Curiosidades…La increíble historia de Ajrik Tsveiba, el hombre de las cuatro selecciones

Quizás el nombre de Ajrik Tsveiba no les suene mucho, pero este hombre nacido un 10 de Septiembre de 1966 en Gudauta (República de Abjasia), territorio perteneciente a Georgia, y que esta no reconoce como independiente, tiene la particularidad de haber vestido la camiseta de cuatro seleccionados diferentes.

Debutó en el Dínamo Sujumi en la temporada 1983-1984, para después pasar al Energiya Jabarovsk en 1985, mientras que desde 1985 a 1989 lo hizo en el Dínamo Tbilisi de la Unión Soviética.

De posición zaguero o lateral, fue llamado a la selección soviética en 1990, ya por este entonces jugaba en el Dínamo Kiev de Ucrania, donde lo hizo hasta 1993.

En 1991 se desata el conflicto en su país, lo que derivó en la independencia de varios países, y la disolución de la URSS.

Unión Soviética estaba clasificada para la Euro de 1992 en Suecia, pero no podía participar, debido a que ya no existía como país, por lo se creó la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Con autorización de la FIFA, la C.E.I participó del torneo, y Tsveiba vistió allí su segunda camiseta nacional. Este “nuevo país” duró apenas 6 meses, por lo que al desaparecer, dichos jugadores tuvieron que optar por defender a otros países.

Como Tsveiba en ese momento jugaba en el fútbol ucraniano, fue llamado a defender la casaca nacional, haciendo su debut un 26 de Agosto de 1992, en un amistoso ante Hungría.

Después de jugar unos meses en el Kamaz de Rusia, emigró a China para jugar en el Qingdao Hainiu, entre 1994 y 1996 defendió al Gamba Osaka de Japón, para volver a Rusia en 1997, donde defendió al Alania Vladikavkaz.

Esto le abrió las puertas nuevamente para defender otra selección nacional, esta vez la de Rusia, con la cuál disputó 8 encuentros, incluyendo 4 de clasificación para el Mundial de Francia 1998.

Volvió a China en el 98 para jugar en el Chongqing Lifan, después pasó por el Elista de Rusia y el Dínamo Moscú, para finalizar su carrera deportiva en el AEK Larnaca de Grecia en el 2002.

Tsveiba vistió las camisetas nacionales de la URSS, la Comunidad de Estados Independientes, Ucrania y por último de Rusia, pero curiosamente nunca llegó a ponerse la de Georgia, su tierra natal.

Antony Callero

Curiosidades…Una moneda le da el título de Europa a Italia.

fachetti-italia-campeona-eurocopa-1968

El 5 de Junio de 1968, Italia y Unión Soviética se enfrentaban en una de las semifinales de la Eurocopa de Selecciones, en el Estadio San Paolo de Nápoles.

Después de una fase clasificatoria, y de Cuartos de Final disputados en partidos de ida y vuelta, cuatro selecciones accedieron a la fase semifinal, Italia, Inglaterra, URSS y Yugoslavia.

Esta “Final Four” se disputaría en Italia, que buscaba su primer título a nivel continental. Su rival en semifinales era la URSS, semifinalista del último mundial disputado en Inglaterra 1966.

En un partido áspero, donde Italia nunca se apartó de su libreto, el 0 a 0 llevó el partido a la prórroga. En los 30 minutos adicionales el marcador no se alteró, y allí el colegiado alemán Kurt Tschenscher tomó la decisión de definir el finalista por medio de una moneda.

El reglamento del torneo no estipulaba un partido desempate, y tampoco la tanda de penaltis estaba todavía implantada, por lo que se recurrió a ese curioso método para decidir quién jugaría la gran final.

Todo se decidió en los vestuarios del San Paolo, el capitán italiano Giacinto Facchetti eligió cara, y por el otro lado el ruso Shesternyov iba por la cruz. La diosa fortuna estuvo del lado de los italianos. El capitán saltó al campo de juego para celebrarlo con sus compañeros, desatando la locura de todos los presentes en el Estadio.

Y finalmente Italia se consagraría campeón, aunque para ello iba a prolongar su sufrimiento. Consiguió empatar con Yugoslavia en la final 1 a 1; Dzajic adelantó a los balcánicos, y Angelo Domenghini a 10 minutos del final puso las tablas en el marcador.

A las 48 horas estaba fijado el desempate y allí Italia finalmente pudo salir airoso 2-0 con los goles de Gigi Riva y Pietro Anastasi, para consagrarse campeón de Europa por primera vez, y con la “diosa fortuna” de su lado.

Antony Callero.

 

Leyendas…Lev Yashin, “la araña negra”, el portero que marcó una época.

yashin

Para muchos, fue el mejor portero de la historia, le apodaban “la araña negra”, por su agilidad, sus largos brazos, y por ir siempre vestido de negro, su nombre: Lev Ivanovich Yashin.

Yashin había nacido en Moscú el 22 de Octubre de 1929, y sus primeros pasos fueron en el hockey sobre hielo, donde por supuesto también era portero. Recién a la edad de 14 años comenzó a jugar al fútbol, y a los 20 se integró en las filas del Dínamo Moscú.

El joven Yashin rápidamente se fue convirtiendo en uno de los mejores porteros del fútbol ruso, y en un referente del seleccionado nacional, con el cuál jugó las Copas del Mundo de 1958, 1962 y 1966.

Su primer gran logro, fue la medalla de oro olímpica en 1956, y después se dio el lujo de ganar con el equipo de la Unión Soviética, la primera Eurocopa, realizada en 1960.

Su vida la dedicó al club de sus amores, el Dínamo Moscú, con el que obtuvo 5 Ligas rusas y 3 Copas. Durante su trayectoria, dicen que atajó 150 penales, una cifra extraordinaria.

yashin 2

Otro de los hitos de este fenómeno, fue haber recibido en 1963 el Balón de Oro como mejor jugador de Europa, la primera y única vez que un portero, recibía una distinción de ese tipo.

A causa de una grave enfermedad, Lev Yashin, nos dejó un 20 de Marzo de 1990. Se fue así, para muchos que le vieron, el más grande de la historia en su puesto, un hombre que dejó un legado enorme para las generaciones posteriores, un modelo de arquero, que enseñó el camino y los secretos del arco.

Antony Callero