Historias…Una noche con mucho sabor a café

El 5 de Septiembre de 1993, el Estadio Monumental de Nuñez viviría una de las noches mas negras para el fútbol argentino.

Ese día, una gran Colombia vapuleaba a Argentina 5 a 0, por la Clasificación para el Mundial de Estados Unidos 1994, consiguiendo así el boleto para la máxima justa ecuménica, y mandando a los argentinos a la repesca.

Es quizás el partido mas recordado por todo el pueblo futbolero de Colombia, que disponía por ese entonces de una generación dorada de jugadores.

Los dirigidos por Francisco “Pacho” Maturana ingresaron al campo de juego con Óscar Córdoba, Luis Herrera, Luis Perea, Alexis Mendoza y Wilson Pérez; Leonel Álvarez, Gabriel Gómez, Freddy Rincón y Carlos Valderrama; Faustino Asprilla y Adolfo Valencia,

Del otro lado el equipo de Alfio Basile alistaba con Sergio Goycochea, Julio Saldaña, Jorge Borelli, Óscar Ruggeri y Ricardo Altamirano; Gustavo Zapata, Fernando Redondo, Diego Simeone y Leonardo Rodríguez; Ramón Medina Bello y Gabriel Batistuta.

Recordemos que Argentina venía de ser bi campeón de América (1991-1993), y sub campeón del mundo (1990), por lo que eso realza aún mas la victoria del conjunto cafetero.

Un tanto de Freddy Rincón daba la ventaja a la visita al minuto 41, y al comienzo de la segunda parte el “Tino”Asprilla anotaba el segundo.

Argentina entro en desesperación en los minutos finales, y fueron cayendo mas tantos para Colombia, Rincón a los 72 marca el tercero, Asprilla a los 74 el cuarto, y Valencia a los 84 completa la goleada.

Los 73.000 espectadores presentes esa noche en el Monumental, no podían creer lo que estaban observando, fue una demostración de alto nivel del equipo de Maturana, y liderado en cancha por un genial Carlos Valderrama, que de esa manera clasificaba para su tercer Mundial.

En tanto que Argentina, favorecida por el empate entre paraguayos y peruanos, clasifica segundo en el grupo, y jugaría la repesca con Australia.

Los titulares de los diarios argentinos al otro día hablaban de vergüenza, y alababan el gran f’utbol desplegado por Colombia.

Antony Callero