Frases…Eduardo Galeano, un apasionado del fútbol

Nació en Montevideo (Uruguay), un 3 de Septiembre de 1940, y es considerado uno de los mas grandes personajes de la literatura latinoamericana, hablamos de Eduardo Galeano.

Algunas de sus obras mas populares fueron “Las venas abiertas de América Latina”, que vio la luz en 1971, y la trilogía “Memoria del fuego” (1982-1986).

Además de gran escritor, supo hacer periodismo en diferentes medios del Río de la Plata, y también abrazó una gran pasión por el fútbol, la cuál quedó reflejada en sus libros “Su majestad el fútbol” o “El fútbol a sol y sombra”, entre otros.

En este artículo repasamos algunas de las frases que nos dejó este gran artista uruguayo, fanático de Nacional.

“Como todos los uruguayos, toditos, yo nací gritando gol. No tengo nada de original porque, como se sabe, en mi país las maternidades hacen un ruido infernal porque todos los bebés se asoman al mundo entre las piernas de la madre gritando gol. Yo también grité gol para no ser menos y como todos quise ser jugador de fútbol”, nos dice en su libro “El fútbol a sol y sombra”.

“Siempre jugué muy bien, la verdad maravillosamente bien. Era el mejor de todos, pero sólo de noche mientras dormía. Durante el día, hay que reconocerlo, he sido el peor pata de palo que se ha visto en los campitos de mi país”.

“En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”.

“¿En qué se parece el fútbol a Dios? En la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales”.

“Yo no soy más que un mendigo de buen fútbol. Voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico una linda jugadita por amor de Dios. Y cuando el buen fútbol ocurre, agradezco el milagro sin que me importe un rábano cuál es el club o el país que me lo ofrece”.”

“El fútbol es la única religión que no tiene ateos”.

8“El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue”.

“El fanático es el hincha en el manicomio. La manía de negar la evidencia ha terminado por echar a pique a la razón y a cuanta cosa se le parezca, y a la deriva navegan los restos del naufragio en estas aguas hirvientes, siempre alborotadas por la furia sin tregua”.

“Y yo me quedo con esa melancolía irremediable que todos sentimos después del amor y al fin del partido”.

Galeano falleció un 13 de Abril de 2015 en su Montevideo querido, pero nos dejó reflejada su pasión por el fútbol en sus obras.

Antony Callero