Curiosidades…Zamorano y el famoso dorsal 1 + 8

En la temporada 1996-1997, el chileno Iván Zamorano arriba al Inter de Milán, proveniente del Real Madrid, y utilizaría el dorsal número 9.

Al año siguiente, en la temporada 1997-1998, llega al equipo «neriazzurri» el brasileño Ronaldo, a quién le adjudicaron la camiseta número 10, ya que la 9 estaba en poder del chileno.

Para la campaña siguiente, la firma Nike -quién patrocinaba a Ronaldo- exigió al Inter de Milán, de que «su futbolista» llevara la número 9 en su espalda, por lo que solicitó a Zamorano que ceda ese dorsal al crack brasileño.

Lo más curioso del caso, es que Zamorano eligió la camiseta número 18 como sustituto, y entre los dos números le hizo agregar un signo de +, por lo que quedó 1 + 8.

Sin dudas de que el ingenio pudo mas para el gran Iván, que estuvo 5 temporadas en el equipo milanista, anotando 40 tantos en 148 partidos, y siendo campeón de la COPA UEFA en el año 1998.

Antony Callero

Anécdotas…Zamorano le da una lección a Valdano

20160824624be389b

La temporada 94-95 tenía a Jorge Valdano en el banquillo del Real Madrid. Barcelona venía de ganar cuatro Ligas consecutivas, por lo que la victoria era imperiosa para los “merengues”.

Al comenzar la pretemporada, Valdano incluye en la lista de jugadores transferibles al chileno Iván Zamorano, que no iba a ser tenido en cuenta por el Mister. El chileno no se resignó, y se negó a marcharse, ya que quería pelear un puesto en el equipo titular.

En una de las prácticas ocurrió un hecho curioso, que Zamorano cuenta con sus propias palabras: “era el primer entrenamiento con el Real, después de que Valdano me haya dicho que era el quinto delantero extranjero, y con pocas chances de jugar. Fui a una pretemporada en Suiza, yo estaba corriendo como un salvaje porque así era como corría. Y Valdano entró a jugar con nosotros… sin quererlo, la pelota le llegó a él, no me pude detener, trabé fuerte, lo levanté por el aire y cayó al piso. Desde el piso me dijo: “¿Siempre entrenas así, o sólo cuando odias a tu entrenador?”

Le respondí “¡Yo siempre entreno así!”. “Ahí él se dio cuenta que conmigo se había equivocado”, dijo Zamorano años mas tarde en una entrevista.

Al final el chileno terminó convenciendo al entrenador, y Real Madrid se coronó campeón de la Liga; Zamorano anotó 28 tantos y fue el “Pichichi” del torneo. Un final feliz a una historia que empezó enredada.

Antony Callero.