Historia de los Mundiales…Uruguay 1930

Allí comenzó todo…En Montevideo se dio el primer paso, de un torneo que con el tiempo se fue transformando en el mayor evento deportivo del planeta: la Copa Mundial de la FIFA.

Como todo comienzo nada fue fácil. Durante los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928 se realizó el Congreso de la FIFA entre los miembros afiliados, y se resolvió con 25 votos a favor y 5 en contra, de la creación de un torneo mundial, que sea independiente a los Juegos Olímpicos.

Fueron varios los países que se postularon para dicha organización, pero Jules Rimet -presidente de la FIFA- apoyaba la candidatura de Uruguay por varios motivos, Europa venía saliendo de una guerra, el país sudamericano era el actual bi campeón olímpico (1924-1928), y en 1930 conmemoraba sus 100 años de la Jura de la Constitución.

Fue en el Congreso de 1929 en Barcelona que Uruguay fue elegido por unanimidad para ser sede del evento, tras la declinación de los otros postulantes, el mas fuerte de ellos, Italia.

Se invitó a todos los miembros de la FIFA para participar del evento, pero hubo un problema, la gran distancia que debían recorrer los seleccionados europeos para llegar a Montevideo, y los altos costos que esto implicaba.

Además los grandes clubes europeos fueron los primeros en levantar su voz, ya que perdían a sus futbolistas por varios meses, esto provocó que Europa prácticamente diera la espalda al torneo.

Si bien Jules Rimet hizo todas las gestiones, solo Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania llegaron desde el viejo continente para animar la competencia.

Con la participación finalmente de 13 seleccionados, los cuatro europeos, siete de Sudamérica, además de Estados Unidos y México, se procedió a la conformación de los grupos.

Sería un grupo de 4 equipos y tres de 3 equipos, donde el primero avanzaba a las semifinales.

El 13 de Julio con dos partidos se dio el puntapié inicial al torneo, en el viejo Estadio de Pocitos, Francia se imponía 4 a 1 a México, y allí el galo Lucien Laurent anotaba a los 19 minutos el histórico primer gol de la historia de esta competición.

A la misma hora en el Parque Central, Estados Unidos se imponía 3 a 0 a Bélgica.

Argentina se adjudicó el Grupo 1 con puntaje ideal (6 puntos), tras imponerse 1 a 0 a Francia, 6 a 3 a México y 3 a 1 a Chile.

En el Grupo 2 se dio la gran sorpresa, Yugoslavia eliminó a Brasil, al que derrotó 2 a 1, después golearon 4 a 0 a Bolivia, y lograron sentenciar el pase a semis.

El local, Uruguay, quedó enmarcado en el Grupo 3, venció por un escueto 1 a 0 a Perú en el debut, fue un 18 de Julio de 1930, el día que se inauguró el mítico Estadio Centenario. Héctor «Manco» Castro entró en la historia al anotar el primer gol en dicho estadio.

Posteriormente los celestes golearon a Rumania 4 a 0, y lograr el pase a la fase decisiva.

El seleccionado de Estados Unidos se llevó el Grupo 4, tras vencer 3 a 0 a Bélgica y 3 a 0 a Paraguay.

En semifinales los clásicos rivales sudamericanos no dejaron dudas, Uruguay goleó a Yugoslavia 6 a 1 y Argentina se impuso a Estados Unidos por el mismo marcador (6-1).

Los grandes rivales rioplatenses se citaron en la final el 30 de Julio en el Estadio Centenario, fue victoria para los charrúas por 4 a 2.

Pablo Dorado adelantó a Uruguay a los 12 minutos, pero antes del descanso los goles de Carlos Peucelle y Guillermo Stábile le dieron la ventaja a los argentinos.

En la segunda mitad el equipo celeste salió en forma decidida a revertir el resultado, impulsado por su público consiguió empatarlo a través de Pedro Cea a los 57.

A los 68 el Canario Iriarte marcó el 3 a 2 y cerró la cuenta Héctor Castro a los 89 para poner el 4-2 definitivo, y desatar la locura en el Centenario, donde Uruguay se consagraba campeón de la primera Copa del Mundo de la FIFA.

El argentino Guillermo Stabile fue el máximo anotador de ese torneo con 8 goles, seguido del uruguayo Pedro Cea con 5.

Así fue que comenzó todo, un Mundial que dejó un sinfín de anécdotas, y que confirmó el poderío del fútbol rioplatense, aunque hay que decir que las grandes potencias europeas del momento no se hicieron presentes en la competición, hablamos de España, Inglaterra, Italia, Hungría, Checoslovaquia, entre otros.

Antony Callero

Clubes…Partizán…uno de los poderosos del fútbol serbio

Fundado el 4 de Octubre de 1945, el Partizán de Belgrado es uno de los dos equipos mas importantes del fútbol serbio, y eterno rival del Estrella Roja.

Su fundación estuvo a cargo de un grupo de altos oficiales jóvenes del Ejército Popular Yugoslavo, y algunos veteranos de la Guerra Civil Española.

Dentro de sus fundadores nos encontramos con Koča Popović , Peko Dapčević , Bogdan Vujošević , Mijalko Todorović, Otmar Kreačić , Božo Švarc y Ratko Vujović , quién fue el primer presidente del nuevo club. 

El 6 de Octubre de 1945 hace su primer presentación, jugando un amistoso ante un seleccionado de Zemun. Florijan Matekalo anotó el primer gol de la historia del club.

Hasta 1991 compitió en la Liga Yugoslava de Fútbol, obteniendo el primer título en la temporada 1946-1947.

En 46 campeonatos disputados sumó 11 títulos ligueros, solo superado por el Estrella Roja (19).

En 1992 se produjo la Independencia de Serbia, y en la temporada 92-93 se jugó el primer torneo oficial del nuevo país, siendo el Partizán el primer campeón. A partir de la temporada 2006-2007 se pasó a denominar Súper Liga de Serbia

Al ganar el título en la temporada 2011-2012, Partizán consiguió el único quinquenio del fútbol serbio. En la actualidad acumula 16 torneos de Liga, contra 12 del Estrella Roja.

Si tomamos en cuenta todo el historial de las Ligas de Yugoslavia y Serbia desde 1923 a la fecha, son 27 campeonatos de Liga para el Partizán (el Estrella Roja tiene 32).

Además en su palmarés acumula 16 Copas y 1 Súper Copa, y a nivel internacional obtuvo la Mitropa Cup en 1976.

En la temporada 1965-1966 el Partizán rozó la gloria europea, perdiendo la final de la Copa de Clubes de Campeones de Europa ante el Real Madrid.

En el Estadio Heysel de Bruselas, ante unos 55.000 espectadores, el Madrid se impuso 2 a 1 con goles de Amancio y Serena, en tanto que Velibor Vasovic había adelantado al equipo yugoslavo.

Momcilo Vukotic es una de las mayores glorias del club, siendo quién ostenta el record de presencias con la camiseta del Partizán, 791 partidos.

Por su parte el máximo goleador histórico es Stjepan Bobek, un delantero que defendió al equipo entre 1945 y 1959, y que además fue mundialista con Yugoslavia en 1950 y 1954.

Bobek marcó 425 goles con la camiseta del Partizán, siendo además el quinto máximo goleador histórico en las Ligas de Europa.

Además de Bobek, por el Partizán pasaron grandes futbolistas como Milutin Soskic, Velibor Vasovic, Milan Galic, Ilija Mitic, Dragan Mance, y mas acá en el tiempo Predrag Mijatovic, Slavisa Jokanovic, Branko Brnovic, Savo Milosevic, Stevan Jovetic, entre otros.

Su rivalidad con el Estrella Roja data desde el 5 de Enero de 1947 cuando se enfrentaron por primera vez, siendo triunfo de su clásico rival 4 a 3.

Ambos clubes tienen orígenes muy diferentes, tanto a nivel político, como social y cultural, por lo que cada partido entre ambos es una guerra futbolística dentro del campo, y con episodios de mucha violencia fuera de ella.

El Estrella Roja domina «el derbi eterno» con 85 victorias, contra 61 del Partizán y 58 empates, aunque el Partizán le endosó la mayor goleada a su rival, fue el 7 de Diciembre de 1953 por 7 a 1.

Juega como local en el Estadio Partizán, con capacidad para 33.000 espectadores, y que fuera estrenado el 9 de Octubre de 1949.

Antony Callero

El hombre de las tres selecciones

El serbio Dejan Stankovic, tiene un record que será muy difícil de igualar: jugar 3 Mundiales con 3 selecciones diferentes.

En el Mundial de Francia 1998, Stankovic defendió a la selección de Yugoslavia, que cayera en Octavos de Final 2 a 1 ante Países Bajos.

El conflicto en los Balcanes provocó el desmembramiento de Yugoslavia, y la aparición de nuevas repúblicas independientes.

Fue así que en el 2006 Stankovic disputaría su segunda Copa del Mundo, esta vez con la selección de Serbia y Montenegro.

Se fueron del torneo con 3 derrotas en 3 partidos disputados.

Ese mismo año las dos naciones se separarían y pasarían a ser independientes.

Así fue que para Sudáfrica 2010, el futbolista estaría presente en su tercera Copa del Mundo, pero esta vez con la selección absoluta de Serbia.

Pese a conseguir una sorpresiva victoria 1 a 0 ante Alemania en la fase de grupos, los serbios quedan últimos y eliminados en primera fase, después de caer ante Ghana y Australia.

En total, Stankovic disputó un total de 9 partidos en Mundiales, donde anotó un gol.

Nacido el 11 de Septiembre de 1978 en Belgrado, tuvo una carrera muy importante como futbolista, iniciándose en el Estrella Roja de su país, para después pasar por Lazio e Inter de Milán, club este último donde jugaría durante 9 temporadas.

Tras su retiro en 2013 dirigió al Udinese y actualmente lo hace en el Estrella Roja desde el 2019.

Antony Callero

Curiosidades…Zaire y un debut poco afortunado en los Mundiales

El seleccionado de Zaire tomó parte de la Copa del Mundo de Alemania 1974. Era la tercera participación de una selección africana, tras hacerlo Egipto en 1934, y Marruecos en 1970.

El equipo era dirigido por el entrenador yugoslavo Blagoiev Vidinic, y en el debut debían medirse ante Escocia, que tenía jugadores muy destacados como Denis Law, Kenny Dalglisjh o Joe Jordan entre otros.

Fue triunfo de los escoceses por 2-0, pero los africanos «salvaron» un debut complicado, y donde se presagiaba una goleada en contra.

El segundo escollo sería Yugoslavia, pero habría un hecho que alteraría el normal desarrollo del juego.

Antes del mismo, los asesores del gobierno se presentaron en la concentración, e informaron al plantel que no cobrarían lo estipulado por participar del certamen.

En principio no querían presentarse, pero finalmente por miedo a futuras represalias decidieron hacerlo, pero no mostraron oposición dentro del terreno de juego.

A los 18 minutos ya ganaba 3-0 Yugoslavia. Allí fue cuando el entrenador Vidinic recibió una orden de la Federación, «hay que sustituir al portero Muamba Kazidi, a quién se culpaba de los goles recibidos.

Tras el ingreso del portero suplente la cosa no cambió mucho; los goles del equipo balcánico fueron cayendo uno tras otro, finalmente los africanos acabaron perdiendo 9-0, una derrota humillante que enfureció al dictador Mobutu.

El siguiente rival sería Brasil, y la consigna de Mobutu fue muy clara: “Si en el partido frente a Brasil les meten cuatro goles o más, mejor que se queden en Alemania”.

Al final Zaire terminó perdiendo 0-3 ante Brasil. La desesperación de los jugadores zaireños era tal, que cualquier cosa les venía bien para hacer tiempo, hasta patear un balón para el otro lado, cuando su rival estaba por rematar un tiro libre cercano al área.

Según los propios jugadores, no solo tuvieron que sufrir el mal trato de sus propios directivos, sino que también de los rivales; en el primer juego ante Escocia, fueron blanco de insultos racistas, y hasta escupitajos por parte de los británicos.

Con 3 derrotas en 3 juegos, 14 goles en contra y ninguno a favor, terminó está exótica participación de Zaire en el Mundial de Alemania 1974, la única que registra hasta el momento en su historial.

Antony Callero

Noticias…Fallece Radomir Antic, único entrenador que dirigió al Real Madrid, Barcelona y Atlético Madrid

Dirigió a los tres grandes de España, y no es poca cosa…El serbio Radomir Antic, que ha dejado una fuerte huella en el fútbol español, falleció el lunes a los 71 años de edad en Madrid, víctima de una enfermedad con la cual venía luchando desde hace tiempo.

Antic, nació en Zitiste, un 22 de Noviembre de 1948. En 1967 hizo su debut en el Sloboda Uzice de Yugoslavia, para pasar en 1970 al Partizán de Belgrado, club en el cual destacó en su posición de defensa.

En 1977 emigró al fútbol turco para jugar una temporada en el Fenerbahce, al año siguiente ficha para el Zaragoza de España, y culmina su carrera como futbolista en el Luton Town de Inglaterra, donde estaría 4 temporadas (1980-1984).

Tras colgar los botines se dedica a la dirección técnica, comenzando en el club de su amores, el Partizán, en 1985, siendo campeón de la liga de su país en las primeras dos temporadas.

Después recalaría en España en 1988 en el Real Zaragoza, hasta que en 1990 ficha por el Real Madrid, donde en dos temporadas no consigue títulos.

En la última marchaba como líder de la Liga, pero el Presidente por ese entonces, Ramón Mendoza, decide sustituirlo porque no le gustaba como jugaba el equipo. En su lugar asumió el holandés Leo Benhakker, quién pierde la Liga en la última jornada frente al Tenerife.

De allí se marcha al Real Oviedo (1992), para llegar al Atlético Madrid en 1995, club con el cuál ganaría prestigio en su carrera, ganando la Liga Española 95-96 y la Copa del Rey también ese año, donde la prestigiosa revista «Don Balón» lo elige como el mejor entrenador del mundo.

En el 2000 regresa al Real Oviedo durante una temporada, y después de 2 años sin dirigir es llamado por el Barcelona en el 2003, estando apenas unos meses en el banquillo.

Se dio el gusto de dirigir a la selección de Serbia en el Mundial de Sudáfrica 2010, aunque a él le hubiera gustado que fuera la verdadera Yugoslavia.

Posteriormente entrenaría al Celta de Vigo, y a los equipos chinos de Shandong Luneng y Hebei Zhongji, donde entrenó hasta el 2015.

Desde niño el fútbol fue su pasión, el siempre recordaba cuando apareció por primera vez en un periódico local por un partido de fútbol. Cuando le muestra a su madre, ésta le mira y le dice: «Muy bien, hijo. Mañana todo el pueblo irá al servicio contigo».

Su pasaje por el Barcelona lo recuerda con pocas palabras «dos meses allí, eran como dos años en otros lugar…»

Además del fútbol, Antic era un muy buen jugador de ajedrez, incursionó en el boxeo amateur, y también pudo haber tenido la oportunidad de jugar en el seleccionado serbio de baloncesto, pero finalmente acabó inclinándose por el fútbol.

En su etapa como entrenador del Atlético tuvo algunos roces con Diego Simeone. «En el Atleti-Barça del año del campeonato, que perdimos 3-1, no jugó Simeone. Se borró del partido porque tuvo una llamada de la Selección argentina y para él su seleccionado estaba por encima de todo. Ahí tomamos una decisión y lo dejamos ir con su selección, no jugó ese partido. Hablamos de que pueda jugar, de poder encontrar un avión para que llegue, pero no, en la reunión nos dejó en claro que iba a jugar con su selección”, dijo Antic años después en una entrevista.

Antony Callero

Curiosidades…Y llegaron los penales !!

Antonín Panenka definiendo la Euro 1976 a favor de Checoslovaquia, picando la pelota

Si bien la FIFA aprobó la definición por penales el 27 de Junio de 1970, por recomendación de la International Board, ya antes se había utilizado en otras competiciones.

La primera vez que se tiene conocimiento de ello fue en los dieciseisavos de final de la Copa de Yugoslavia temporada 1952-1953, donde el HNK Rijeka venció a su oponente, el Proleter Osijek 4-3.

En América por su parte, en 1954 por la Copa México, América iguala 0 a 0 ante Guadalajara y lo derrota 3-2 en la tanda de penaltis.

El 18 de Junio de 1957, Suecia y Noruega se enfrentan en un amistoso, empatan 0 a 0 y deciden tirar penales para definir el ganador, triunfando los suecos.

En 1968 ocurriría un hecho que haría que la FIFA comenzara a tomar cartas en el asunto. Italia y Unión Soviética igualan en las semifinales de la Eurocopa, y para decidir el vencedor se lanza una moneda, resultando Italia el favorecido y avanzando de esa manera a la final.

Fue así que a partir de 1970 se instaura la definición por penaltis, en caso de empate en los 90 minutos, y tiempo extra, si estipula el reglamento de la competición.

La primer definición oficial fue en las semifinales de la Copa Watney en 1970 en Inglaterra, donde el Manchester United derrotó al Hull City. George Best fue el primer futbolista en anotar desde los 12 pasos en forma oficial, y el escocés Denis Law el primero en marrar un penalti.

En principio un equipo lanzaba 5 penaltis, y el otro después lanzaba los otros 5, algo que se cambió en 1976, donde se pateaba alternado uno y uno.

A nivel de selecciones, la primera definición por penales fue entre Checoslovaquia y Alemania en la final de la Eurocopa 1976.

Tras empatar 2-2 en tiempo reglamentario, los checos se imponen 5-3 por penaltis y se consagran campeones. Un momento histórico, retratado por ese último lanzamiento de Antonín Panenka, que se la pica al gran Sepp Maier, para anotar el tanto que le daba el título.

En Copa del Mundo por su parte, Alemania Federal y Francia registran la primera definición en el Mundial de España 1982, tras un partido inolvidable que igualaron 3 a 3, los germanos se imponen 5-4 y alcanzan la gran final ante Argentina.

Antony Callero

Historias…Bubamara…Una Escuela de fútbol en medio de la crueldad de la Guerra

Año 1992…tiempos difíciles en Europa, en los Balcanes una cruenta Guerra se había desatado en la Ex Yugoslavia, y en medio de esa crueldad una Escuelita de Fútbol que nace en Bosnia, parece un locura, pero no lo es.

Predag Pasic fue un jugador de orígen bosnio, que defendió la selección de Yugoslavia en el Mundial de España 1982. Jugó en el Fútbol Club Sarajevo, y después emigró a la Bundesliga Alemana para pasar por el Stuttgart y el Munich 1860, colgando los botines en 1988.

Regresó a su país, y cuando se desata el conflicto bélico pensé en emigrar, pero no…debía quedarse a ayudar, principalmente a los niños desprotegidos.

Los directivos del Stuttgart ofrecen a Pasic regresar a Alemania, para hacerse cargo de sus Escuelas de Fútbol, pero el ex futbolista se niega.

“Sarajevo es mi ciudad y sus habitantes son mi gente. Todo el mundo me conocía y me quería por haber sido la estrella del FK Sarajevo. Se identificaba conmigo y, en cierta forma, yo les pertenecía. No lo pensé ni dos veces. Supe que debía quedarme”, dijo Pasic

“Quería ser útil, pero no sabía cómo. Lo que más me angustiaba era la situación de los niños. No soportaba saberlos encerrados, ociosos, angustiados y sin esperanza. Fue, pensando en ellos, que se me ocurrió la idea de abrir una escuela de fútbol bajo las bombas.”

Fue así que para alejar a esos pequeños del horror y la crueldad de la Guerra, decide formar la Escuela de Fútbol Bubamara, que dio su puntapié inicial un 15 de Mayo de 1993.

A través de Radio Sarajevo hace un llamado convocando a niños de cualquier origen y religión, pensaba que quizás 20 o 30 pudieran animarse a venir, no era fácil salir de sus trincheras en sus casas, una bala perdida podía acabar con la vida de cualquier chico o persona. Sin embargo el llamado fue todo un éxito, nada menos que 200 niños se presentaron, y en pocos días esa cifra aumentó a 300.

Pasic había conseguido que esos niños se olvidaran de las bombas y de las armas, disfrutaban de un par de horas jugando al fútbol, y conviviendo con otros pequeños sin importar raza o religión.

“Bubamara era un oasis de paz. Afuera de la escuela, croatas, serbios y bosnios se mataban o se rehuían. En la escuela, adultos y niños seguían viviendo como siempre lo habían hecho en Sarajevo”, decía Pasic en una entrevista.

Dentro de esos niños que esquivaban balas para poder ir a entrenar a la Escuelita, había varios que después llegarían a triunfar en el profesionalismo, el mas reconocido, el centro delantero Edin Dzeko.

La Guerra finalizó en 1995, solo en Sarajevo se cobró 11.451 vidas, fueron tiempos difíciles, pero Pasic aguantó a pie firme con su proyecto, que llegó a tener 5 Escuelas en todo el país, con aproximadamente 5.000 chicos pateando un balón.

Hasta que la política nuevamente entra en juego, Pasic no tiene las mejores relaciones con el partido ultranacionalista de turno, y las autoridades lo despojan del Centro Deportivo, que pasa a manos del FC Sarajevo.

Por todos los medios Pasic intenta recuperar algo por lo cuál tanto luchó, pero fue imposible, y en Abril de 2014 decide tirar la toalla.

Hoy la Escuela ya no existe, pero su creador igualmente se siente orgulloso de lo conseguido: “Me queda un solo consuelo. Más de 10 mil niños pasaron por mi escuela. Les sigo la pista a muchos. En su mayoría son buenos profesionales. Unos 40 son excelentes futbolistas profesionales. Ninguno acabó en los rangos de los partidos políticos que pudren a Bosnia y Herzegovina.” 

“No pasa una semana sin que encuentre uno que otro ex alumno en la calle, en un restaurante o en el cine. Todos me dicen lo mismo: ‘usted me salvó del odio’. Y eso no me lo quita nadie.”, termina diciendo Pasic.

Antony Callero

 

     

Anécdotas…Lo de Mitic fue bien de Bobek

b66cc1aae00c787d0bd884ed5ec7fe7f.jpg

El 1º de Julio de 1950 en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro, Brasil y Yugoslavia definían el Grupo A de la Copa del Mundo de Fútbol.

Los yugoslavos llegaban con cuatro puntos, en tanto que Brasil, había empatado sorpresivamente ante Suiza, por lo que estaba obligado a ganar, para avanzar a la fase final del torneo.

El galés Griffiths era el árbitro de la contienda, secundado en las líneas por el austriaco Beranek, y el portugués Costa.

Por el lado de Brasil, jugaban Barbosa, Augusto (c), Juvenal, Bauer, Danilo, Bigode, Maneca, Ademir, Jair, Zizinho y Chico, un equipazo.

Del otro lado, los balcánicos lo hacían con Mrkušić, I.Horvat, B.Stanković, Zl.Čajkovski (c), M.Jovanović, Djajić, Dukas, Mitić, K.Tomašević, Bobek, y Ž.Čajkovski.

Los jugadores saltaron al campo de juego, pero sorpresivamente, Yugoslavia lo hizo sólo con 10 jugadores. ¿Qué pasó? Una de sus principales figuras, el lungo Rajko Mitic  -legendario jugador del Estrella Roja de Belgrado-, se olvidó de agacharse cuando iba a salir por el túnel, y sufrió una severa contusión en su cabeza.

El jugador debió regresar al vestuario para que lo atendieran, y como en aquella época, no estaban permitidos los cambios, los yugoslavos debieron comenzar el partido con 10 jugadores.

Los más experimentados, trataron de convencer a Mr. Griffiths, de que esperara para dar inicio al juego, pero todo fue en vano. Brasil aprovechó el desconcierto de los “yugos”, y a los 4 minutos ganaba 1 a 0 con gol de Ademir.

El lesionado Mitic, con una venda en su cabeza, ingresó a los 10 minutos de juego, cuando su equipo perdía 1 a 0. A los 89, Zizinho anotaría el segundo, y Brasil eliminaría a Yugoslavia de la Copa del Mundo.

Al final del partido, algún periodista en tono jocoso comentó que “lo de Mitic, fue bien de Bobek” (haciendo alusión al apellido de uno de sus compañeros).

Antony Callero

Anécdotas…La expulsión de Desnica y una remontada con “ayuda” del Madrid.

Desnica.jpg

En la temporada 1984-1985, Real Madrid enfrentaba al Rikeja de Yugoslavia, en la eliminatoria de Octavos de Final de la Copa UEFA. Los yugoslavos sorprendieron al Madrid en su casa, ganándole 3 a 1, por lo que el equipo “merengue”, tendría que remontar en el Bernabéu.

Una de las principales figuras del Rijeka, era un extremo zurdo llamado Damir Desnica, que había enloquecido al equipo español en la ida. Desnica tenía un detalle, que lo hacía diferente al resto: era sordomudo de nacimiento.

El partido en el Bernabéu se presentaba complicado para el Madrid, que no podía romper la portería rival. Pero esa noche, el equipo de Santillana, Valdano y cía., tendría un aliado especial, el árbitro de la contienda, el Sr. Roger Schoeters, colegiado de Bélgica.

La primera víctima de don Schoeters iba a ser Milenkovic a los 34 minutos de juego, quién se iría expulsado, dejando a su equipo con 10 hombres.

El Rijeka igualmente la seguía remando, hasta que llegó el gol de Juanito a los 67 minutos. Había que aguantar mas de 20 minutos, pero el colegiado seguiría haciendo de las suyas.

Y ahora el elegido sería el pobre Desnica. Primeramente recibió amarilla por hacer tiempo, y minutos después, el árbitro lo expulsa del campo de juego. Los inventores de historia, crearon todo un circo alrededor del ¿por qué fue expulsado Desnica?, incluso los medios de la época comentaron en forma jocosa, que el árbitro belga expulsó a un jugador sordomudo por protestar.

La historia no fue tan así, Desnica fue expulsado por perder tiempo deliberadamente, aunque sería raro hoy en día, que un jugador reciba dos tarjetas amarillas por el mismo motivo. El equipo español comenzó a aprovechar los “regalitos” de Schoeters, y Santillana a los 79 anotaba el segundo para igualar la eliminatoria.

Tres minutos después, el argentino Jorge Valdano anotaba el 3-0, que le daba la clasificación al equipo «merengue». El Rijeka terminaría con 8 hombres, porque Ticic también vería la roja sobre el final.

Esa temporada al final el Real Madrid terminaría ganando esa Copa UEFA, pero nadie se olvidará de esa penosa actuación del árbitro Schoeters, y de la anecdótica expulsión de Desnica.

Antony Callero

 

 

Curiosidades…Una moneda le da el título de Europa a Italia.

fachetti-italia-campeona-eurocopa-1968

El 5 de Junio de 1968, Italia y Unión Soviética se enfrentaban en una de las semifinales de la Eurocopa de Selecciones, en el Estadio San Paolo de Nápoles.

Después de una fase clasificatoria, y de Cuartos de Final disputados en partidos de ida y vuelta, cuatro selecciones accedieron a la fase semifinal, Italia, Inglaterra, URSS y Yugoslavia.

Esta «Final Four» se disputaría en Italia, que buscaba su primer título a nivel continental. Su rival en semifinales era la URSS, semifinalista del último mundial disputado en Inglaterra 1966.

En un partido áspero, donde Italia nunca se apartó de su libreto, el 0 a 0 llevó el partido a la prórroga. En los 30 minutos adicionales el marcador no se alteró, y allí el colegiado alemán Kurt Tschenscher tomó la decisión de definir el finalista por medio de una moneda.

El reglamento del torneo no estipulaba un partido desempate, y tampoco la tanda de penaltis estaba todavía implantada, por lo que se recurrió a ese curioso método para decidir quién jugaría la gran final.

Todo se decidió en los vestuarios del San Paolo, el capitán italiano Giacinto Facchetti eligió cara, y por el otro lado el ruso Shesternyov iba por la cruz. La diosa fortuna estuvo del lado de los italianos. El capitán saltó al campo de juego para celebrarlo con sus compañeros, desatando la locura de todos los presentes en el Estadio.

Y finalmente Italia se consagraría campeón, aunque para ello iba a prolongar su sufrimiento. Consiguió empatar con Yugoslavia en la final 1 a 1; Dzajic adelantó a los balcánicos, y Angelo Domenghini a 10 minutos del final puso las tablas en el marcador.

A las 48 horas estaba fijado el desempate y allí Italia finalmente pudo salir airoso 2-0 con los goles de Gigi Riva y Pietro Anastasi, para consagrarse campeón de Europa por primera vez, y con la «diosa fortuna» de su lado.

Antony Callero.