600x483

Gyorgi Sarosi fue uno de los mejores futbolistas que dio el fútbol húngaro; nacido un 5 de Agosto de 1912 en Budapest, Sarosi podía jugar en cualquier puesto del campo de juego, pero su consagración llegaría como delantero centro.

Ingresó en las inferiores del Ferencvaros a los 15 años, y a los 18 debutaba en Primera División. Alternaba el fútbol con sus estudios de abogacía, recibiéndose en 1937.

Jugó el Mundial de Italia 1934, donde su seleccionado cayó en Cuartos de Final ante Austria, pero dejando destellos de su gran calidad. Había sido convocado para el Mundial de 1938, pero había declinado en principio participar del mismo, ya que tenía un importante caso judicial que le podía dejar una importante remuneración económica.

En esos momentos su familia pasaba por bastantes apremios, y si bien el entrenador Karoly Dietz y sus compañeros hablaron con Gyorgi para que replanteara la idea, fue su padre quién lo logró convencer. Le pidió que se dedicara al fútbol, que tenía grandes condiciones, y que podía obtener mayores ingresos que como abogado.

Sarosi acudió al Mundial como capitán de aquel seleccionado “magyar”, que consiguió llegar a la final frente a la Italia de Vittorio Pozzo. En un gran partido Italia se impuso a Hungría 4 a 2 y logró el bicampeonato, pero Sarosi fue reconocido como uno de los mejores jugadores del torneo.

10.Sarosi-Gyorgy-1

Jugó 18 temporadas en el Ferencvaros, donde logró 10 títulos, cinco Ligas, cuatro Copas Nacionales y una Mitropa Cup, anotando 351 goles.

Tras su retiro en 1948 pretendía retomar su carrera como abogado, sin embargo de inmediato le llegaron ofrecimientos para ser entrenador, y no las desestimó.

Partió a Italia, donde entrenó durante 12 años a equipos como el Bari, Luchesse, Genoa, Roma, Bologna, Brescia y Juventus, donde logró llevar al título al conjunto turinés en la temporada 1951-1952.

Tras dirigir al Lugano de Suiza en la campaña 1962-63, se alejó de los banquillos definitivamente, después de 33 años en el fútbol profesional.

El 20 de Junio de 1993, Sarosi fallecía en Génova a los 80 años de edad. La revista World Soccer lo ubicó en el puesto 87 entre los mejores futbolistas del Siglo XX.

CtYniI7WIAIBugo.jpg

El “Doctor” como lo apodaban, comenzó jugando como defensa central, pasó por los puestos de mediocampista, y finalmente acabó de delantero centro. Era un jugador de los mas completos, alto, rápido, técnico, elegante para transitar con el balón, de muy buen juego aéreo, y con mucho olfato goleador.

Sarosi, es una de las grandes leyendas del fútbol mundial de las décadas del 30 y 40.

Antony Callero.