Anécdotas…El soldado Trautmann se deja la vida por sus colores

Bert Traumann…una vida de película…De prisionero de guerra, a héroe inesperado en Wembley.

El fútbol le dio una oportunidad inesperada a Trautmann, aquel soldado alemán de la 2ª Guerra Mundial que fue prisionero de los rusos, de los franceses, y de los norteamericanos, logrando siempre escapar.

Pero finalmente fue capturado por soldados británicos, que lo llevaron a Ostende y posteriormente a Essex.

Era considerado un nazi peligroso, por lo que estaba encarcelado bajo estrictas medidas de seguridad. Allí Trautmann fue reeducado, y de a poco insertado en la sociedad.

Durante su reclusión, el fútbol era un momento importante de ocio, y allí fue puliendo sus condiciones de cancerbero ágil y muy arriesgado.

Ficha para el St. Helens -un equipo amateur- en 1948, pero al año siguiente el Manchester City le echa el ojo.

Sus comienzos en Inglaterra no fueron fáciles, todos lo veían como un nazi y era muy resistido, hasta que las palabras del rabino Alexander Altmann “calmaron las aguas”: “Bert es un joven decente. No podemos castigar a un alemán en concreto, por aquello que haya hecho un país”.

De a poco Trautmann se fue ganando un lugar en el City, llevando al equipo ciudadano a coronarse como campeón de la FA Cup en 1956.

Un año antes, los “citizens” habían caído 3-1 en la final ante el Newcastle, pero en la final del 56 Trautmann se dejó hasta la vida, y el City con su victoria 3-1 frente al Birmingham, logró levantar el codiciado trofeo en Wembley.

A 15 minutos del final, el portero alemán sufrió un duro golpe, quedando tendido en el piso, pero se levantó, y con visibles muestras de dolor continuó en el campo de juego.

El Birmingham buscaba el descuento, pero Trautmann seguía arriesgando su físico, hasta que llegó el pitazo final.

Días después, y realizados los estudios de Rayos X, se determinó que el portero había sufrido una fractura de una vértebra de su cuello, y dislocadas otras 4 vértebras.

Jugaría en el City hasta 1964, totalizando 545 juegos, retirándose del fútbol activo un año después en el Wellington Town.

Fue entrenador en modestos equipos de Inglaterra y Alemania, y después de las selecciones nacionales de Birmania, Tanzania, Liberia y Pakistán.

El legendario portero ruso Lev Yashin dijo una vez “Solo ha habido dos porteros de primera clase mundial. Uno fue Lev Yashin y el otro aquel chico alemán que jugaba en el Manchester, Trautmann.”

Falleció en Valencia un 19 de Julio de 2013, a los 89 años de edad…se iba uno de los mejores porteros de la historia.

Antony Callero